Panorama agrícola semanal

Positivo resultó el balance de la semana para los precios de los granos en la Bolsa de Chicago, donde las mejoras superaron el 2,4% para el maíz; el 2,3% para el trigo, que en Kansas subió hasta un 5,9%, y no lograron alcanzar el 1% para la soja. Este último dato fue la consecuencia de la continuidad de las tensiones entre EE.UU. y China. La tónica positiva general estuvo relacionada con el clima seco previsto para las próximas dos semanas en las zonas agrícolas estadounidenses, pero también con la devaluación del dólar frente al euro y con la apreciación del real frente al dólar, dos movimientos que les brindan mayor competitividad a las materias primas exportables de los Estados Unidos. En el mercado doméstico se evidenció una leve recuperación del maíz disponible y estabilidad para las cotizaciones de la soja y del trigo.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

Viernes 29 Viernes 22 Variación en %
Petróleo 35,49 33,25 +6,74
Dólar/Euro 1,1091 1,0895 +1,80
Real/Dólar 5,3360 5,5338 -3,57
Peso/Dólar* 68,34 67,98 +0,53

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

SOJA

Mayormente estable fue la semana para los precios de la soja en el mercado local, donde las propuestas por el grano disponible se mantuvieron en 215 dólares por tonelada para las terminales del Gran Rosario y en 220 dólares para Necochea, mientras que para Bahía Blanca subieron de 218 a 220 dólares por tonelada.

Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agricultura de la Nación en $ 14.118, mientras que para el inicio de la nueva semana fue fijado en 14.196 pesos. En el cierre de semana, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera exportadora en 212,80 dólares por tonelada, equivalentes a 14.565 pesos. El valor FOB del poroto de soja en los puertos argentinos pasó de 327 a 335 dólares por tonelada; el del aceite, de 608 a 629 dólares, y el de la harina, de 317 a 314 dólares por tonelada, según los datos publicados por Agricultura.

Levemente alcista fue el balance semanal de la soja en el Matba Rofex, donde los ajustes de las posiciones julio y noviembre subieron de 219 a 220 y de 224,90 a 225,50 dólares por tonelada.

En su informe semanal sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 27 de mayo y el 20 de junio deben salir desde el Gran Rosario 293.600 toneladas de poroto de soja; 1.422.950 toneladas de harina y 448.840 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 327.500 toneladas de poroto y 19.800 toneladas de harina; desde Necochea, 209.888 toneladas de poroto y 21.293 toneladas de harina, y desde otros puertos, 215.00 toneladas de poroto y 33.000 toneladas de harina.

Acerca de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) relevó el avance de la cosecha de soja sobre el 97,2% del área apta, tras un progreso semanal de 3,9 puntos. Así, las labores evidencian un adelanto interanual de 6,5 puntos. Hasta el momento se acumuló un volumen parcial de 48,80 millones de toneladas, sobre un total previsto para el cierre de la campaña de 49,50 millones. “A escala nacional, la recolección de soja de primera cubrió el 98,9% del área, entregando un rinde de 32,1 quintales por hectárea, mientras que la cosecha en lotes de segunda registra un avance sobre 93,6% de la superficie y un rinde medio de 24,5 quintales por hectárea”, dijo la entidad.

La semana dejó leves subas para los precios de la soja en la Bolsa de Chicago, donde los contratos julio y agosto sumaron un 0,90 y un 0,84%, al pasar de 306,17 a 308,92 y de 307,36 a 309,93 dólares por tonelada. El repunte, que se concentró en la rueda del martes, fue la consecuencia de la apreciación del real frente al dólar, que no sólo les resta competitividad a las ventas brasileñas, sino que podría tener alguna incidencia sobre la intención de siembra 2020/2021 si se acentúa, y de la previsión de tiempo seco sobre las principales zonas agrícolas estadounidenses durante las próximas dos semanas.

