Caña de azúcar: cómo garantizar la seguridad del personal en el marco de la pandemia

Cosecha de caña de azucar

El INTA brinda una serie de protocolos para desarrollar las tareas de plantación y cosecha de manera eficiente y segura.

Ante el inminente inicio de las labores de plantación y cosecha del cañaveral en Tucumán en el contexto restrictivo y particular que impone el COVID-19, es fundamental que productores, empresas contratistas y operarios se adecúen a las sugerencias de las autoridades sanitarias nacionales, incluyendo las prevenciones en la circulación, transporte y entrega de la materia prima.

Para ello, especialistas del INTA Famaillá ofrecen diferentes recomendaciones de acuerdo al tipo y forma de actividad a realizar:

Protocolo en plantación manual

  • Surcado y tapado: el operario que conduce el tractor no deberá llevar acompañantes; mientras, en las operaciones de regulación de equipos, las personas involucradas deberán extremar los cuidados de distanciamiento mínimo de 2 m.
  • Volteo de caña semilla: se dispondrá un solo operario por cada tarea, ya sea de tres o cuatro surcos, evitando las cuadrillas con grupos apareados. De ser necesario esto último, deberán estar distanciados 50 m para que operativamente se puedan realizar controles.
  • Carga de caña semilla al carro de transporte: en caso de utilizar cargadora, sólo dos operarios estarán en la zona de carga: el tractorista del carro y el operador de la cargadora. Cuando esta tarea sea totalmente manual, se deberán extremar los cuidados entre el operario que levanta el paquete y el que recibe sobre el carro.
  • Transporte: durante esta tarea, no se deberá permitir la presencia de operarios arriba del carro para evitar o minimizar, además, el riesgo de accidentes.
  • Descarga de semilla desde el carro: se deberá ubicar un operario de cada lado y dos de ellos en la parte trasera, con distanciamiento mínimo de 1,5 m para distribuir cuatro surcos por cada pasada.
  • Hachada en el fondo del surco: se distribuirá un operario para realizar esta labor y volver por el surco de al lado. De este modo, siempre se mantendrá un aislamiento de 3 m como mínimo entre ellos.
  • Zonas de uso común como casillas y comedores: rigen todas las normativas de seguridad como la utilización alternada de estos espacios, ya sea por turnos de acuerdo a la cantidad de operarios o a las directivas impartidas por el responsable.

Protocolo en plantación mecanizada

Este sistema de plantación, generalmente, está compuesto por una máquina de cosecha integral, carros de transporte/abastecimiento y una maquina plantadora, cada uno de ellos operado por una persona. Las precauciones a tener en cuenta son las que se describen a continuación:

  • Puestos de comando: se deberán mantener limpios y desinfectados al inicio de las tareas y ante eventuales cambios de operarios.
  • Cabinas: evitar acompañantes y ventilar la misma regularmente.
  • Casilla rural: por tratarse de un lugar crítico para el contagio por el espacio reducido, deberán turnarse para las comidas y desinfectar las superficies de contacto permanentemente.

Protocolo en cosecha mecanizada

Esta operación cuenta, en forma permanente, con cosechadora integral, tractores para cuarteo o tracción de carros auto vuelco, casilla taller y casilla rural. En cuanto a operarios, el equipo está compuesto por maquinista, cuartero, mecánico y planillero, que en general son relevados por turnos.

En este caso, son válidas las mismas recomendaciones de la plantación mecanizada. debiendo agregar las siguientes:

  • Casilla de planilla: evitar las aglomeraciones en este sector mientras el chofer de transporte debe identificarse, entregar la documentación y volver a la cabina del camión.
  • Cambios de turno: entregar el puesto de trabajo perfectamente limpio y desinfectado.
  • Comunicación: se deberán comunicar las novedades en forma escrita, evitando la cercanía y el contacto directo.

Recomendaciones generales

Para todas las actividades, además, se deberán tener en cuenta estas sugerencias:

  • Definir un responsable o coordinador que haga cumplir las medidas de seguridad, además de realizar modificaciones según las circunstancias operativas de cada establecimiento.
  • Restringir el acceso de personas de riesgo (mayores de 60 años o con enfermedades de base respiratorias o inmunodeprimidos) a los predios.
  • Concientizar a todos los operarios y personal de campo sobre los riesgos de contagio para tomar las precauciones y evitar la transmisión del Coronavirus.

 

Fuente: INTA por Walter Benito Zalazar, Roberto Alfredo Sopena

Más información agropecuaria cliqueá aquí

Noticias relacionadas