La condición de los cereales de invierno es regular y comienza la etapa de llenado de grano en las zonas norte y centro

La condición general de los cereales de invierno, en la zona de influencia de la Bolsa de Bahía Blanca, se mantiene en Regular, con respecto al informe anterior. El principal factor a evaluar en este momento es la pérdida de área con destino a cosecha por el efecto de la sequía durante gran parte del ciclo vegetativo y reproductivo. Los mayores daños por el déficit hídrico están al oeste de la región de estudio, con una gran proporción de la provincia de La Pampa declarada en emergencia agropecuaria.

Se estima una disminución del 12% sobre la superficie total de trigo para cosecha (1,45 M ha). Las mayores mermas sucederían en la zona sur (24%) debido al pastoreo de los cultivos. La baja producción de materia seca por parte de los verdeos de invierno y pasturas, y el mal estado del cereal promueven esta decisión de manejo.

En las zonas centro y norte se esperan perdidas de área del 10% y 6%, respectivamente. Los trigos que no alcanzaron el rinde de indiferencia se han secado para favorecer el almacenamiento de agua a la espera de la campaña gruesa. La superficie a cosechar de cebada se estima en 683.000 ha (14% menos que en el ciclo 2018/19). Esta reducción se debe tanto a la caída de la superficie sembrada como a la perdida de lotes por sequía y falta de pasto en los sistemas mixtos. En las zonas centro y sur los cultivos que se vieron más afectados por el déficit hídrico y las heladas invernales fueron destinados a alimentación animal. Por otro lado, en la zona norte los productores secarían aquellos lotes cuyo rinde potencial no cubre los costos directos, y así iniciar la campaña de verano con mejores reservas hídricas.

Los productores de la región realizaron aplicaciones curativas y preventivas para las diferentes enfermedades foliares en los cultivos con mejor condición, entre estas predominan la roya anaranjada en trigo y mancha en red en cebada. En la zona norte se está evaluando realizar una segunda aplicación con fungicidas. Se observaron lotes aislados de cebada con presencia de carbón en sus espigas, que podría ocasionar futuros problemas en su comercialización. Por otro lado, se pueden observar ataques de pulgón ruso en cultivos de trigo y la aparición del pulgón de la espiga en lotes puntuales.

Ir al Informe Completo 

 

Fuente: Bolsa de Cereales Bahía Blanca

 

Más información agropecuaria cliqueá aquí 

Noticias relacionadas