Evaluación de cultivares comerciales de avena y cebada forrajera para producción de forraje en INTA EEA Marcos Juárez. Campaña agrícola 2020

Durante la campaña agrícola 2020 en el campo experimental de cereales de invierno de la EEA INTA Marcos Juárez se realizaron ensayos de avena y cebada forrajera para producción de forraje.

Los verdeos de invierno son muy importantes para intensificar la producción de forrajes en los establecimientos ganaderos y encadenarlos con las pasturas perennes ya sea natural o implantada, para suplantar el déficit estacional sobre todo en el invierno.

La avena es el cereal forrajero de invierno más importante del país, considerando la superficie sembrada, que alcanza a casi los 3 millones de hectáreas (MAGYP, 2021). Cerca del 90 % de la superficie de avena es sembrada a fines de verano y principios del otoño, para ser utilizada como forrajera invernal anual y de doble propósito (forraje y grano). Aún cuando esta especie se encuentra panojada y granada es posible pastorearla ya que su calidad se mantiene debido a un adecuado balance de nutrientes que se traduce en altas ganancias diarias de peso.

En cuanto a cebada forrajera, la superficie dedicada a esta especie fue decreciendo, siendo suplantada por la avena. En la actualidad se desconoce la superficie de siembra ya que se carecen de datos oficiales, pero se estima una superficie cercana a 30.000 hectáreas, casi todas como doble propósito, pasto y grano. El grano que se cosecha en su mayor parte se utiliza para semilla y como grano para alimentación animal, ya sea para la producción aviar, porcina y bovina. Es la especie con mayor precocidad, pero además presenta otras ventajas como la mayor tolerancia a condiciones de salinidad del suelo y excelente relación cantidad/calidad de forraje cuando se la destina a la confección de silajes de planta entera.

Debido a que se carece de información actualizada sobre el desempeño de los distintos cereales invernales en la zona de influencia de la EEA Marcos Juárez, la presente publicación tiene como objetivo describir el panorama varietal y el comportamiento productivo de avena y cebada forrajera para producción de forraje.

Durante la campaña agrícola 2020 en el campo experimental de cereales de invierno de la EEA INTA Marcos Juárez se realizaron ensayos de avena y cebada forrajera para producción de forraje. Los mismos fueron conducidos en siembra directa, en un lote con rotación agrícola trigo/maíz-maíz-soja-soja, la cual ésta última se picó en el mes de febrero en el estadío reproductivo de R3. Se aplicó herbicidas para el control de malezas en preemergencia de las mismas y en presiembra (metsulfuron, dicamba y glifosato, en dosis comercial). Se fertilizó en presiembra con 80 kg/ha de UREA granulada al voleo con fertilizadora de arrastre y con 90 kg/ha de fosfato monoamónico incorporado a la siembra. Se pretendía re fertilizar luego de cada corte de forraje, pero las ausencias de precipitaciones impidieron realizarla. Durante el ciclo de cultivo se realizaron tratamientos químicos para el control de pulgones y chinches (Lambdacialotrina al 5%).

Se evaluaron 14 cultivares de avena (Avena sativa) (cuadro 2) y 6 de cebada forrajera (Hordeum vulgare) en ensayos diferentes .

En cada caso se utilizó un diseño experimental en bloques completos aleatorios con 3 repeticiones, con una unidad experimental (parcela) para corte forraje de 6 surcos a 0,20 m y 6 m de largo (7.2 m2).

Ir al informe completo

 

 

Fuente: INTA por Guillermo Manuel Donaire, Carlos Tomás Bainotii, Fernando Reartes, María Belén Conde

MÁS INFORMACIÓN AGROPECUARIA CLIQUEÁ AQUí

Total Views: 173 ,

Noticias relacionadas