El trigo consolida su intención de siembra y va por más

La estabilidad climática se manifestó en la semana con temperaturas normales para la época del año, heladas, días soleados con alguna nubosidad parcial. Características que se concretaron en la totalidad de los departamentos del área de estudio. Dichas condiciones ambientales favorecieron el desarrollo de las actividades del sector, solo los altos porcentajes de humedad ambiente y de grano generaron ciertas discontinuidades en los movimientos del proceso de cosecha de algodón, sorgo granífero y maíz de segunda.

Para el caso de la siembra de trigo, ya con variedades de ciclo corto, continuó firme el proceso, consolidando la proyección e incrementándose la intención de siembra, la cual ascendería a 380.000 ha. Pero, por otro lado, el sector productivo reforzaría, aumentaría las dosis de fertilizantes nitrogenados que utilizaría.

Las tareas realizadas, fueron: a) cosecha de algodón, sorgo granífero y maíz de segunda, b) destrucción de rastrojos de algodón, c) siembra de trigo, variedades de ciclo corto. Para el período comprendido entre el miércoles 10 al martes 16 de julio de 2019, los pronósticos prevén desde su inicio, un período con condiciones de estabilidad climática, soleado, con un progresivo aumento de la nubosidad, con estabilidad en las temperaturas mínimas, con baja a nula probabilidad de ocurrencia de heladas. Situación que a mediados del jueves 11 comenzaría a desmejorar, con manifestaciones de inestabilidad climática con altas probabilidades de precipitaciones, de bajas intensidades, en los diferentes departamentos del área de estudio, extendiéndose hasta la noche del viernes 12 en el sector oeste del área y hasta el sábado 13 en el sector centro y este. A posteriori, se revertirían las condiciones y nuevamente reinaría estabilidad climática, días soleados, con baja nubosidad, período estable y de buenas condiciones, con alguna probabilidad de heladas sobre la finalización del mismo. Las temperaturas medias diarias fluctuarían en toda el área, entre mínimas de 2 a 17 ºC y máximas de 14 a 25 ºC.

Maíz total (campaña 2018/2019)

La superficie sembrada fue de 184.500 ha. Unas 89.000 ha, correspondieron a los lotes sembrados en primera instancia, denominado maíz de primera, el cual de acuerdo al área de estudio tuvo dos usos, un porcentaje a grano para futura venta comercial y el otro porcentaje como forraje, para consumo animal bovino. Otras 95.500 ha, correspondieron a las parcelas sembradas en segunda instancia, denominado maíz de segunda o tardío.

Maíz temprano (de primera)

Campaña 2018/2019, la superficie sembrada fue de 89.000 ha, superficie cosechada (grano comercial) 66.700 ha, con un rendimiento promedio de 95 qq/ha y una producción de 633.650 tn.

Maíz tardío (de segunda)

El proceso de cosecha, lentamente fue avanzando según las zonas o sectores de los diferentes departamentos que constituyen el área de estudio, el factor condicionante que reguló el mismo, fue el porcentaje de humedad de grano que fluctuó entre 16 y 22 %, pero en general, en toda el área fue del 20 %. Ante los pronósticos climáticos de estabilidad y el estado sanitario del cultivo de bueno a muy bueno, sin inconvenientes hasta el momento, la recolección se prolongaría aún más, evitando así, gastos extras de secado. En los departamentos del sur, el rendimiento promedio fluctuó entre 80 a 105 qq/ha, con lotes puntuales de 115 qq/ha. En los departamentos del centro, el rendimiento promedio fluctuó entre 65 a 85 qq/ha, con lotes puntuales de 100 qq/ha. En los departamentos del norte, el rendimiento promedio fluctuó entre 40 a 60 qq/ha, con lotes puntuales de 75 qq/ha. El estado fenológico de los cultivares observado fue en R “estados reproductivos” R6 (madurez fisiológica).

