Vigilancia Epidemiológica Territorial: estrategia integral con datos en tiempo real para la toma de decisiones frente a la epidemia

Tras la presentación oficial del “Proyecto de Vigilancia Epidemiológica Territorial” (VETe), en las primeras horas se autocompletaron 1000 encuestas lo que impacta en más de 4500 personas en el partido de Balcarce. Este sistema tecnológico permite desplegar una estrategia de prevención y anticiparse a la evolución del COVID 19 con datos del territorio en tiempo real.

El viernes 4 de abril, se llevó a cabo el lanzamiento oficial de esta iniciativa en una conferencia de prensa en el Palacio Municipal de Balcarce, donde participaron Miguel Pereyra Iraola, vicedecano de la FCA-UNMdP; Claudia Palioff, asistente de Investigación, Desarrollo y Planificación de Estación Experimental Agropecuaria (EEA) INTA Balcarce; Antonio Dojas, director del Hospital Fossati y Francisco González, coordinador del Primer Nivel de Atención del citado nosocomio.

Palioff es asistente de investigación, desarrollo y planificación de la EEA Balcarce del INTA. Explicó que es un sistema caracterizado por una mirada integral del territorio, que abarca al COVID 19 desde aspectos médicos; del sistema de salud; de comportamiento social vinculado al aislamiento y cuarentena y sus potenciales cumplimientos o rupturas de normas; monitoreo y acompañamiento de casos, bajo la definición que establece el Ministerio de Salud de la Nación.  Además, incluye cuestiones sociales que tienen peso en las posibilidades de control de la expansión de la enfermedad, detección de focos de contagio e intervenciones en el corte de los potenciales circuitos de propagación. “La mirada territorial es parte del valor agregado de VETe”, afirmó.

El sistema combina una etapa donde promueve una encuesta autogestionada lanzada el viernes, para ser completada por la comunidad, accediendo al siguiente link https://arcg.is/0Knub8. Explicó que el uso de los datos es confidencial y que la encuesta es voluntaria.  “ Esto nos permite mirar un camino social y observar los distintos comportamientos e ir identificando dónde puede haber potenciales focos”, añadió Palioff. De este modo, se detectarán síntomas individuales de modo masivo. “Además, a partir de las encuestas que se van acumulando, podemos ir definiendo sectores. Se parte de la búsqueda individual, de un tamizaje de la población para detectar los casos y actuar en consecuencia”, explicó Francisco González, coordinador de Atención Primaria de la Salud del Hospital Fossati. “Para nosotros es fundamental, porque además nos permite ver diversas características de la población en torno a cada uno de los Centro de Salud de Atención Primaria, qué podemos brindar y para qué debemos prepararnos, ahora que estamos a tiempo”, valoró González.

“Por ejemplo, si hubiera tres casos positivos en Balcarce, se podrá conocer en qué momento se van a saturar las camas del hospital, cuánta gente va a necesitar asistencia o cuánto personal de la salud se podría ver afectado –señaló Palioff. También, se permite analizar qué puede pasar con un servicio público de transporte, aspecto fundamental para una ciudad como Mar del Plata donde sería importante saber qué ocurriría si un 30 a 40% de los o las choferes se infectaran”.

Pereyra Iraola, vicedecano de la FCA de la UNMdP recalcó que VETe, “trabaja con datos validados científicamente y en tiempo real, por lo tanto, brinda una certeza bastante alta en lo que es la proyección de la curva”. Se aplican modelos matemáticos con proyecciones que generan en forma anticipada escenarios de diversa índole. Señaló que se aplica también el sistema de georreferenciación, que hará posible diagnosticar dónde hay un foco y actuar allí para que no se expanda. Eso fue lo que ocurrió en Corea del Sur, donde focalizaron el origen principal o primario y fue mucho más fácil controlarlo”.