Pero el fundamento que morigeró las subas, y que continúa siendo el lastre más pesado para la soja, volvió a ser político. La tensión entre Estados Unidos y China no solo no cesa, sino que se agrava. Las amenaza de Trump con sancionar al país asiático por las medidas de “seguridad nacional” en Hong Kong que el gobierno de Xi Jinping aprobó sobre el cierre de la semana para aplacar las aspiraciones separatistas en esa región china están latentes. Como si no tuviera problemas puertas adentro, el presidente estadounidense suma batallas a la guerra comercial con China iniciada en marzo de 2018. El tema de Hong Kong puso en pausa las amenazas por el tratamiento que las autoridades chinas le dieron a la información sobre el inicio de la pandemia de coronavirus, que en Estados Unidos ya cobró la vida de más de 105.000 personas. Mientras tanto, China sigue comprando soja en Brasil.

Acerca de los cultivos, el martes el USDA relevó el avance de la siembra de soja sobre el 65% del área prevista, por encima del 53% de la semana pasada; del 26% de igual momento de 2019, y del 55% promedio. El dato oficial resultó inferior al 69% previsto por los operadores. En Illinois y en Iowa, los dos principales Estados productores de la oleaginosa, la siembra pasó del 59 y del 86% de la semana pasada al 65 y al 92%, contra el 13 y el 31% de igual momento del año pasado y frente al 56 y al 64% promedio de las últimas cuatro campañas. El organismo agregó que emergió el 35% de las plantas, frente al 18% de la semana anterior; al 9% de igual momento de 2019, y al 27% promedio. El viernes los operadores estimaron un progreso de la siembra sobre el 85% de la superficie apta.

Para el mercado de la soja no resultó constructivo el informe semanal sobre las exportaciones estadounidenses, dado que el viernes el USDA relevó ventas de poroto de soja 2019/2020 por 644.300 toneladas, por debajo de las 1.205.000 toneladas del reporte anterior, pero dentro del rango previsto por los operadores, de entre 400.000 a 900.000 toneladas. Los negocios 2020/2021 fueron reportados en 203.000 toneladas, por debajo de las 464.000 toneladas de la semana pasada y cerca del mínimo previsto por los privados, en un rango que fue de 200.000 a 500.000 toneladas.

MAÍZ

En línea con el repunte externo, el balance semanal fue positivo para los precios del maíz argentino. Las propuestas de los exportadores crecieron de 125 a 130 dólares por tonelada disponible para Bahía Blanca y para Necochea, y de 115 a 120 dólares para las terminales del Gran Rosario.

Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por Agricultura en $ 7813, mientras que para el inicio de la nueva semana fue fijado en 7767 pesos. Tras una semana sin relevamiento de ofertas, la BCBA informó que durante el segmento comercial que aquí reseñamos el rango de propuestas de los consumos bajaron de 8200/8600 a 7600/8200 pesos por tonelada, según calidad, condición, procedencia y forma de pago. El valor FOB del maíz en los puertos argentinos pasó de 142 a 144 dólares por tonelada, según lo publicado por Agricultura.

También fue positivo el balance del maíz en el Matba Rofex, donde los ajustes de las posiciones julio y septiembre subieron de 117 a 121 y de 119,50 a 124 dólares por tonelada.

En su informe semanal sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 27 de mayo y el 20 de junio deben salir desde el Gran Rosario 1.297.068 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 501.600 toneladas; desde Necochea, 56.150 toneladas, y desde otros puertos, 64.732 toneladas.

Respecto de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el progreso de la cosecha de maíz para grano comercial sobre el 47,2% del área apta, tras un avance semanal de 3,7 puntos. “Luego de transitar una semana con escasas lluvias, la recolección mantiene un adelanto interanual de 9,8 puntos porcentuales. Las labores se concentran sobre los lotes ubicados en el centro y en el norte del área agrícola. El rinde medio nacional a la fecha se ubica en 90,1 quintales por hectárea y se recolectaron más de 2,9 millones de hectáreas. Bajo este escenario mantenemos la proyección de producción en 50 millones de toneladas”, dijo la Bolsa.

Tras dos semanas que transcurrieron casi sin cambios, los precios del maíz tuvieron un repunte parcial en la Bolsa de Chicago. En efecto, las posiciones julio y septiembre crecieron de 125,19 a 128,24 y de 127,06 a 129,92 dólares por tonelada. Los pronósticos de tiempo seco y de temperaturas por encima de las marcas normales sobre buena parte del Medio Oeste durante las próximas dos semanas fueron los principales responsables de la tónica alcista del maíz.

