Tareas de fiscalización en el sector algodonero

Las acciones se desarrollaron en sintonía con las inquietudes planteadas por la Mesa de Competitividad del Algodón.

La Secretaría de Gobierno de Agroindustria, llevó adelante una serie de inspecciones y controles camineros en rutas y desmontadoras de Santiago del Estero, impulsadas por tareas de análisis previo realizado por otros organismos gubernamentales, y el entrecruzamiento de información de las distintas áreas técnicas que son Autoridad de Aplicación a la hora de fiscalizar al sector.

A través de la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario, junto con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), se auditaron empresas de la cadena algodonera con el objetivo de evaluar su correcta inserción en el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA) y la adecuada vigencia de sus matrículas. También se controlaron el Documento de Tránsito Vegetal electrónico (DTV-e) para fibra y Cartas de Porte, para semillas.

En la localidad de Quimilí se realizó una inspección junto con los organismos citados y se auditó en ruta la documentación de tránsito y encarpado de los camiones con algodón en bruto, que esperaban su ingreso a una importante desmotadora de la zona, que luego fue inspeccionada.

Se detectó que la firma vendía y despachaba grano de algodón para forraje a varias empresas no matriculadas en el RUCA, por lo que se eludía el uso de Carta de Porte para el traslado y las salidas no eran asentadas en el Registro Sistémico de Movimiento de Granos.

Esta metodología provocó diferencias entre lo declarado por la planta como stock diario y lo cubicado por los inspectores actuantes. Por su parte personal del Senasa labró actas por encarpado incorrecto en los camiones, e impidió su ingreso a la planta hasta tanto cumplan con este requisito para transitar.

Esta misma situación fue registrada en otras desmotadoras de Quimilí, Fortín la Finca, La Banda y Bandera.

Se corroboró que todas las desmotadoras de algodón auditadas en su proceso productivo, generan granos de algodón y el ingreso de los mismos en el Registro Sistémico Movimientos y Existencias de Granos se realiza mediante estimativos o partes de producción. En este sentido, se comprobaron importantes retrasos en la carga de los datos de ingresos y egresos realizados con documentación no contemplada por la normativa vigente.

Como resultado de la fiscalización, fueron intimadas todas las plantas a regularizar los registros de grano de algodón y a no comercializar los mencionados granos con empresas no matriculadas en el RUCA. Se realizaron más de 20 intimaciones en las inspecciones realizadas.

La experiencia de fiscalizar de manera conjunta entre las distintas autoridades de aplicación, permite avanzar en el diseño de un tablero de control que articule el suministro de información de los distintos organismos con los datos proporcionados por el personal actuante de cada uno de ellos. Todo bajo el objetivo de beneficiar al sector, propiciando fiscalizaciones más agiles y eficientes destinadas a igualar las reglas de juego en materia sanitaria y de comercialización.

 

Fuente: Agroindustria

Más información agropecuaria cliqueá aquí  

Noticias relacionadas