Panorama agrícola semanal

Con mayoría de leves bajas cerró la semana de negocios para los granos en los Estados Unidos. Las quitas fueron del 0,4% para la soja y para el maíz, y de hasta el 0,7% para el trigo. El grano fino, sin embargo, logró un balance positivo en la Bolsa de Kansas, donde mejoró un 0,7%. El informe mensual del USDA, la falta de novedades en torno de la guerra comercial y el clima fueron los principales fundamentos de la semana. En el mercado local hubo mayoría de bajas, por el avance de la cosecha gruesa y por el repunte del peso frente al dólar.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

Viernes 12 Viernes 5 Diferencia en %
Petróleo 63,89 63,08 +1,28
Dólar/Euro 1,1298 1,1218 +0,71
Real/Dólar 3,8880 3,8730 +0,39
Peso/Dólar* 41,98 43,73 -4,00

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

SOJA

Resultó negativo el balance de la semana para los precios de la soja, producto del avance de la cosecha, del repunte del peso y de la debilidad de las cotizaciones en Chicago. La transición de las ofertas para la zona del Gran Rosario fue de 9400 pesos a 212 dólares, equivalentes a 8900 pesos; para Bahía Blanca, de 9700 pesos a 215 dólares, equivalentes a 9028 pesos, y para Necochea, de 9600 a 9000 pesos.  

Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por la Secretaría de Agroindustria de la Nación en $ 9803, mientras que para el lunes fue fijado en $ 9635. En el cierre de la semana, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera exportadora en 9917 pesos por tonelada.

El saldo también fue negativo para la soja negociada con entrega en mayo, dado que las propuestas bajaron de 215 a 210 dólares para el Gran Rosario; de 221 a 215 dólares para Bahía Blanca, y de 220 a 217 dólares para Necochea. Lo mismo ocurrió en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde los ajustes de las posiciones mayo y julio retrocedieron de 226,60 a 221,60 y de 234 a 229,80 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 10 de abril y el 5 de mayo deben salir desde las terminales del Gran Rosario 231.680 toneladas de poroto de soja, 1.729.610 toneladas de harina y 346.869 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 129.000 toneladas de poroto y 49.000 toneladas de harina; desde Necochea, 25.000 toneladas de harina y 7000 toneladas de aceite, y desde otros puertos, 138.000 toneladas de poroto.

Acerca de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) elevó de 53 a 55 millones de toneladas su previsión sobre el volumen de la cosecha de soja 2018/2019 y relevó el progreso de la recolección sobre el 16,9% del área apta. “En siete días la cosecha registró un importante avance de 10,5 puntos porcentuales. Junto con el progreso de cosecha hacia la periferia de la región central, el rinde medio nacional cayó a 40,4 quintales por hectárea, pese a ello, aún se mantiene muy por encima a las expectativas iniciales. El volumen acumulado ya se ubica próximo a los 12 millones de toneladas y los buenos resultados obtenidos a la fecha permiten elevar la proyección al cierre de campaña a 55 millones de toneladas”. Un día antes, la BCR también elevó su proyección sobre la cosecha de soja, de 54 a 56 millones de toneladas.

En su informe mensual, el martes el USDA mantuvo su previsión sobre la cosecha argentinade soja en 55 millones de toneladas, sin cambios respecto del reporte de marzo. Lo mismo ocurrió con las importaciones y con las exportaciones de poroto de soja, que fueron sostenidas en 5,35 y en 6,30 millones, respectivamente.

 

Levemente negativo resultó el saldo de la semana para la soja en la Bolsa de Chicago. En efecto, las posiciones mayo y julio resignaron un 0,42 y un 0,36%, al pasar de 330,33 a 328,95 y de 335,10 a 333,91 dólares por tonelada. La tónica negativa estuvo relacionada con la ausencia de novedades de peso en cuanto a un eventual fin de la guerra comercial, pero también respondieron a las decepcionantes exportaciones semanales reportadas por el USDA y a un volumen de existencias finales que continúa camino de un inexorable récord histórico.

Acerca del informe mensual que el USDA publicó el martes, redujo de 540.000 a 460.000 toneladas las importaciones estadounidenses. La molienda fue sostenida en 57,15 millones; el uso total fue ligeramente elevado, de 60,61 a 60,66 millones, y las exportaciones fueron mantenidas en 51,03 millones. Así, las existencias finales fueron proyectadas por el organismo en 24,37 millones de toneladas, levemente por debajo de los 24,49 millones de marzo y de los 24,44 millones previstos por el mercado, pero todavía muy por encima de los 11,92 millones del ciclo precedente.