Algodón

En la zona este algodonera, el avance de la recolección fue hasta la fecha del 99 %, con un incremento intersemanal de 3 puntos y un adelanto de 3 puntos porcentuales, en comparación a la campaña pasada, para similar período. Quedando solo algunos lotes para su cosecha, principalmente de la zona sur, (departamento San Javier). Los rendimientos obtenidos en la semana fueron desde valores mínimos de 8 a 15 qq/ha a máximos de 22 a 27 qq/ha, notándose en los mismos el impacto y grado de afectación por las excesivas precipitaciones, así como también en lotes sembrados tardíamente. La reactivación de las trampas sería fundamental en esta época, para la captura de la mayor cantidad de picudos adultos y la disminución de la población para la próxima campaña. También se recomienda la realización de aplicaciones de insecticidas en lotes donde hubo presencia de picudos y se capturaron. Se reitera la obligatoriedad de la destrucción de los rastrojos de algodón, que evitaría la reproducción del picudo. En el área algodonera oeste, lentamente se concretó la reanudación del proceso de cosecha. La misma fue en lotes cuyas posiciones topográficas permitieron el ingreso de maquinarias y el normal proceso de cosecha, con la decisión de la recolección de cierta cantidad de kg, llegando así a la amortiguación de algunos costos, asumidos desde el comienzo del ciclo. Se mantuvieron los rendimientos promedios mínimos que fueron de 7 – 11 qq/ ha y los promedios máximos de 18/22 qq/ha, con partes de lotes puntuales de 24 – 25 qq/ha. Se observó el siguiente estado fenológico: M “maduración”, madurez fisiológica.

Sorgo granífero

El proceso de cosecha mantuvo cierto ritmo de avance, con las actividades de recolección que se reanudaron, alcanzando hasta la fecha el 95 % de  avance, con una variación intersemanal de 5 puntos y un retraso de 2 puntos porcentuales, en comparación a la campaña pasada, para el mismo período. La baja oscilación o fluctuación de los rendimientos promedios mínimos y máximos desde el inicio de cosecha hasta lo alcanzado hasta la fecha, fue una de las características que presentó el cultivo. Remarcándose la nobleza y consolidación a través de las campañas, que en situaciones complejas, en lotes con suelos, cuya aptitud presentó alguna limitante, los cultivares de sorgo respondieron. Los rendimientos promedios oscilaron entre 45 – 48 – 50 qq/ha, con minímos de 30 – 32 qq/ha y máximos de 54 – 56 qq/ha, sin variación con los enunciados en un comienzo de la cosecha. El estado fenológico observado fue estado 9 (madurez fisiológica).

Trigo

Ante la estabilidad climática, el proceso de siembra continuó a buen ritmo y según zonas llegó a su finalización. Quedando lotes, que ante la disminución de los porcentajes de humedad y probabilidades de ambientes secos, se llegaría a la concreción del proceso. Se logró un progreso de avance de siembra del orden del 94 %, sobre la intención, lo que representaría unas 352.500 ha, un incremento de 10 puntos porcentuales intersemanal y 1 punto inferior, en comparación a la campaña pasada, para el mismo período. Las variedades de ciclo corto fueron las implantadas. La germinación se desarrolló sin problemas, evidenciando un muy buen poder germinativo de los materiales utilizados y en distintas áreas de los distintos departamentos se observó un importante incremento en la aplicación fertilizantes nitrogenados post-emergentes. Se observaron, los siguientes estados fenológicos: 0 “germinación”, 07 (emergencia del coleóptilo), 09 (hoja en el extremo del coleóptilo), 1 “crecimiento de la planta” 11 (primera hoja desarrollada) 12 (dos hojas desarrolladas) 13 (tres hojas desarrolladas) y lotes más avanzados en 14 (cuatro hojas desarrolladas).

Fuente: Bolsa de Comercio de Santa Fe

 

Más información agropecuaria cliqueá aquí 

 

Noticias relacionadas