Panorama Agrícola Semanal

El mercado estadounidense cerró una semana muy negativa para los precios de los granos, con el maíz completando la quinta semana bajista consecutiva, tras perder hasta un 2,6%; con el trigo liderando las pérdidas al caer más del 6,7%, y con la soja resignado poco más del 3% de su valor. Sobre todo para los granos gruesos, el mercado operó con malos augurios sobre las cifras que el USDA publicará el miércoles próximo en su informe mensual de estimaciones agrícolas. De igual modo, las buenas condiciones climáticas se constituyeron en un fundamento bajista de peso durante el segmento. En el mercado doméstico hubo bajas para la soja; altibajos para el maíz, que visto lo que viene sucediendo en Estados Unidos fueron bastante parciales, y algunas pérdidas para el trigo nuevo, sobre todo en la zona del Gran Rosario.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

  Viernes 7 de Agosto Viernes 31 de Julio Variación en %
Petróleo 41,28 40,27 +2,51
Dólar/Euro 1,1785 1,1786 -0,01
Real/Dólar 5,4198 5,2215 +3,80
Peso/Dólar* 72,57 72,12 +0,62

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

SOJA

Fue negativo el balance de la semana para los precios de la soja en el mercado local, en línea con lo sucedido en el mercado externo. La transición de las ofertas de los compradores fue de 17.300 a 17.050 pesos por tonelada para la zona del Gran Rosario o de 240 a 235 dólares, y de 232 a 230 dólares por tonelada para Bahía Blanca y para Necochea.

Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agricultura de la Nación en $ 16.784, mientras que para el inicio de la nueva semana fue fijado en 16.642 pesos. En el cierre de semana, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera exportadora en 231,10 dólares por tonelada, equivalentes a 16.802 pesos. El valor FOB del poroto de soja en los puertos argentinos pasó de 363 a 356 dólares por tonelada; el del aceite, de 771 a 754 dólares, y el de la harina, de 334 a 327 dólares por tonelada, según los datos publicados por Agricultura.

En el Matba Rofex el balance reflejó leves altibajos para los precios de la soja. En efecto, mientras el ajuste de la posición noviembre bajó de 245,20 a 242,80 dólares por tonelada, el del contrato mayo subió de 225,20 a 225,50 dólares. Las propuestas por la soja de la próxima cosecha, para las entregas entre abril y mayo sobre el Gran Rosario se mantuvieron entre 215 y 220 dólares por tonelada.

En su informe semanal sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 5 y el 30 de agosto deben salir desde el Gran Rosario 277.000 toneladas de poroto de soja; 1.184.360 toneladas de harina y 278.300 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 240.700 toneladas de poroto, 14.900 toneladas de harina y 10.000 toneladas de aceite; desde Necochea, 64.109 toneladas de poroto y 31.700 toneladas de harina, y desde otros puertos, 83.000 toneladas de poroto, 49.500 toneladas de harina y 4500 toneladas de aceite.

 

Fue negativo el balance de la semana para los precios de la soja en la Bolsa de Chicago, donde los contratos agosto y septiembre perdieron un 3,04 y un 2,75%, tras pasar de 329,77 a 319,76 y de 327,11 a 318,11 dólares por tonelada. Las buenas condiciones climáticas sobre buena parte del medio oeste; la mejora en el estado de los cultivos, y la posibilidad de que el USDA eleve el miércoles en su informe mensual de estimaciones agrícolas el volumen proyectado para la cosecha 2020/2021 de los Estados Unidos fueron los fundamentos bajistas que afectaron a la soja.

El peso específico de estos factores fue tal que eclipsó la confirmación de nuevas ventas de soja a China durante la semana, que sumaron 774.000 toneladas, más otra venta por 260.000 toneladas hacia destinos no especificados. Tampoco alcanzó para evitar las bajas el hecho de que durante julio China importó (de todos los orígenes) 10,09 millones de toneladas de poroto de soja, ligeramente por encima del récord de 2017, de 10,08 millones. En los siete primeros meses de 2020 las compras chinas suman 55,1 millones de toneladas, un 0,4% por encima de 2017; un 4,2% arriba de 2018, y un 17,5% más que en 2019. Estos datos dejan en claro que China está decididamente de vuelta en el mercado de compra de poroto de soja y que, si bien el USDA ya estima un volumen de importaciones elevado, en 96 millones de toneladas, no debería sorprender que el miércoles eleve ese dato hasta los 97/98 millones.

