Cambio de escenario: con la apreciación cambiaria ahora son las industrias lácteas focalizadas en el mercado interno las que tienen mayor capacidad de pago

En desmedro de las orientadas a la exportación.

La política de apreciación cambiaria promovida por las autoridades del Banco Central (BCRA) desde octubre pasado volvió a cambiar el escenario lácteo para otorgar mayor poder de compra a las industrias dedicadas a abastecer el mercado interno.

En noviembre pasado –según datos informados por la Secretaría de Agroindustria– el precio pagado por la leche en la provincia de Santa Fe, donde se localizan la mayor parte de las industrias exportadoras, fue de 8.78 $/litro, mientras que en Buenos Aires, con industrias lácteas focalizadas en el mercado interno, se ubicó en 9.02 $/litro.

En las cuencas extrapampeanas, que se dedican exclusivamente al abastecimiento del mercado local, también se observó el mismo fenómeno. El promedio de Santiago del Estero, San Luis y Salta de noviembre de 9.22, 9.08 y 9.02 $/litro respectivamente.

Entre los meses de junio y agosto de este año la capacidad de pago de las industrias exportadoras fue superior a la de aquellas empresas lácteas focalizadas en el mercado interno debido a la competitividad cambiaria generada por la súper devaluación del peso. En septiembre esa ventaja se extinguió con la instauración del esquema de retenciones móviles para finalmente ingresar en desventaja a partir de noviembre sobre la apreciación cambiaria.

Además, el precio FOB promedio de la leche en polvo entera exportada por la Argentina se encuentra en niveles mínimos históricos: en octubre (últimos datos oficiales publicados por Indec) fue de 2847 u$s/tonelada versus 3030 y 3168 u$s/tonelada en septiembre y agosto de este año respectivamente.

El promedio ponderado nacional el mes pasado fue de 8.93 $/litro. Tal cifra, considerando el tipo de cambio de referencia promedio BCRA, equivale a 0.245 u$s/litro versus 0.227 y 0.205 u$s/litro en octubre y septiembre pasados.

No existe además faltante de materia prima en el mercado local, cuyo consumo interno, luego de la megadevaluación, muestra un proceso de enfriamiento a causa de la pauperización social. En los primeros diez meses del año, según los últimos datos oficiales publicados, la producción argentina de leche fue de 8673 millones de litros versus 8216 millones logrados en el mismo período de 2017.

Fuente: Valor Soja

Noticias relacionadas