El gobierno de Macri trabaja en una contraofensiva política para despejar la idea de transición

Hay una batería de actividades planeadas para mostrar que el Presidente tiene poder real y encuentra al frente de la gestión pública sin condicionamientos

El objetivo es mostrar a un Presidente «que no es virtual sino real y toma decisiones», como arengó ayer Mauricio Macri a la dirigencia de Juntos por el Cambio. Con esa premisa, se prepara una batería de actividades en los próximos días que van desde más anuncios de medidas económicas, hasta los festejos por los 25 años del reforma Constitucional y el viaje a la Asamblea General de Naciones Unidas.

La Casa Rosada quiere despejar la imagen de un Macri golpeado por la dura derrota electoral y mostrar un Macri activo. Será parte de la estrategia de mezclar campaña con gestión, si la economía logra estabilizarse y permite darle un respiro al Presidente. Obvio que no será una tarea sencilla: hace dos días que desde el Gobierno se desmienten rumores de cambios de gabinete.

«Estamos activos y hay una agenda política que sigue su curso para mostrar a un Gobierno en pleno desarrollo y proyección a futuro», destacó a Infobae un secretario de Estado cercano al jefe de Gabinete Marcos Peña. De hecho, durante toda la jornada de hoy Macri estará en Olivos con una seguidilla de reuniones con ministros, secretarios de Estado y dirigentes de Juntos por el Cambio.

Se trata del plan de «Presidente real y no virtual» como dijo Macri. También es parte del plan de eliminar del inconsciente colectivo aquella idea de «gobierno de transición», que esbozó Alberto Fernández tras su amplia victoria electoral en las PASO.

Además de seguir con los anuncios de más medidas económicas en los próximos días, el gobierno se propuso una agenda inmediata de gestión presidencial activa. Por lo pronto, Macri encabezará una serie de actos de homenaje por los 25 años de la reforma constitucional de 1994.

En este sentido, desde Jefatura de Gabinete tienen en carpeta una batería de propuestas. El sábado 24 de agosto se hará una fiesta popular en la Plaza de los Dos Congresos, en el que se celebrará la reforma de 1994 a través de cinco ejes: los derechos humanos, el ambiente, los derechos de las mujeres, de los usuarios y consumidores y la calidad democrática.

En esa fiesta habrá shows artísticos y culturales durante todo el día. Además se instalaran talleres, juegos para niños y adultos y una novedosa plataforma (oculus) que ofrece una recorrida virtual de forma interactiva.

En tanto, ese mismo día, Macri será anfitrión de un acto en el Museo de la Constitución Nacional en Santa Fe, al que serán invitados los convencionales que participaron de la Asamblea Constituyente en 1994. Allí no estará Cristina Fernández de Kirchner: ya habrá viajado a Cuba para visitar a su hija Florencia.

En todas estas actividades, Macri tratará de ser protagonista y reforzar la idea de campaña «República versus una Argentina amenazada en sus instituciones», en clara referencia al kirchnerismo.

También en el plano internacional, Macri se propone mostrarse activo. A pesar de los rumores de estos días de que el Presidente cancelaba el viaje previsto para el 20 de septiembre a la ONU, desde el área de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, que lidera Fulvio Pompeo, ratificaron a Infobae que Macri hará ese viaje.

«Se trata de un viaje relevante y que no le llevará más que 24 horas», explicó un funcionario del Gobierno, al evaluar la asistencia de Macri en Nueva York para dar su discurso en la Asamblea General de la ONU.

Hay tres motivos centrales por los que Macri quiere estar allí: para mostrarse activo en el plano internacional, para elevar en la ONU un discurso que sirve para su campaña y para despejar dudas ante sus pares de otros países y los inversores extranjeros.

 

 Fuente: Infobae por Martín Dinatale

 

Más información agropecuaria cliqueá aquí 

Noticias relacionadas