Así, el mercado climático para el cereal dio el primer presente en la campaña 2020/2021 y seguirá concentrando la atención en los próximos meses, porque que la única chance de un repunte real de los precios del maíz está en un eventual recorte en el potencial de rinde de los cultivos si el clima se vuelve esquivo con los cultivos, que fueron sembrados con un tiempo próximo al ideal. Si, por el contrario, el USDA acierta y la cosecha supera los 400 millones de toneladas, las chances de subas se acotan sensiblemente, dado que la demanda interna y externa deberían crecer en una proporción que está fuera de los análisis de los operadores más optimistas.

Por esto, repetimos lo dicho la semana pasada:  “Entramos en la etapa que usualmente demanda la máxima atención, pero este año, frente a un escenario que resulta tan deliberadamente bajista por la previsión de una mega cosecha estadounidense, la chance de capturar subas eventuales no debería ser soslayada”.

También resultó positivo para el mercado de maíz la reactivación que registra, aunque parcial, la industria del etanol, a partir de la mejora del valor del petróleo y del repunte en la demanda de combustibles en los Estados Unidos. El jueves, en su informe semanal, la Agencia de Información sobre Energía marcó la cuarta suba consecutiva en la producción de etanol, al ubicarla en 724.000 barriles, unos 61.000 por encima del reporte anterior. Además, reportó una caída de unos 400.000 barriles en las existencias, que ahora son de 23,2 millones de barriles.

Acerca de los cultivos, el USDA relevó el martes el progreso de la siembra de maíz sobre el 88% del área prevista, por delante del 80% de la semana pasada; del 55% de 2019 para la misma fecha, y del 82% promedio de los últimos cuatro ciclos comerciales. El dato oficial quedó por debajo del 90% previsto en promedio por los privados. En Iowa e Illinois, los principales Estados productores de maíz, las siembras progresaron desde el 96 y el 83% de la semana pasada al 97 y al 89%, frente al 74 y al 32% de igual fecha del año pasado y ante el 91 y el 82% promedio, respectivamente. El organismo indicó que emergió el 64% de las plantas, frente al 43% de la semana pasada; al 28% de igual momento del año pasado, y al 58% promedio. Y en su primera valoración sobre la condición de las plantas, el USDA ponderó el 70% de los cultivos en estado bueno/excelente. El viernes los operadores estimaron el progreso de la siembra de maíz sobre el 95% de los 39,25 millones de hectáreas previstas.

Resultó negativo para el mercado de maíz el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos. En efecto, el viernes el USDA relevó ventas 2019/2020 por 427.200 toneladas, por debajo de las 884.200 toneladas del reporte precedente y del rango previsto por los privados, de entre 500.000 y 1.000.000 de toneladas. Los negocios 2020/2021 fueron reportados en 46.500 toneladas, frente a la cancelación de 29.300 toneladas de la semana pasada y ante un rango de 50.000 a 300.000 toneladas esperadas por los operadores.

TRIGO

Con pocas ofertas y pocos negocios en la plaza disponible de trigo argentino, las ofertas de los exportadores se mantuvieron en torno de los 180 dólares para el Gran Rosario y para Necochea, mientras que tras llegar a ofrecer 200 dólares el martes, se agotaron las propuestas para Bahía Blanca.

Para el jueves el FAS teórico del trigo fue calculado por Agricultura en $ 13.245, mientras que para el inicio de la nueva semana fue fijado en 13.262 pesos. El rango de ofertas de los molinos relevado a diario por la BCBA pasó de 12.900/15.000 a 12.500/14.850 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago. El valor FOB del trigo en los puertos argentinos se mantuvo en 240 dólares por tonelada, según lo informado por Agricultura.

En cuanto al trigo de la próxima cosecha, para las entregas entre diciembre y enero, las propuestas pasaron de 160 a un rango de 160/165 dólares para el Gran Rosario y para Bahía Blanca, en tanto que para Necochea se mantuvieron en 160 dólares. El grueso de la oferta para esas posiciones de entrega está en 170 dólares por tonelada. El balance semanal fue positivo en el Matba Rofex, donde los ajustes de las posiciones julio y diciembre crecieron de 185 a 187 y de 161,50 a 164 dólares por tonelada.

