El dólar blue cortó una racha de dos bajas consecutivas

Dólar blue

En el segmento informal, el dólar blue cortó una racha de dos bajas consecutivas, y cerró estable a $135, luego de operar en gran parte de la jornada a $134, según un relevamiento de Ámbito en cuevas del Microcentro porteño.

El billete paralelo retrocede $4 en lo que va de la semana, luego de alcanzar un pico intradiario de $140 el último viernes.

Durante la semana pasada, el blue había acumulado un salto de $9 ante los bloqueos de cuentas bancarias en dólares por parte de bancos ante «movimientos inusuales», efectuados por los «coleros digitales», que utilizaban luego el mercado informal para efectuar el «pure» (comprar en el oficial y vender en el paralelo aprovechando la brecha cambiaria existente).

De este modo, la brecha con el dólar mayorista terminó en el 87%, tras rozar el 95% el viernes, y alcanzar un máximo de 104% a mediados de mayo.

Desde que inició la cuarentena, el blue acumula un alza de $49,50 (desde los $85,50 del 20 de marzo), producto, entre otras causas, de mayores restricciones para operar, no sólo en el Mercado Único y Libre de Cambios, sino también para las operatorias con el dólar CCL y el MEP.

Dólar oficial

En un hecho poco frecuente en los últimos tiempos, el dólar turista o solidario cerró en baja por primera vez desde principios de junio, al ceder cinco centavos a $98,88. Sucedió a partir de una merma de cuatro centavos en el promedio del minorista, que culminó a $76,06, en agencias y bancos de la city porteña, según un relevamiento de Ámbito.

En el Banco Nación, el billete -sin el impuesto PAÍS- terminó estable a $76, mientras que en el canal electrónico se consiguió a $75,95.

Por su parte, en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la divisa aumentó seis centavos a $72,20, en línea con el valor fijado para esta jornada por el BCRA, que terminó con un saldo vendedor de unos u$s20, de acuerdo a fuentes del mercado. En lo que va del mes, acumula una sangría de reservas cercana a los u$s400 millones, un hecho preocupante teniendo en cuenta las importantes restricciones actuales que limitan la demanda.

Los máximos de la jornada se registraron en $72,20 desde el inicio de la sesión, y volvieron a coincidir con la cota superior de la banda de fluctuación fijada por el Central. En otra rueda de bajo volumen de negocios, la demanda autorizada prevaleció ligeramente en el desarrollo de las operaciones absorbiendo toda la oferta privada disponible y exigiendo de nuevas ventas oficiales para suplir el faltante de divisas.

El volumen operado en el segmento de contado subió 14% hasta los escasos u$s160,3 millones.

Durante la jornada, la autoridad monetaria anunció que prorrogará por un mes más las actuales restricciones para el acceso de las empresas al mercado cambiario oficial, según establece la Comunicación A 7030 y sus actualizaciones.

El BCRA señaló además que incluirá «una nueva facilidad para que se puedan cancelar obligaciones pendientes por importaciones garantizadas por entidades financieras».

La decisión fue aprobada el martes en la Comisión y será ratificada este jueves en la reunión de Directorio, indicó un comunicado del BCRA.

De todos modos, según supo Ámbito, en el Central analizan por estas horas dar marcha atrás con algunas de las flexibilizaciones que se le habían otorgado al sector privado para acceder al dólar oficial durante los últimos meses.

Dólar futuro

En el mercado de futuros del ROFEX, el dólar para fin de mes se mantuvo sin cambios a $72,31, con una tasa de 27,8%, mientras que para finales de agosto subió a $74,61, con una tasa del 36,92 %TNA. La cotización para fin de año cerró a $86,23, con una TNA de 45,76%.

En la jornada, se operaron u$s501 millones, y las posiciones de contratos abiertas totalizaron la suma de u$s4.520 millones.

Con los valores observados en el mercado de futuros para fin de año, junto con la relación (desproporcionada) entre las reservas internacionales y los pasivos monetarios del BCRA, la pregunta que se hace el mercado no es si habrá o no una devaluación del tipo de cambio, sino cómo y cuándo sucederá. «La respuesta es una incógnita. Aunque debería ser luego de cerrar el canje de deuda, y hacerse en forma gradual, de manera de evitar un fuerte impacto en el nivel de precios», comentó el director de Rafaela Capital, Fernando Camusso.

Por lo pronto, «el BCRA parece no tener ningún problema en mantener este estatus de cepo más restricciones al pago de importaciones, generando un desdoblamiento cambiario sin blanquear, en detrimento del comercio internacional y la generación de dólares comerciales tan vitales», completó Camusso.

Fuente: ambito.com

Más información agropecuaria cliqueá aquí 

Noticias relacionadas