En alerta por la cadena de pagos en los frigoríficos

Las plantas aseguran que la caída en el poder de compra de la población está impactando en el ingreso de dinero en el sector.

Si bien la actividad en la industria frigorífica no se detuvo por la cuarentena decretada por el nuevo Covid-19, desde el sector encienden luces de alerta sobre su desempeño a futuro.

“Nos preocupa muchísimo la situación económica, pese a ser un sector que no ha parado por haber sido considerado esencial, se sienten también los efectos de la crisis y si bien se pudieron pagar los aguinaldos en casi todas las fábricas en tiempo y forma, a diferencia de otros sectores afectados, a futuro se estima comenzarán a verse problemas de atraso en los pagos derivados de caída de actividad o por ruptura de la cadena de pagos”, advirtió el presidente de la Federación de la Industria Frigorífica de la República Argentina (Fifra), Daniel Urcía.

Caída de márgenes

Según el dirigente de la federación, que agrupa a frigoríficos de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, los más de 120 días de aislamiento profundizaron la crisis económica especialmente en los grandes centros de consumo, lo que se ha reflejado en la demanda interna de carnes.

  • Más oferta de carne: en el primer trimestre, la faena bovina aumentó 7% en Córdoba

Al inicio de la cuarentena dijimos que la preocupación de la población por el faltante de productos aumentó la demanda y llevó a la suba de precios que luego bajaron en parte por la notable oferta y en parte el menor poder de compra de los ciudadanos lo que se refleja en la caída de valores en la góndola, según las mediciones del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA).

Menos consumo

De acuerdo con esos datos, la baja promedio entre junio y mayo fue de 0,6 por ciento aunque es mayor si se tiene en cuenta la inflación. “Si al inicio del período de aislamiento el mayor tiempo en los hogares permitió que hubiera mayor consumo de carne bovina, luego de 120 días se siente el efecto del párate en muchos sectores de la economía y eso se traslada a las carnicerías con menores ventas”, sostienen desde Fifra.

  • De la mano de un consumo sostenido, la producción de carne sigue sin sentir la cuarentena

Según Urcía, el volumen de faena disimula la escasa rentabilidad de las plantas. “La oferta de animales fue buena en junio aunque el promedio de faena diario de junio fue levemente inferior al de mayo. Además hay que señalar que es gran parte de esa faena tiene como destino la exportación especialmente a China que es gran destino de la carne argentina”, precisó el dirigente.

 

Fuente: Agrovoz

Más información agropecuaria cliqueá aquí 

Total Views: 63 ,

Noticias relacionadas