En su informe semanal sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 27 de mayo y el 20 de junio deben salir desde el Gran Rosario 135.000 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 30.000 toneladas, y desde Necochea, 59.690 toneladas.

Respecto de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la siembra de trigo 2020/2021 sobre el 13,4% de los 6,8 millones de hectáreas previstos, en función de un progreso semanal de 8,3 puntos, que posibilitó un adelanto interanual de 5,7 puntos. Ese adelanto responde al “intento de los productores por aprovechar la humedad superficial de los cuadros y lograr una buena implantación del cereal. Pese a la limitada oferta hídrica, aún queda gran parte de la ventana de siembra por delante y de recuperarse la humedad podrán concretarse los planes de siembra”. En cuanto al sur del área agrícola, la Bolsa dijo que la humedad del suelo para la siembra se encuentra en niveles adecuados, permitiendo anticipar la entrada a los lotes. “En esta región, dónde la siembra suele cobrar impulso a mediados de junio, los adelantos interanuales se encuentran entre 1 y 9 puntos porcentuales”.

El balance semanal fue positivo para los precios del trigo en los Estados Unidos. En la Bolsa de Chicago, donde las mejoras fueron las segundas consecutivas, las posiciones julio y septiembre crecieron un 2,36 y un 2,10%, al pasar de 186,93 a 191,34 y de 188,40 a 192,35 dólares por tonelada. En Kansas, tras las bajas de la semana pasada, los mismos contratos aumentaron un 5,85 y un 5,59%, al variar de 163,33 a 172,88 y de 165,99 a 175,27 dólares por tonelada.

Dos fueron los fundamentos centrales de la tónica alcista:

  • Segunda semana consecutiva de devaluación del dólar frente al euro, una relación que resulta sensible para la competitividad del cereal de Estados Unidos en uno de los mercados donde se da la mayor batalla (por cantidad de oferentes) entre los proveedores por ganarse la gracia de los compradores.
  • Tiempo seco sobre las Grandes Planicies y, particularmente, sobre Kansas, el principal Estado productor de trigo estadounidense, que actualmente tiene la mitad de sus suelos con déficit de humedad, con focos de sequía sobre el oeste, que se agravan en el limítrofe Estado de Colorado, donde casi el 77% de los suelos tiene humedad anormal y donde un 17,5% presenta un estado de sequía extrema.

Acerca de los cultivos, el martes el USDA ponderó un 54% de los trigos de invierno en estado bueno/excelente, por encima del 52% de la semana pasada, pero por debajo del 61% vigente un año atrás. El dato oficial quedó por encima del 53% previsto por los operadores. En Kansas, el principal Estado productor del cereal, la proporción de cultivos en estado bueno/excelente se mantuvo en el 40%. Añadió que está espigado el 68% de las plantas, frente al 56% de la semana pasada; al 63% del año pasado para la misma fecha, y al 72% promedio de las cuatro campañas precedentes.

En cuanto al trigo de primavera, el USDA relevó el progreso de la siembra sobre el 81% de la superficie prevista, contra el 60% de la semana pasada; el 80% vigente un año atrás; el 90% promedio, y el 77% previsto por los operadores. Emergió el 51% de las plantas, respecto del 30% del reporte anterior; del 41% de igual momento de 2019, y del 65% promedio. El viernes los operadores estimaron el avance de la siembra sobre el 93% del área estimada.

El reporte semanal sobre las exportaciones estadounidenses resultó positivo para el mercado de trigo, sobre todo por las ventas de la nueva campaña. En efecto, el viernes el USDA relevó negocios 2020/2021 por 496.500 toneladas, por encima de las 252.400 toneladas del trabajo anterior y del rango previsto por los operadores, de entre 100.000 y 300.000 toneladas. Las ventas 2019/2020 fueron relevadas en 209.800 toneladas, por encima de las 175.800 toneladas de la semana pasada y dentro del rango calculado por los privados, de entre 50.000 y 300.000 toneladas.

Fuente: GRANAR

Más información agropecuaria cliqueá aquí 

Noticias relacionadas