Sequía en el Paraná: el río tiene una bajante de hasta dos metros

Los pronósticos indican que la altura seguirá bajando en las próximas semanas, lo que constituye un problema para las exportaciones argentinas que parten desde el Gran Rosario.

Las terminales agroexportadores ubicadas al norte y al sur de Rosario son la mayor “fábrica” de dólares del país.

Desde allí parten el grueso de las exportaciones agroindustriales que aportan el 60 por ciento de las divisas que ingresan a la Argentina por el comercio exterior.

Por eso, la bajante que muestra el río Paraná es un problema potencial para esta industria. A fines de agosto, por ejemplo, un buque quedó varado durante varios días y obligó a detener el tránsito de barcos por el canal principal del curso de agua.

La situación actual, según un informe de la Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA) elaborado en base a datos del Instituto Nacional del Agua (INA), es preocupante.

Agua abajo de corrientes, los niveles se mantienen ubicados en la franja de oscilación de “aguas bajas”, en un fenómeno que lleva ya 15 semanas sin cambios.

El cuadro que exhibe la ORA muestra la bajante más fuerte en Corrientes: 1,95 metros en relación al promedio 1994-2018. En Rosario, el río está 1,04 metros por debajo de su media.

El problema es que “en todos los casos, los pronósticos de altura para el 26/11 y el 03/12 siguen previendo descensos”, advierte la ORA.

El gráfico que se copia a continuación también es un ejemplo: la línea verde corresponde al nivel hidrométrico a la altura de Paraná. A partir de octubre, muchos valores se ubican por debajo de la línea que marca los mínimos registrados entre 1974 y 2014.

 

Fuente: Agrovoz

Más información agropecuaria cliqueá aquí 

Noticias relacionadas