Nuevo escenario agroalimentario: en el primer semestre del año crecieron todas las exportaciones chilenas de carnes para generar 476 millones de dólares

Santa Rosa, La Pampa. Reses en el Frigorífico Carnes Pampeanas. Control y traslado a heladeras frigoríficasLA PAMPA-SAN LUIS; INOCUIDAD Y CALIDAD AGROALIMENTARIA; FRIGORIFICO; EXPORTACION; PLANTA; CONTROL; MEDIA RES; HELADERA FREGORIFICA.
Correspondientes a carne aviar, porcina y vacuna.

Chile –nación que importa maíz para transformarlo en proteínas cárnicas en su propio territorio– logró aprovechar en lo que va del presente año la nueva coyuntura agroalimentaria global.

El primer semestre de 2019, comparado con igual período del año anterior, las exportaciones de carne bovina chilenas sumaron 7825 toneladas (+65%) por un valor FOB total de 30,8 millones de dólares (50%), según datos oficiales de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) de Chile. Los principales países de destino en valor fueron China (71%), Canadá (8%), Cuba (6%) y España (6%).

Los envíos de carne aviar en enero-junio de este año registraron 70.095 toneladas (+15%) con valor de 183,2 millones de dólares (+4%). Los principales países de destino en valor fueron China (25%), EE.UU. (25%), Reino Unido (12%) y Puerto Rico (10%).

Por su parte, los embarques de carne porcina en el período fueron de 107.480 toneladas (+13%) con un valor de 262 millones de dólares (+9%). Los principales países de destino fueron China (30%), Japón (25%), Corea del Sur (21%) y Rusia (14%).

Chile, al tener un Tratado de Libre Comercio (TLC) con China y EE.UU., tiene arancel cero para ingresar carne de cualquier tipo a sendos mercados.

Como Chile no se autoabastece de maíz –uno de los principales insumos para producir cerdos y aves– debe importar buena parte del cereal. Y el principal proveedor de ese recurso es la Argentina, que en los primeros cinco meses de este año –según los últimos datos publicados por Odepa– envió 626.371 toneladas a su vecino (76% de la importación total chilena del período).

China requerirá en el presente año incrementar la importación de proteínas cárnicas ante el déficit de oferta generado por la liquidación de buena parte de su stock de cerdos (debido a la expansión de la fiebre porcina africana). Adicionalmente, restringe –por medio de aranceles adicionales o directamente bloqueos– el ingreso de carnes de EE.UU. (un gran exportador) debido a la “guerra comercial” que mantiene con esa nación.

 

 

Fuente: Valor Soja

 

Más información agropecuaria cliqueá aquí 

Noticias relacionadas