 VETe, además, permite monitorear y acompañar Casos, bajo la definición que establece el Ministerio de Salud de La Nación. A través de llamados telefónicos a las personas y grupos convivientes que deban estar en cuarentena, se toman registros de salud, síntomas, y permite atender otras necesidades como asistencia psicológica, alimentaria, u otras que puedan surgir. El manejo de los resultados es confidencial”, dijo Palioff. El equipo que hace el seguimiento de resultados de los datos, está integrado por médicos y médicas, diversos profesionales de la salud, la DDI, y el municipio. Los llamados estarán a cargo de un equipo de encuestadores voluntarios, integrado por docentes y tesistas de la FCA-UNMdP; quienes tuvieron una preparación previa y también aportaron a mejorar su diseño en la instancia de confección de los cuestionarios.

 “No se trata solo de saber si una persona tiene algún pico de fiebre, con algún síntoma agregado; también tenemos que poder determinar las condiciones en que vive quien fuera detectado como caso de COVID 19 para ver si puede permanecer 14 días en un espacio sin salir; pues si se ve obligado a salir a hacer las compras, rompe el aislamiento y surgen mayores posibilidades de contagio. Precisamente VETe permite predecir y analizar las conductas”, puntualizó Palioff. “Los datos duros, de salud, los socioeconómicos y socioambientales potenciados e integrados, les permitirá a los municipios generar estrategias diversas y adecuadas para cada localidad”, expresó. “A partir de contar con un sistema de alerta temprana, se contribuirá a optimizar las múltiples capacidades necesarias en este tipo de situaciones críticas, que siempre son limitadas. Cuando hablamos de VETe, estamos hablando de cuidarnos en comunidad, de prevenir, predecir y alertar”, explicó.

Fue creado por el INTA Balcarce junto a la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Mar del Plata (FCA-UNMdP), profesionales del Hospital Fossati, del municipio de Balcarce y de la UBA. Su valor agregado radica en la multidimensionalidad de los datos que permite recabar en tiempo real, y la versatilidad de la herramienta, aplicable en otros municipios.

VETe se complementa con otro sistema desarrollado por profesionales del Hospital Municipal Fossati y que funciona a través de la app “Mi Estado”. “Desde Salud estamos muy contentos por ambas iniciativas que van a ir generando datos que nosotros aglutinaremos en una sala de situación que funcionará en la Dirección de Juventud y que nos servirán para hacer el bloque epidemiológico para poder tratar la curva. Queremos que Balcarce tenga una curva lo más chata posible y estas dos aplicaciones son muy efectivas y pretendemos que sean muy útiles para lograr este objetivo”, afirmó el director del nosocomio, Antonio Dojas.

La construcción de VETe, ha agrupado un importante equipo interdisciplinario (salud, estadística, comunicaciones) de todas las instituciones involucradas “que queremos poner en valor”, dijo Palioff. Son parte del equipo la Coordinadora de Sistemas de Información Geográfica municipal, Juliana Romero y Julián Verona jefe de laboratorio del Hospital Fossati, con quien se trabaja en conjunto para la presentación de proyectos, entre ellos, en la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, Desarrollo Tecnológico y la Innovación, con el propósito de mejorar tanto la capacidad diagnóstica como el manejo epidemiológico frente a eventos de esta naturaleza y magnitud.

Por su parte, Palioff convocó a docentes, padres y madres, gerentes de recursos humanos, organizaciones sociales y políticas para difundir al sistema VETe y ayudar en la carga de las encuestas a quienes más dificultades presentan para manejar las nuevas tecnologías digitales. “Nosotros creemos que nadie se salva solo y que este trabajo, es un trabajo en comunidad donde necesitamos sumar desde las distintas capacidades que tenemos. En este sentido, INTA y la Facultad pertenecen al sistema nacional de ciencia y tecnología, anclados en el territorio y ahí es donde estamos aportando a este municipio y a otros con los que estamos conversando.

 

Fuente: INTA por Claudia María Ischia, Claudia Alejandra Palioff Nosal

Más información agropecuaria cliqueá aquí 

 

Noticias relacionadas