¿Qué se puede hacer si los sorgos graníferos, doble propósito o sileros fueron afectados por el pulgón verde?

Los sorgos graníferos, doble propósito o forrajeros, pueden ser atacados (como está ocurriendo en muchas zonas) por el pulgón verde de los cereales (Schizaphis graminum) y otras especies.

Los ataques más frecuentes del verde se observan en épocas cercanas a la floración o estado de grano lechoso, afectando el llenado de grano y debilitando la caña provocando pérdida de peso y una mayor susceptibilidad al vuelco de las plantas. Estos insectos al afectar las hojas inciden negativamente en el rendimiento del cultivo ya sea de biomasa total como de grano.

Fig. 1. a) pulgón verde de los cereales (hembras adultas y ninfas); y b) colonia de pulgón verde en sorgo.

Fig. 2. c) sorgos híbridos susceptibles (izquierda) y tolerantes (derecha) donde se observa el efecto del daño del pulgón verde de los cereales; y d) cultivo con daño severo.

Las hojas presentan lesiones de color marrón, típico del necrosado que produce la saliva tóxica del pulgón verde de los cereales, que se van agrandando hasta provocar la muerte de la misma. Además, los insectos producen el exudado de una melaza como consecuencia de la alimentación, sobre la que se desarrolla fumagina (hongo), que se torna negra, disminuye la fotosíntesis y complica aún más la calidad de esa hoja.

MÁS INFORMACIÓN AGROPECUARIA CLIQUEÁ AQUí

Si el cultivo está muy afectado, por un estado avanzado de la infestación del pulgón debido a que no se detectó a tiempo por falta de un sistema de monitoreo periódico, podría haber mermas de rendimiento, fundamentalmente en el peso de los granos. Puede ocurrir además, que las plantas queden débiles por afectación de las vainas que recubren el tallo. ¿Qué se puede hacer entonces?: desde el punto de vista de su uso como alimento para los animales, habría tres alternativa, 1) heno (rollos), 2) silaje, o 3) pastoreo diferido.

La henificación (hacer heno rollos), si bien se la puede tener en cuenta, es muy complicada, ya que esas plantas tienen mucha humedad en el tallo, lo que dificulta lograr un buen secado. Conviene considerar que se tiene que pasar de 75-80% de humedad en planta a 20% en el rollo. Si no se controla bien la humedad y se hacen los rollos con una humedad por encima del 20% o el secado es desparejo, se van a calentar, se desarrollarán hongos y la calidad será muy baja. Se necesitarían 10-15 días sin lluvias, y con mucho sol y temperaturas altas, para que se logre una humedad que no traiga dificultades (ardido) durante el almacenaje. También, puede ocurrir que el secado sea más o menos adecuado, pero en ese tiempo, el sorgo puede rebrotar, o hay malezas, y al recolectarlo con la enrolladora se incorporará material verde y se aumentará la humedad del rollo, desmejorando su calidad.

Si el volumen que se logra es bueno o aceptable, y se tiene disponibilidad de maquinarias, la opción del ensilaje es la mejor, (aunque más cara, pero más segura) ya que se podría lograr una mejor conservación con menos problemas durante el almacenaje. Para esto habría que esperar a que las plantas lleguen a un 32 – 34% de materia seca para picarlos, no apurarse aun cuando las hojas están secas, no tenerlas en cuenta. Fijarse especialmente en el tallo, que no tenga demasiada humedad, y si tiene algo de grano, que éste esté duro en el caso de los sileros azucarados, y que en los sorgos graníferos y doble propósito, el grano sea pastoso duro. En el caso principalmente de los forrajeros azucarados y sileros que tengan debilitado los tallos y haya peligro de vuelco y no tienen la materia seca adecuada para cosechar, una alternativa es cortarlos dejarlos que pierdan algo de humedad y luego picarlos.

La melaza y la fumagina que aparece en las hojas no interfieren en el proceso de fermentación, siempre y cuando el silaje esté bien hecho, compactado y protegido. Pero si no se hace bien, todo el proceso de confección y almacenaje puede contribuir a que el silaje sea peor en calidad.

La última opción, y esta va a depender de como esté armada la secuencia de cultivos del lote, si en el mismo irá luego otro cultivo de verano (no de invierno), se puede pensar en el uso del material diferido en pie bajo pastoreo. Este es económico y si se lo usa dividido en franjas con cargas altas se puede lograr una aceptable eficiencia de uso. Se lo puede ofrecer a categorías de animales que tengan bajos requerimientos como vacas secas, recría, etc.

Estas son algunas consideraciones sobre el destino que podrían tener los sorgos dañados fuertemente por el pulgón verde de los cereales.

Fuente: INTA por Luis Alberto Romero, Jorge Frana

 

MÁS INFORMACIÓN AGROPECUARIA CLIQUEÁ AQUí

Total Views: 150 ,

Noticias relacionadas