Acerca de la oferta sudamericana, el USDA estimó la cosecha de soja de Brasil en 117 millones de toneladas, por encima de los 116,50 millones previstos el mes pasado. El saldo exportable fue mantenido en 79,50 millones. Este dato adverso para los precios fue amortiguado el jueves por la Conab, que en su informe mensual elevó apenas de 113,46 a 113,82 millones de toneladas su proyección sobre la producción brasileña de soja y que mantuvo en 70 millones el saldo exportable.

Como se señaló anteriormente, fue negativo el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó ventas de poroto de soja por 270.400toneladas, lejos de las 1.971.700 toneladas del reporte anterior y del rango previsto por los operadores, de entre 800.000 y 1.150.000 toneladas.

Otro dato que preocupa al mercado es el ritmo de las compras de China, que no logra frenar los focos de fiebre porcina. Según datos de la Administración General de Aduanas de China, durante los primeros tres meses de 2019 China importó 16,75 millones de toneladas de poroto de soja, un 14,41% menos que en igual segmento del año pasado, cuando adquirió 19,57 millones de toneladas.

MAÍZ

El saldo de la semana fue negativo para los precios del maíz argentino, dado que la transición de las ofertas de los exportadores fue de 6000 a 5500 pesos por tonelada para la zona del Gran Rosario; de 143 a 138 dólares para Bahía Blanca, y de 140 a 138 dólares para Necochea.

Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por Agroindustria en $ 5534, mientras que para el lunes fue fijado en 5457 pesosLas ofertas de los consumos relevadas por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) se ubicaron entre 5000 y 5900 pesos por tonelada, según condición, calidad, procedencia y forma de pago.

La tónica bajista se replicó en el Matba, donde los ajustes de las posiciones abril y julio retrocedieron de 137 a 134,80 y de 131 a 128,50 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 10 de abril y el 5 de mayo deben salir desde el Gran Rosario 1.427.714 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 453.400 toneladas; desde Necochea, 18.950 toneladas, y desde otros puertos, 95.000 toneladas.

Respecto de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la cosecha de maíz para grano comercial sobre el 21,2% de la superficie apta y mantuvo en 46 millones de toneladas su cálculo sobre el volumen final de la campaña. “El volumen parcial acumulado supera los 12 millones de toneladas y el rinde medio continua estable en 98,2 quintalespor hectárea. La región Núcleo Norte registró los mayores progresos de cosecha durante los últimos siete días, entregando un rinde récord de 108,4 quintales. La región Núcleo Sur, que presenta menor avance de cosecha, también mantiene un rinde promedio récord y en conjunto, ambos núcleos productivos aportan poco menos del 60% de la producción acumulada a la fecha”. Un día antes, la BCR incrementó de 47,30 a 48 millones el cálculo sobre la producción de maíz.

El martes, en su informe mensualel USDA estimó en 47 millones de toneladas la producción argentina de maíz, por encima de los 46 millones proyectados en marzo. Las exportaciones fueron elevadas de 30 a 30,50 millones de toneladas.

 

La semana del maíz estadounidense terminó con saldo levemente negativo en la Bolsa de Chicago, donde los contratos mayo y julio perdieron un 0,41%, al pasar de 142,71 a 142,12 y de 146,06 a 145,46. El aumento de las existencias finales proyectado el martes por el USDA y las ventas semanales inferiores a las previstas por los operadores fueron los principales factores bajistas del segmento. La abundante posición vendida que mantienen los fondos de inversión resultó, posiblemente, el único fundamento que evitó bajas mayores.

En su informe mensual, el martes el USDA ajustó el uso forrajero de maíz en los Estados Unidos, de 136,53 a 134,63 millones; el uso total, de 314,72 a 311,55 millones (el uso en la industria del etanol cae de 140,98 a 139,71 millones), y las exportaciones, de 60,33 a 58,42 millones de toneladas. Con estos recortes, el organismo proyectó las existencias finales estadounidenses en 51,70 millones de toneladas, por encima de los 46,62 millones de marzo y de los 50,57 millones calculados por los privados en la previa del reporte oficial.

Respecto de la oferta de maíz de América del Sur, el USDA estimó la cosecha de Brasil en 96 millones de toneladas, por encima de los 94,50 millones del mes pasado. El saldo exportable fue elevado de 29 a 31 millones. Por su parte, el jueves la Conab incrementó de 92,81 a 94,01 millones de toneladas su proyección sobre la cosecha brasileña y mantuvo en 31 millones la expectativa sobre las ventas externas.

El reporte semanal sobre las exportaciones estadounidenses no aportó noticias positivas. En efecto, el USDA relevó ventas de maíz por 548.000 toneladas, muy cerca de las 537.200 toneladas del trabajo anterior, pero por debajo del rango previsto por el mercado, de 600.000 a 950.000 toneladas.

