Productores alertaron sobre el aumento del robo de ganado

Pérdidas de más de 1.000.000 de pesos es lo que estiman los productores necochenses por el robo de ganado en el interior del partido. El abigeato se concentra en unos 40 kilómetros de la localidad de Juan N. Fernández, sobre la ruta 86 entre los kilómetros 65 y 110. En los últimos meses se robaron alrededor de 60 animales y son unos 20 productores agropecuarios los afectados.

En diálogo con La Nación Campo, Luis Dubois, productor agrícola ganadero de Juan N. Fernández, dijo que “tenemos miedo de que siga incrementándose el abigeato» y advirtió que “La policía no tiene capacidad suficiente”.

Si bien es común en la zona el robo de vacas y terneros, Dubois explicó que no en esta magnitud, y que temen que se repita lo que les sucedió en 2011, cuando en la misma zona se robaron más de 75 animales. En ese momento los productores decidieron investigar y presentaron un trabajo en el que mostraban frecuencia y cantidad. A partir de ahí, los robos bajaron, pero siempre se mantuvieron.

En la localidad hay una patrulla rural encargada de la prevención de delitos rurales. «La policía no tiene capacidad suficiente, con un solo móvil no pueden hacer mucho», advirtió Dubois. El productor contó que durante las últimas semanas hubo más vehículos policiales, pero advierte que es necesaria una continuidad. «Se mueven un poco y dejan el lugar vacío para que roben ahí. Tiene que haber una decisión política», sostuvo. Además, contó que es común que les roben los sábados, «porque los móviles del pueblo capaz están en otros operativos en la ciudad».

Desde la dependencia policial de la localidad sostuvieron, en cambio, que no aumentaron las denuncias por abigeato y resaltaron que en los últimos dos meses desbarataron dos importantes bandas que se dedicaban al hurto de vacunos.

El jefe de la patrulla rural, Federico Gómez, aseveró que la cifra de animales robados que se menciona es exagerada. «No tenemos registrada esa cantidad en la dependencia», dijo. El encargado de los delitos rurales de la zona aseguró que la cantidad de denuncias mermó y que a su vez aumentó la cantidad de personas detenidas en primera instancia por hechos de abigeato. «Se han esclarecido dos importantes casos y se desbarataron dos bandas», añadió.

Gómez contó que en julio pasado, tras cinco allanamientos, pudieron dar con una banda que se dedicaba a cometer abigeato en Necochea y en Lobería. «Registramos distintos elementos, cortes vacunos fraccionados en un freezer y agarramos a siete personas», señaló. A su vez, en agosto último se allanó una vivienda y se aprehendió a dos personas. «Incautamos tres armas de fuego, herbicidas y liebres clandestinas», contó.

En relación a la seguridad, Gómez advirtió que su función es preventiva. «Nosotros recorremos y a su vez realizamos operativos de interceptación en la ruta y en las zonas rurales», afirmó. La seguridad se refuerza con la articulación de otras dependencias para operativos en los caminos.

Por su parte, Dubois dijo que la mitad de los robos no se denuncia por «miedo y porque hay animales en negro».

Modalidad de robo

Los campos ubicados en la ruta son lo más expuestos, por tener asfalto y señal de celular, dos condiciones necesarias para que los ladrones puedan manejarse cómodamente.

Los cuatreros se bajan de camionetas e ingresan al campo. Las camionetas se van del lugar, para no levantar sospechas y empiezan a circular. Los que hacen la matanza primero le pegan un tiro en la cabeza al animal, lo degüellan para que sangre y avisan por teléfono para que los vayan a retirar. Muchas veces cuando se llevan el animal entero le cortan las orejas porque están las caravanas que indican de quién es el animal. A veces también le quitan el cuero de la marca de la hacienda.

 

Fuente: diario4v.com

Más información agropecuaria cliqueá aquí

Noticias relacionadas