Polémica por medidas que podría tomar el Gobierno sobre semillas

Tras la pérdida de estado parlamentario del proyecto oficial para modificar la actual ley de semillas, vigente desde 1973, en la cadena agroindustrial hay expectativas, y a la vez temores, sobre los pasos que podría dar el Gobierno en esta materia en los próximos días.

Según contaron a La Nación referentes del sector, autoridades del Ministerio de Agricultura de la Nación les hicieron saber dos cosas. Por un lado, que podría modificarse el actual sistema ligado a Bolsatech para el análisis de tecnologías en semillas de soja.

Por otra parte, se buscaría reflotar, con cambios, una resolución de 2006 que dispuso que los agricultores solo podían utilizar semillas propias para hacer la misma superficie que implantaron con semillas certificadas en el ciclo anterior.

En 2016, tras lanzar una variedad de soja resistente a insectos, Monsanto comenzó a hacer controles propios para detectar en el grano si el productor había pagado por su tecnología. Incluso, en contratos de los agricultores con exportadores había una cláusula que habilitaba los controles.

Eso generó una fuerte disputa con entidades del agro. En ese momento, el exMinisterio de Agroindustria, a cargo de Ricardo Buryaile, sacó una resolución, la 207, prohibiendo los controles privados y dejando los mismos en manos del Instituto Nacional de Semillas (Inase). Esa norma se prorroga todos los años.

Desde el sector privado, en ese marco se creó Bolsatech, al que adhirieron bolsas de cereales y cámaras arbitrales, para la administración, toma de muestras y gestión de datos de los análisis sobre semillas. Así, en lugar de ir a Monsanto, la información va primero al Inase.

Este último sistema se viene aplicando y, según dicen en el sector, con óptimos resultados. Sin embargo, la intención oficial sería modificarlo o darlo de baja. En las últimas horas hubo intensas negociaciones entre el sector privado y público.

«Es difícil de entender por qué a poco de cambiar el gobierno, se propone modificar un control que hace a la trazabilidad y da garantía a toda la cadena comercial», dijo un integrante de la cadena.

Según indicó, una propuesta que llegó al sector es pasar de un control del 100% a un muestreo aleatorio. «Eso es impracticable», agregó.

En sectores ligados con la exportación temen que una eventual baja del actual sistema traiga problemas con la venta al exterior de soja. Argumentan que quedaría desprotegido el marco para las empresas de tecnología y recuerdan que hoy es Bayer quien emite los certificados para la tecnología que se vende a China.

En esta línea, la fuente alertó por riesgos de «salir de un control del 100% implementado por Bolsatech con el Inase a un muestreo dirigido sin conocer los criterios. Esto podría significar que los exportadores vuelvan a tener problemas con los certificados de bioseguridad que los tienen las empresas titulares de los eventos que se usan».

Fuentes oficiales consultadas dijeron ayer que no había «nada» en relación a este tema que circula en la cadena.

En este contexto, la otra versión que circuló con fuerza en el sector tiene que ver con la presunta intención oficial de reflotar la resolución 338 de 2006. Como se mencionó, en su momento estableció que no se podrá emplear para uso propio más semilla de la que se sembró con productos certificados. En su momento, fijó como autoridad de aplicación al Inase, pero en la cadena indican que no se terminó de aplicar.

 

Fuente: La Nación | Por: Fernando Bertello

Más información agropecuaria cliqueá aquí 

Noticias relacionadas