Aapresid: ¿Cómo regar los cultivos eficientemente?

Calcular el agua que necesitan los cultivos es esencial para maximizar los rindes y minimizar el impacto ambiental. Para lograr la mayor eficiencia de este recurso y conocer cuándo y cuánto regar existen diferentes alternativas, una de ellas es realizar un balance hídrico (BH) y esto es lo que hace Kilimo para sus clientes a través de su App.

¿Cómo funciona?

Kilimo muestra el balance hídrico de cada campo en tiempo real, es un balance de humedad que resulta de la diferencia entre la cantidad de agua que ingresa y que egresa en el suelo, en un determinado período de tiempo. Funciona como un sistema contable del agua en el suelo y, en tanto, el resultado puede ser positivo o negativo, entrega a cada productor la información necesaria para tomar las mejores decisiones y evitar así el exceso o deficiencia en la aplicación de agua.

Las principales fuentes de agua para las raíces provienen de las precipitaciones, riego, napas freáticas y escurrimiento de agua desde zonas más elevadas. En tanto las causas del egreso son la evaporación a través de la superficie del suelo, la transpiración del cultivo y la percolación profunda, es decir el agua que se infiltra por debajo de la zona de raíces.

En el modelo propuesto por Kilimo, el Balance Hídrico o contenido hídrico para cada lote funciona de la siguiente manera:

En un estado inicial, se realiza una caracterización del suelo y se determinan las constantes hídricas y el agua útil de cada lote. A ese estado inicial se resta la evapotranspiración real del cultivo (ETr), es decir la evaporación de agua del suelo y la transpiración real del cultivo en las condiciones actuales de cobertura de cada lote en particular (FAO 1990). Una vez calculada la pérdida de agua, que resulta de la diferencia del estado inicial menos la evapotranspiración real del cultivo, se suma al sistema la cantidad de lluvia caída y el riego aplicado en cada lote, obteniendo así los resultados de agua útil para dar las recomendaciones de riego exactas día a día.

Actualmente Kilimo monitorea los balances hídricos en más de 75 mil Has en Argentina, Chile, Estados Unidos, Uruguay, Paraguay y Perú permitiendo con eso:

 

  • Disminuir costos, ya que se riega lo justo y necesario.
  • Alcanzar los rindes máximos, regando con exactitud en los períodos críticos.
  • Ahorrar tiempo de análisis de datos sin necesidad de ir al campo.
  • Promover la sustentabilidad del ambiente.

 

Fuente: Aapresid

 

Más información agropecuaria cliqueá aquí 

Noticias relacionadas