En lo que va de marzo, el trigo pierde casi US$ 10/t

La incertidumbre por la pandemia COVID-19 y su impacto sobre la economía global a mediano plazo afecta a todos los mercados, y el trigo no es la excepción. De la mano de la menor competitividad internacional del cereal argentino, caen los valores locales.

 

El avance de la pandemia del coronavirus COVID-19 y las imprescindibles medidas para ponerle coto hacen temer por la marcha del comercio y la actividad económica mundial. En lo local, el recinto físico de operaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario permanecerá cerrado del 16 al 27 de marzo inclusive, sin perjuicio de que los operadores efectúen sus transacciones comerciales por vías alternativas.

De la mano del sell-off generalizado de los mercados globales y frente a la pérdida de competitividad del cereal argentino en el mercado internacional, el precio del trigo en el mercado local ha perdido casi US$ 10/t sólo en lo que va de marzo, y US$ 15/t respecto al máximo relativo de enero de 2020, cuando los mercados globales comenzaron a descontar que el impacto del recientemente descubierto COVID-19 sería más agudo de lo que se estimaba con anterioridad. El precio de pizarra de la Cámara Arbitral de Cereales correspondiente al 19 de marzo resultó equivalente a US$ 190,1/t.

Entre tanto, si bien se notó una menor cantidad de compradores activos en la plaza local así como también un abanico más acotado de posiciones abiertas, el volumen de negocios reportados en SIO Granos no demuestra aún una desaceleración anormal, teniendo en cuenta que para esta altura del año, una vez atravesada la época de cosecha, la actividad tiende a mermar. Tal como muestra el gráfico adjunto, en lo que va de marzo los negocios por trigo pan para descarga en Rosario Norte y Rosario Sur superan las 335.000 toneladas, por encima de lo registrado el año anterior aunque por debajo de las casi 390.000 toneladas de los primeros 19 días de marzo 2018.

En tanto, en la semana surgió el temor que se interrumpa el normal abastecimiento de productos agroindustriales luego que la comuna de Timbúes tomase la decisión, en el marco de las medidas tendientes a detener el avance de la pandemia del COVID-19, de suspender las actividades comerciales y portuarias. Para el caso del trigo puntualmente, COFCO Timbúes tiene programada la carga de 41.800 toneladas, aunque el Decreto publicado por el Poder Ejecutivo nacional en el Boletín Oficial puntualiza que quedan exceptuadas del “aislamiento social, preventivo y obligatorio” establecido hasta el 31 de marzo inclusive las industrias de alimentación, su cadena productiva e insumos, las actividades vinculadas con la producción, distribución y comercialización agropecuaria y de pesca, y las actividades impostergables vinculadas con el comercio exterior.

Los valores de exportación del trigo argentino, por su parte, han perdido competitividad respecto a orígenes alternativos. El FOB oficial del trigo pan a granel para el último jueves quedó en U$S 243/t, valor que resulta superior al precio de exportación de Francia (U$S 195,1/t), Australia (U$S 227,9/t), Rusia (U$S 203,5/t) y Estados Unidos (U$S 235,6/t), tal como muestra el gráfico adjunto.


En el Mercado de Chicago, el contrato más próximo detentó una caída de US$ 8,9/t entre el día 10 y 16 de marzo, alcanzando mínimos desde septiembre de 2019 con un valor de US$ 182,9/t. A pesar de ello, luego de varias jornadas signadas por una alta volatilidad (que de hecho llevó a la decisión por parte de CME Group de incrementar el requerimiento de márgenes de garantía para el contrato de trigo) dicho contrato obtuvo una recuperación importante de US$ 13,6/t, con un ajuste para el día de ayer de US$ 196,6/t respectivamente. De esta forma, el cereal estadounidense ha sido el producto que relativamente mejor performance ha demostrado desde el 1ro de enero a la fecha, en comparación con el maíz y la soja, tal como muestra el gráfico adjunto. En algo más de dos meses y medio, el trigo Kansas perdió un 4% de su valor, o US$ 6,4/t, en tanto que la caída de los granos gruesos es de más del doble, el 10% en el caso de la soja (o US$ 36,3/t) y el 11% en el caso del maíz (US$ 17,6/t).

Fuente: Bruno Ferrari – Franco Ramseyer – Emilce Terré   BCR

 

Más información agropecuaria cliqueá aquí 

Noticias relacionadas