En cuanto a los cultivos, el lunes el USDA ponderó el 73% de la soja en estado bueno/excelente, por encima del 72% de la semana pasada y del 54% de igual momento de 2019. En promedio, el mercado esperaba un reporte sin cambios para la condición de las plantas. En Illinois la proporción de soja en estado bueno/excelente se mantuvo en el 76%, mientras que en Iowa, bajó del 76 al 73%. El organismo agregó que por la floración pasó el 85% de los cultivos, contra el 76% de la semana pasada; el 68% del mismo momento del año pasado, y el 82% promedio de las anteriores cuatro campañas. En tanto que formó vainas el 59% de las plantas, frente al 43% de la semana anterior; al 32% de 2019 para la misma fecha, y al 54% promedio. El viernes los operadores estimaron que la proporción de cultivos en estado bueno/excelente se mantuvo en el 73 por ciento.

Resultó constructivo para el mercado el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó ventas de poroto de soja 2019/2020 por 345.200 toneladas, por encima de las 257.800 toneladas del reporte anterior y dentro del rango previsto por los operadores, de entre 200.000 a 550.000 toneladas. Las ventas 2020/2021 fueron relevadas en 1.405.000 toneladas, por debajo de las 3.344.200 toneladas de la semana pasada, pero por encima del rango estimado por los privados, de entre 600.000 y 1.200.000 toneladas.

En la previa del USDA, el relevamiento de la agencia Reuters mostró un promedio de las estimaciones privadas sobre la cosecha de soja en 115,86 millones de toneladas, con un rinde medio de 34,50 quintales por hectárea, en ambos casos, por encima de los 112,54 millones de toneladas y de los 33,49 quintales calculados por el USDA en julio. Lejos de las cifras promedio se destacaron las proyecciones de la consultora StoneX, que ubicó la producción en 122,25 millones de toneladas y el rinde en una marca súper récord, de 36,45 quintales por hectárea. Vale recordar que en esta ocasión el USDA comenzará a utilizar para el cálculo de rinde los datos de campo, contra las estimaciones de tendencia que usa entre mayo y julio.

 

MAÍZ

Con mayoría de bajas, pero todavía en niveles para evaluar, se negoció el maíz argentino durante la semana. Las bajas se concentraron en la zona del Gran Rosario, donde las ofertas de los exportadores por el grano disponible retrocedieron de 135 a 130 dólares por tonelada, en momentos en los que el Paraná volvió a plantear complicaciones por su bajante. Para las entregas sobre Bahía Blanca las propuestas se mantuvieron en 145 dólares por tonelada, mientras que para Necochea quedaron firmes en 140 dólares por tonelada.

Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por Agricultura en $ 8907, mientras que para el inicio de la nueva semana fue fijado en 8855 pesos. El valor FOB del maíz en los puertos argentinos pasó de 157 a 154 dólares por tonelada, según lo publicado por Agricultura.

En el Matba Rofex el balance semanal fue negativo. Los ajustes de las posiciones septiembre y diciembre cayeron de 139,60 a 137,60 y de 143 a 141 dólares por tonelada, mientras que el valor del contrato abril retrocedió de 138 a 137,50 dólares por tonelada. En cuanto a las ofertas por el maíz de la próxima cosecha, para las entregas entre marzo y mayo, se mantuvieron estables en 135 dólares por tonelada para el Gran Rosario y en 140 dólares para Necochea, mientras que para Bahía Blanca pasaron de 147/145 a 145 dólares por tonelada.

En su informe semanal sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 5 y el 30 de agosto deben salir desde el Gran Rosario 1.605.900 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 454.700 toneladas; desde Necochea, 139.018 toneladas, y desde otros puertos, 73.000 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) dio por terminada la cosecha de maíz para grano comercial, tras un avance semanal de 2,6 puntos porcentuales. “La campaña culminó con un adelanto de 19,8 puntos porcentuales respecto del ciclo previo. Un rinde medio de 81,7 quintales por hectárea permitió acumular 50 millones de toneladas del cereal”, dijo la entidad.