En el inicio de la semana, en su primera valoración sobre el ciclo 2019/2020el USDA relevó el avance de la siembra de maíz sobre el 2% del área prevista, en igual nivel que el registrado un año atrás; que el promedio de las últimas cuatro campañas, y que el 2% promedio previsto por el mercado, dentro de un rango posible del 1 al 4 por ciento. Vale recordar que el organismo prevé que la superficie sembrada con el cereal crezca un 4,13%, de 36,06 a 37,55 millones de hectáreas.

Además de la fuerte posición vendida de los especuladores, otro factor que evitó bajas mayores sobre los precios del maíz fue el clima, dado que sobre el cierre de la semana comercial se registraron nevadas y lluvias sobre las regiones donde avanza la siembra del grano grueso. El mercado estará expectante por lo que al respecto diga el USDA el lunes en su reporte sobre cultivos.

TRIGO

Para el trigo el balance de la semana fue positivo, dado que las ofertas de los exportadores crecieron de 170 a 180 dólares por tonelada para el Gran Rosario; de 175 a 180 dólares para Bahía Blanca, y de 170 a 175 dólares para Necochea.

Para el viernes el FAS teórico del trigo fue calculado por Agroindustria en $ 7866, mientras que para el lunes fue fijado en 7755 pesosEl rango de ofertas de los molinos relevado a diario por la BCBA pasó de 6900/8450 a 7100/8900 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

Las ofertas por el trigo de la próxima cosecha se mantuvieron estables para la zona del Gran Rosario, en 160 dólares por tonelada. En el Matba el saldo fue positivo. Los ajustes de los contratos julio y enero crecieron de 185 a 187 y de 168,80 a 170,50 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 10 de abril y el 5 de mayo deben salir desde el Gran Rosario 124.400 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 13.500 toneladas, y desde otros puertos, 10.000 toneladas.

Acerca de la campaña 2019/2020, durante la semana la BCBA proyectó un incremento de 200.000 hectáreas en la superficie destinada al trigo respecto del ciclo anterior, por lo que calculó el área en 6,4 millones de hectáreas. Con un rinde promedio nacional estimado de 32,8 quintales por hectárea, la entidad pronosticó una cosecha récord, con 20,6 millonesde toneladas, por encima de los 19 millones del ciclo precedente.

En su informe mensual, el USDA mantuvo el martes en 19,50 millones de toneladas su estimación sobre la cosecha argentina de trigo 2018/2019, pero redujo de 14,20 a 13,70 millones de toneladas su previsión sobre las exportaciones.

 

Los precios del trigo de los Estados Unidos terminaron la semana con altibajos. En efecto, las posiciones mayo y julio en la Bolsa de Chicago perdieron un 0,69 y un 0,26%, al pasar de 171,87 a 170,68 y de 172,60 a 172,15 dólares por tonelada. En cambio, en Kansas, los mismos contratos ganaron un 0,69 y un 0,74%, tras variar de 158,46 a 159,56 y de 160,94 a 162,13 dólares por tonelada. La favorable evolución del ciclo de los trigos de invierno y el incremento de las existencias estadounidenses fueron dos de los factores bajistas del segmento.

Acerca del informe mensual del USDA, redujo el uso forrajero estadounidense, de 2,18 a 1,91 millones; el uso total, de 30,16 a 29,84 millones, y las exportaciones, de 26,26 a 25,72 millones de toneladas. En el ajuste de estas variables, el organismo proyectó el stock final en 29,58 millones de toneladas, por encima de los 28,72 millones de marzo y de los 29,18 millones calculados por los privados, y cerca de los 29,91 millones remanentes de la campaña anterior.

Fue negativo para el mercado de trigo el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó negocios 2018/2019 por 273.000 toneladas, por debajo de las 704.700 toneladas del reporte anterior y del rango previsto por los operadores, de 300.000 a 500.000 toneladas. El organismo también relevó ventas 2019/2020 por 201.400 toneladas.

En el arranque de la semana, el USDA ponderó el 60% de los trigos de invierno en estado bueno/excelente, por encima del 56% de la semana pasada; del 30% vigente un año atrás, y del 56% previsto por el mercado. El organismo indicó que el 58% de los trigos del Estado de Kansas presenta una condición buena/excelente, por encima del 55% de la semana pasada y lejos del 13% de igual momento del año pasado.

Respecto del trigo de primavera, el USDA marcó el inicio de la siembra y relevó su progreso sobre el 1% de la superficie apta, contra el 2% de igual momento de 2018 y el 5% promedio.

Un dato positivo para los precios lo aportó el jueves la consultora europea Strategie Grains, que redujo de 146,10 a 144,80 millones de toneladas su previsión sobre la cosecha 2019/2020 de trigo en la Unión Europea, por la falta de humedad que comienza a afectar los cultivos del bloque.

 

Fuente: Granar

Más información agropecuaria cliqueá aquí 

Noticias relacionadas