Como invertir en soja o maíz

Como invertir en soja o maíz

Por Emilse Córdoba – Ambito Financiero

El mercado tiene alternativas para que todos puedan aprovechar los movimientos del agro y hacer una diferencia.

El dólar en una –al menos temporal- meseta, los plazos fijos con rendimientos reales negativos y la renta de los alquileres devaluada instan a los inversores locales a volverse más creativos.
El campo siempre fue piedra fundacional de la economía argentina, pero el acceso a una inversión de este tipo no era apta para todo bolsillo. No obstante, el mercado cuenta hoy con herramientas para cerrar esa brecha y permitir que pequeños y medianos inversores saquen provecho de un año que está siendo más que interesante para cultivos como la soja y el maíz.Soja en Chicago

Cómo invertir en estos commodities

Cualquier ahorrista podría invertir en soja, maíz, trigo, o algún otro producto que desee con el asesoramiento adecuado y a través del mercado argentino.

La forma más directa que hay de invertir y beneficiarse de la suba o baja de la soja o el maíz es comprar o vender contratos de futuros de esos productos. Estos contratos replican el precio de los commodities del agro, ya sea en cuanto a sus valores en el mercado internacional (como el más tradicional que es Chicago) o bien se puede realizar contratos con los precios registrados en los mercados locales, como Rosario, Buenos Aires y Bahía Blanca, entre otros.

Adquirir un contrato de futuros (si se apuesta a la suba de los valores) o venderlo (si -por el contrario- se espera ganar con una baja de precios) es algo que hoy es muy simple de hacer. Con sólo un click, a través de la plataforma web o la app de un agente de negociación habilitado, se puede hacer en pocos minutos. Cómo vemos en la imagen siguiente, se pueden comprar o vender contratos de futuros que vencen durante 2021 o incluso 2022.

Siguiendo el ejemplo del gráfico, uno podría comprar -por ejemplo- un contrato de soja a junio de 2021 y obtener un rendimiento positivo, si para fin de junio la soja subió a un valor más alto del precio que compramos el contrato. Por ejemplo, si compramos un contrato con la tonelada de soja precio de Chicago a u$s 500,50 y llegado fin de junio la tonelada de soja vale 600 dólares, nos quedaremos con la diferencia entre (600-500,50 por cada tonelada).

Quien considere que la soja caerá de precio hacia fin de junio, por el contrario, podría vender este contrato de u$s 500,50 y beneficiarse con la diferencia entre la caída del precio y lo cobrado por vender el contrato.

Clave: no necesito dólares ni contar con todo el dinero para hacerlo

Un dato importante es que no es necesario tener dólares para poder hacer esta inversión en futuros. Todas las operaciones se debitan y/o acreditan en pesos, en general al tipo de cambio oficial.

Los contratos de futuros son de varias toneladas, dependiendo el mercado y el producto en cuestión que se trate.

Por eso, otro dato clave para el inversor es que tampoco es necesario tener el dinero para comprar todas las toneladas que indica el contrato. La operación se puede hacer entregando una pequeña proporción del costo total del contrato, lo cual por un lado permite realizar “apalancamiento” y potenciar los resultados (esto es comprar una gran cantidad de contratos a la que uno podría adquirir si tuviera que colocar el total del costo del contrato). O bien –por otro- obtener “coberturas” de precios para quienes trabajan con soja o maíz como insumo o producto de su ciclo productivo.

Inversiones indirectas: Acciones y Cedears

Otra forma indirecta de invertir en commodities del agro es comprar acciones o cedears y convertirse en socio de las empresas del sector.

A través del mercado local se pueden adquirir acciones de empresas locales del sector que realizan siembra como Cresud, Carlos Casado, o relacionadas como molinos y exportadoras como Morixe, Semino y Molinos Agro.

También, a través de cedears (son certificados que representan acciones) se puede pasar a formar parte de firmas que operan a nivel internacional como Adecoagro y Bunge.

Adicionalmente, se pueden encontrar algunos Fondos Comunes de Inversión (FCI) que pueden contener algunos mix de contratos de futuros, acciones y cedears.

Sin duda, opciones disponibles hay en el mercado local para poder beneficiarse de los movimientos de los precios de los commodities agrícolas. La clave es que lo hagas a través de agentes registrados ante la Comisión Nacional de Valores (CNV) y con el consejo del asesores financieros de idoneidad probada.

 

Fuente: ámbito.com por Emilse Córdoba

MÁS INFORMACIÓN AGROPECUARIA CLIQUEÁ AQUí

Total Views: 245 ,

Noticias relacionadas