El campo a las puertas de un conflicto ante el cierre temporal de los registros de exportación en maíz

Productores autoconvocados ya pusieron fecha a la realización de Asambleas a partir de la semana que viene. Se greneraliza el malestar que hay en el sector agropecuario por el cierre de las exportaciones de maíz, que anunció ayer a la tarde el ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, que conduce Luis Basterra.

Desde Confederaciones Rurales Argentinas y su titular Jorge Chemes expresó su preocupación e hicieron un llamado la próxima semana a un encuentro de la Mesa de Enlace en la cual se analizarán posibles medidas de fuerza en pos de defender al sector ante los avances del gobierno contra el campo.

Por su parte, dirigentes de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) expresaron en un comunicado: “La impericia en el manejo de las políticas sectoriales provoca una vez más que la desconfianza, la imprevisibilidad, y el temor a seguir reinvirtiendo se apodere del productor agropecuario. Claramente se ve que el actual gobierno no aprendió nada de los errores del pasado. Afortunadamente los productores hemos aprendido, y no volveremos a cometer los mismos errores, puntualizarón».

En esta línea, Por su parte, los integrantes dela Asociación Argentina de Productores Autoconvocados anunciaron la realización de Asambleas a partir de los primeros días del año próximo, cumpliendo estrictos protocolos de seguridad y prevención por el coronavirus.

Las reuniones de productores que ya están confirmadas son las siguientes:

6 enero en Bell Ville, provincia de Córdoba

7 de enero en Pergamino

8 de enero en el cruce de la AO 12 y Ruta 34

9 de enero en el cruce de la Ruta N9 y 178 en Armstrong, provincia de Santa Fe.

Por su parte y en un comunicado expresaron que: hoy cierran las exportaciones de maíz, mañana serán las de trigo y después las de la carne y seguramente, como antes, el gobierno culpará a los productores de la sojización, pero nosotros tenemos la conciencia limpia porque sabemos cómo son las cosas, seguiremos gritando nuestra verdad para que siga siendo escuchada, sintetizaron».

Las Bolsas del País también expresaron su descontento 

Las Bolsas de Cereales y de Comercio integrantes de la cadena comercial de cereales y oleaginosos de todo el país expresaron su preocupación por la medida adoptada por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación que implica suspender temporariamente la registración de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) para el producto maíz cuya fecha de inicio de embarque sea anterior al 1 de marzo de 2021.

Las restricciones a las exportaciones son una política distorsiva, que impide el normal y transparente funcionamiento de los mercados. En presencia de este tipo de restricciones, se afecta el proceso de formación de precios y se incrementa la incertidumbre para la toma de decisiones, dañando los incentivos para producir e invertir a lo largo de toda la cadena de valor.

La propia experiencia argentina en materia de restricciones a las exportaciones demuestra que su aplicación desincentiva la siembra y la inversión en tecnología, lo que deriva en menores volúmenes de producción y resultados contrarios a los buscados. Por otro lado, poner un límite a las exportaciones es una medida que va en el sentido opuesto a la necesidad de una economía en crisis y necesitada de divisas.

Con exportaciones estimadas en 37,5 millones de toneladas para esta campaña, el cierre del registro en 34,2 millones le hace perder al país 810 millones de dólares en exportaciones. Además, afecta la credibilidad de Argentina como proveedor confiable en el mercado internacional, generando dudas y especulaciones entre nuestros principales clientes. Asimismo, de acuerdo a estimaciones públicas y de las Bolsas, la situación de la oferta y la demanda de maíz reflejan existencias que se encuentran muy por encima de las necesidades del mercado doméstico y la exportación.

Las múltiples formas de intervención explícita o implícita que se han aplicado por parte del Estado no han conseguido sus objetivos y, por otra parte, han generado que, en la operatoria diaria, los sectores se encuentren enfrentados entre sí, resultando en un juego de perder – perder.

Nuestro país ha desarrollado desde hace más de 160 años mercados institucionalizados tanto de mercadería física como de futuros, en los cuales todos los sectores de la demanda pueden confluir en iguales condiciones, posibilitando la formación de precios de manera transparente, mejorando las perspectivas de los cultivos, sin poner en riesgo el abastecimiento interno ni los precios de los productos derivados de los mismos.

Apronor (Asociación civil de Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte)

Como baldazo de agua fría así nos cayó hoy la nueva disposición. El ministerio de Agricultura informó que suspendió “temporariamente” la exportación de maíz. La realidad es que estamos en plena siembra en el NOA y esto genera mucha incertidumbre y una desconfianza absoluta, ya que varias veces nos mintieron como a niños que este gobierno no repetiría los errores del pasado, como ser la intervención en los mercados del trigo, maíz y la carne, sin embrago aquí estamos… ante una medida inconsulta y anunciada en pleno alboroto por fin de año.

Es repudiable que el gobierno siga castigando a este sector con decisiones que deben ser debatidas con la participación de quienes somos parte. Entender la importancia del maíz para la región llevaría a nuestros representantes a considerar medidas alentadoras para incrementar su producción.

Lamentablemente esta medida lejos de favorecer el consumo interno hará que la oferta se retraiga y con ello el precio tenderá a subir, generando un efecto contrario al “justificativo” que puso el gobierno al comunicar este nuevo “error”. Esto si genera una vez el enfrentamiento entre sectores Realmente no estamos entendiendo a este gobierno. Por un lado pide que se exporte más para que ingresen más divisas al país y por el otro, cierra la exportación al maíz. No se lo entiende, prende el aire acondicionado y la calefacción a la vez.

En sintonía con este tema, también los productores manifestaron su rechazo al cierre de las exportaciones de maíz. Desde la Sociedad Rural de Jesús María convocaron a una Asamblea para los próximos días y se declararon en estado de “alerta permanente”, y en un comunicado señalaron: “Indefectiblemente, el cierre de las exportaciones provocará una menor producción de maíz, perjudicando aún más a las economías regionales. Pareciera ser que, en lugar de fortalecer y promocionar la inversión, el Gobierno Nacional está empecinado en controlar los mercados generando un efecto contrario al deseado”.

 

Fuente: Redacción Ruralnet

Más información agropecuaria cliqueá aquí 

 

Total Views: 1391 ,

Noticias relacionadas