La proyección de producción a nivel nacional de trigo cae a 18,8 millones de toneladas como consecuencia de un ciclo marcado por fuertes deficiencias hídricas

Como hemos ido mencionando en los informes previos semana a semana, el ciclo estuvo atravesado por condiciones climáticas desfavorables que afectaron negativamente la performance del cultivo. En un primer momento, la falta de precipitaciones y las bajas temperaturas medias provocaron demoras en la fenología y plantas de escaso desarrollo. Luego la reactivación de las lluvias, que sólo se dio sobre la franja este del territorio, agravó la condición de déficit hídrico en el oeste del área. Finalmente, la alternancia de temperaturas templadas con frecuentes heladas empeoró el panorama. Ante un escenario sin posibilidades de recuperación al menos para los ciclos largos, y sin descartar futuras mermas, se estima una producción de 18,8 MTn.

Si bien al norte del área agrícola continúa la recolección de trigo a buen ritmo y con rindes en general superiores  a los promedios históricos, hacia el centro y sur del área agrícola las perspectivas son desalentadoras.

Los lotes del margen este se han recuperado parcialmente, y las expectativas de rinde podrían acercarse a valores relativamente cercanos a la media. No obstante, al oeste y al sur de la región agrícola, los planteos tempranos presentan serias limitaciones de cara al llenado de grano. Las bajas temperaturas y el déficit hídrico dieron lugar a plantas de bajo porte y escaso macollaje. Sumado a ello, la ocurrencia de heladas, los eventos de granizo y los golpes de calor han agravado la situación, que podría complicar a los ciclos medios y cortos si no se revierte.

 

Fuente: Bolsa Cereales de Buenos Aires

 

Más información agropecuaria cliqueá aquí 

Noticias relacionadas