 

Por quinta semana consecutiva, los precios del maíz volvieron a cerrar con saldo negativo en la Bolsa de Chicago, donde los contratos septiembre y diciembre resignaron un 2,60 y un 1,91%, luego de pasar de 124,40 a 121,16 y de 128,73 a 126,27 dólares por tonelada. Como se señaló en el espacio de la soja, las buenas condiciones climáticas, que potenciaron la condición de las plantas, y la posibilidad de que el miércoles el USDA eleve su estimación sobre el volumen de la cosecha de los Estados Unidos fueron los fundamentos que condujeron las cotizaciones hacia otro cierre negativo. En lo que va de la tendencia bajista, iniciada tras el cierre del 9 de julio, el grano grueso acumuló una pérdida del 12,40%, frente a los 138,28 dólares vigentes por entonces. El hecho de que durante la semana no hubiera nuevas confirmaciones de ventas (ni a China, ni a otros destinos), también aportó a la tónica bajista.

Respecto de los cultivos, el lunes el USDA ponderó el 72% del maíz en estado bueno/excelente, sin cambios respecto de la semana pasada, pero lejos del 57% de igual momento de 2019. Los privados no esperaban cambios en la condición del maíz. En Iowa la proporción de maíz en estado bueno/excelente bajó del 77 al 73%, mientras que en Illinois, subió del 74 al 76 por ciento. Además, indicó que el 92% de los cultivos fue polinizado, contra el 82% de la semana pasada; el 72% de igual momento de 2019, y el 87% promedio de las cuatro campañas anteriores. Está en la etapa de grano lechoso el 39% de las plantas, frente al 22% del reporte anterior; al 20% del año pasado, y al 33% promedio. En el cierre de la semana los operadores estimaron que la proporción de maíz en estado bueno/excelente se mantuvo en el 72 por ciento.

Para el mercado de maíz fue levemente positivo el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos. En efecto, el jueves el USDA relevó ventas 2019/2020 por 101.600 toneladas, frente al dato de cancelaciones por 29.300 toneladas del reporte anterior y ante un rango previsto por los privados entre 100.000 y 600.000 toneladas. Las ventas 2020/2021 fueron relevadas en 2.600.000 toneladas, por encima de las 638.700 toneladas de la semana anterior y en el máximo del rango proyectado por los operadores, que fue de 2 a 2,6 millones de toneladas. Del total, 1.937.000 toneladas correspondieron a China.

En la previa del USDA, el promedio de las estimaciones privadas ubicó la cosecha estadounidense de maíz en 385,33 millones de toneladas, por un rinde medio de 113,23 quintales por hectárea, por encima de los 381,02 millones y de los 112,04 quintales proyectados en julio por el USDA. Como en el caso de la soja, la nota destacada la dio StoneX, que calculó el volumen de la producción en 389,14 millones de toneladas y el rinde promedio, en 114,48 quintales.

Para tener en cuenta, tras las pronunciadas bajas acumuladas en las últimas cinco semanas, el mercado ya asumió un horizonte adverso para el maíz, con una cosecha que será mayor a la prevista cuando el USDA hizo el recorte de área sembrada y con existencias que demandarán mayores esfuerzos para “administrar” los excedentes. Por esa sencilla razón, no habría que descartar que tras lo que diga el USDA el miércoles comience una nueva toma en la película 20/21 del cereal estadounidense, con repuntes parciales que reflejen más los pasos de la demanda que el peso de la oferta, cuando resta cerca de un mes para el inicio de la cosecha.

 

TRIGO

Para el trigo con entrega inmediata el balance de la semana no arrojó cambios, dado que las propuestas de los compradores se mantuvieron en 195 dólares por tonelada para Bahía Blanca; en 185 dólares para el Gran Rosario, y en 182 dólares por tonelada para Necochea.

Para el jueves el FAS teórico del trigo fue calculado por Agricultura en $ 14.069, mientras que para el inicio de la nueva semana fue fijado en 14.083 pesos. El valor FOB del trigo en los puertos argentinos para embarques cercanos pasó 241 a 240 dólares por tonelada, mientras que para los embarques entre enero y febrero pasó de 217 a 213 dólares por tonelada, según lo informado por Agricultura.

En cuanto al trigo de la nueva cosecha, las ofertas para las entregas en noviembre/diciembre y en enero sobre el Gran Rosario bajaron de 170 a 168 y de 172 a 170 dólares por tonelada, mientras que para Bahía Blanca las propuestas por el grano para diciembre/enero se mantuvieron en 175 dólares por tonelada y en Necochea, en hasta 170 dólares por tonelada.

