Perspectiva agroclimática estacional

Durante el invierno y lo que va de la primavera 2020 continuó acentuándose la tendencia señalada en los informes anteriores de esta serie. El Estrecho de Drake y la Península Antártica presentan marcadas anomalías positivas de presión atmosférica , que impulsan fuertes vientos polares, inundando el continente sudamericano con aire frío y seco, al mismo tiempo que impiden la llegada de los vientos ecuatoriales, cálidos y húmedos, causando una sequía continental, que llega hasta el sur de la Amazonia. Paralelamente, los fuertes vientos polares impulsan la corriente marina fría de Humboldt hacia el Ecuador, donde se encuentra con la corriente marina fría de California, combinando sus aguas para desplazar hacia el Asia a la corriente marina cálida ecuatorial, enfriando la Costa Americana y el Océano Pacífico Ecuatorial, dando un cuadro muy similar a un episodio de “La Niña”.

Sólo el margen oriental del área agrícola del Cono Sur queda a salvo de este mecanismo, gracias a que El Océano Atlántico presenta un mecanismo que lo favorece. Los vientos polares empujan hacia el norte la corriente marina fría de Malvinas, pero al mismo tiempo, los vientos del trópico empujan hacia el sur la corriente marina cálida del Brasil, generando un área de encuentro entre ambas corrientes que produce precipitaciones sobre el litoral fluvial y marítimo.

 

Ir al Informe Completo 

Fuente: Bolsa Cereales de Buenos Aires

Más información agropecuaria cliqueá aquí 

 

Total Views: 66 ,

Noticias relacionadas