A pesar de la humedad, la siembra triguera hace punta con el 60% sembrado

El avance es lento y trabajoso, con tanta humedad se trabaja unas pocas horas por día. Sin embargo, la siembra va por delante de las anteriores 5 campañas.

Una siembra trabajosa en la que nadie afloja

A pesar de los excesos de humedad, la siembra hace punta y adelantó a las anteriores 5 campañas en casi un 17%. Se lleva sembrado un 60% del trigo intencionado. Hay numerosas zonas con barro y excesos de agua que siguen dificultando los trabajos en el centro sur de santa fe y el este de Córdoba. Allí las altas condiciones de humedad limitan la capacidad de trabajo diaria a unas 4 o 5 horas. Pero nadie afloja, hay un febril esfuerzo en sembrar la mayor cantidad posible de lotes con ciclos largos, cuando ya se está sobre el límite de tiempo. Incluso se avanza sobre lotes que no tienen condiciones de siembra y empieza a notarse graves problemas de implantación con emergencias muy desparejas. Pero el apuro está en que nadie quiere quedarse sin sembrar lo que proyectó. Y en esta semana, muchos productores decidieron sembrar más hectáreas, aumentando la apuesta por el trigo. Pero el problema es la semilla. Hay que pasar a sembrar ciclos cortos y la semilla no alcanza para todos. En los últimos días de la ventana de siembra de los ciclos largos, los pronósticos de lluvias le pondrían fin a la siembra de estas variedades. Sin embargo, los buenos precios del cereal, la necesidad de hacer rotaciones y financiarse, y la falta de disponibilidad de simillas de ciclos más cortos hará que muchas variedades ciclo largo se siembren igual, aunque queden implantados fuera de la fecha óptima.

El norte bonaerense lleva el mayor avance de las últimas campañas. Allí, se lleva sembrada casi la mitad de la superficie intencionada, mientras que en los últimos ciclos el avance era de tan solo un 15% en promedio. Desde el 20 de mayo no se producen lluvias importantes y esto ha permitido un gran progreso.

La humedad también dificulta fertilizaciones y retrasa los barbechos

Las aplicaciones de nutrientes también están afectadas por la alta saturación de humedad en las capas bajas de la atmósfera. Los fertilizantes a granel no corren por las máquinas, se apelmazan, se está aplicando igual, pero en condiciones que no son las adecuadas. También hay atrasos en la aplicación de tratamientos de control de malezas en barbechos largos para maíz y soja. Se especula con la aparición de heladas para atemperar las malezas y realizar aplicaciones más eficientes.

El maíz tardío no termina de secarse y no se pueden liberar los lotes

Queda por cosechar la última tanda de maíces, los sembrados en diciembre. El maíz tardío y el de segunda no terminan por secarse, presentan altísimos % de humedad en sus granos. Muchos ingenieros coinciden en que su secado se va a retardar hasta pasado el invierno en estas condiciones.

 

Fuente: Cristian Russo GEA BCR

 

Más información agropecuaria cliuqueá aquí   

Noticias relacionadas