Negativo resultó el balance semanal para el trigo en el Matba Rofex, donde los ajustes de las posiciones septiembre, diciembre y enero retrocedieron de 195 a 193,50, de 171,80 a 169 y de 174 a 170,80 dólares por tonelada.

En su informe semanal sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 5 y 30 agosto deben salir desde el Gran Rosario 80.500 toneladas de trigo; desde Necochea, 13.200 toneladas, y desde otros puertos, 1500 toneladas.

Respecto de los cultivos, el jueves la BCBA informó que la siembra de trigo cubrió el 98,3% de los 6,5 millones de hectáreas proyectados, tras un progreso semanal de 2,4 puntos porcentuales. “La actividad estuvo concentrada fundamentalmente en el sudeste de Buenos Aires, donde la ausencia de lluvias permitió retomar las labores a campo que se encuentran demoradas por excesos hídricos. Por otro lado, el estado del cultivo en el centro y en el norte del área agrícola continúa empeorando bajo el escenario de sequía, comprometiendo las expectativas de rinde a cosecha”, dijo la entidad.

Sobre esto último, en su trabajo semanal sobre los cultivos de la zona núcleo agrícola argentina, el jueves la Guía Estratégica para el Agro de la BCR advirtió que si el área no recibe de 30 a 50 milímetros de lluvias, el trigo comenzará a perder potencial de rinde, “se estima de un 20 a un 30% menos si no llueve antes de fines de agosto. Incluso en lotes bien rotados y fertilizados se señala lo mismo. A pesar de que el cultivo de trigo mantuvo su condición y que el efecto de mayor rotación se nota, es imprescindible el regreso de las lluvias”, se destacó en el reporte.

 

Por segunda semana consecutiva, los precios del trigo cerraron con saldo negativo en el mercado estadounidense. En efecto, las posiciones septiembre y diciembre en la Bolsa de Chicago cayeron un 6,73 y un 6,55%, tras pasar de 195,20 a 182,07 y de 197,96 a 185 dólares por tonelada. En Kansas, los mismos contratos resignaron un 6,10 y un 5,68%, luego de variar de 162,59 a 152,67 y de 166,45 a 156,99 dólares por tonelada.

Tras subestimar la cosecha de Rusia (una práctica que los especuladores viene imponiendo en las últimas campañas), el mercado comenzó a tomar por buenas las previsiones que ubican el volumen de la producción del principal exportador mundial en torno de lo 80 millones de toneladas. En dos semanas, la consultora IKAR elevó su estimación sobre la cosecha rusa de 76,50 a 79,50 millones de toneladas. En julio el USDA redujo su cifra de 77 a 76,50 millones de toneladas y es muy probable que en el reporte del miércoles deba revisar su cálculo. Lo mismo podría suceder con Australia, desde los 26 millones del informe de julio, cuando algunos estimadores ya hablan de un volumen próximo a los 30 millones.

En cuanto a los Estados Unidos, en la previa del informe mensual del USDA el promedio de las estimaciones privadas ubicó el volumen de la cosecha total de trigo en 49,89 millones de toneladas, levemente por encima de los 49,63 millones calculados en el trabajo de julio.

Acerca de los cultivos, el lunes el USDA relevó el avance de la cosecha de los trigos de invierno sobre el 85% del área apta, contra el 81% de la semana pasada; el 80% de igual momento de 2019, y el 88% promedio de las cuatro campañas precedentes. El viernes los operadores estimaron un progreso de la recolección sobre el 92% de la superficie apta.

En cuanto al trigo de primavera, el USDA relevó el progresó de la cosecha sobre el 5% del área apta, contra el 1% de la semana pasada; el 2% del año pasado, el 10% promedio de los últimos cuatro ciclos agrícolas. El dato oficial quedó abajo del 6% previsto por los privados. El organismo ponderó el 73% de los cultivos en estado bueno/excelente, por encima del 70% de la semana pasada y en igual nivel que un año atrás. Los operadores esperaban una mejora de 1 punto, al 71%. En el cierre de la semana los operadores estimaron el progreso de la cosecha sobre el 12% del área y estabilidad en el 73% para la proporción de plantas en estado óptimo.

Resultó neutro para el mercado el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó ventas de trigo por 605.500 toneladas, por debajo de las 676.600 toneladas del reporte anterior, pero dentro del rango previsto por el mercado, de 200.000 a 800.000 toneladas.

Fuente: Granar

Más información agropecuaria cliqueá aquí

Noticias relacionadas