La agroindustria y su participación en la economía santafesina

Santa Fe reviste una importancia estratégica para nuestro país por el valor agregado, el empleo y el aporte de divisas que realiza. Dentro de las actividades que conforman su entramado económico, la agroindustria explica gran parte de producto provincial.

 

La participación del Producto Bruto Geográfico (PBG) de la Provincia de Santa Fe, valuado a precios constantes, explicó en el año 2019 el 10,3% en el Valor Agregado Bruto Nacional (VAB). De esta manera, el peso de la economía santafesina dentro de la economía nacional se incrementó casi un punto porcentual en los últimos 15 años, cuando en el año 2004 registró una participación del 9,4%.

El Sector Agroindustrial, que involucra tanto a los sectores que producen bienes primarios del agro como a las empresas que industrializan estas materias primas, tiene un peso preponderante en la economía santafesina. De hecho, el sector económico provincial que mayor participación representa dentro de la economía nacional es el de Agricultura, Ganadería, Silvicultura y Pesca, cuyo PBG concentra el 15,7% del producto total del país.

En total, el Sector Agroindustrial, concentró en 2019 el 31% del Producto Bruto que generó de Santa Fe; es decir, $3 de cada $10 pesos de Valor Agregado que generó la provincia, correspondió a la actividad de estas cadenas. Si nos focalizamos solamente en el sector productor de bienes, y excluimos a los servicios de esta consideración, vemos que el sector representó en dicho año el 67% del Valor Bruto de Producción del mismo, el valor más alto alcanzado en la serie analizada.

Es necesario aclarar que, en este cálculo, solo se considera a las empresas y personas cuya  actividad atañe directamente a las actividades productivas de los sectores identificados; es decir, por ejemplo, un asesor contable que preste sus servicios exclusivamente a compañías del agro, no estaría computado en este cálculo, sino que su actividad se considera del rubro Servicios Profesionales. Esto implica que el impacto real del sector es mucho más importante y es transversal a toda la economía provincial.

MÁS INFORMACIÓN AGROPECUARIA CLIQUEÁ AQUí

 

 

En términos de importancia relativa, el sector Elaboración de Productos Alimenticios y Bebidas en el de mayor peso dentro de las cadenas en términos de valor de producción, concentrando el 46% de Valor Agregado que producen las Cadenas Agroindustriales en Santa Fe, este es seguido por el sector Cultivos Agrícolas que concentran casi el 30% del mismo, con la Cría de Animales representando algo más del 10%.

La Industria Agroalimentaria per se, exceptuando la originación de sus materias primas, concentró en el año de referencia el 54% del PBG del sector manufacturero. Si a eso le sumamos los demás sectores relacionados con las Agroindustrias (industrias del algodón, maquinarias agrícolas, industria del tabaco, madera, entre otras), se explica el 64% del sector productor de manufacturas de Santa Fe. Es decir, $2 de cada $3 pesos en valor agregado que genera la industria santafesina, corresponden a manufacturas de origen agropecuario.

Evolución reciente de la actividad agroindustrial

Siguiendo los datos del Índice Provincial de Actividad Industrial (IPAI), podemos destacar una alta volatilidad en la actividad industrial en el último año. Vemos que la misma toca mínimos desde 2004 en el momento del confinamiento más férreo producto de la pandemia, allá por marzo y abril de 2020. En este momento, puede verse como sube fuertemente la participación del sector Agroindustrial sobre el sector industrial como un todo, alcanzando una participación cercana al 80%, producto de que la actividad de la industria alimenticia, principalmente, fue considerada como esencial y no paró su recorrido.

A medida que fueron alivianándose las restricciones, y la actividad fabril comenzó a recuperarse, la industria comenzó un contundente proceso de recuperación ya en la segunda mitad del último año. Sobre finales de 2020, podemos ver un punto de quiebre en el mes de diciembre, producto principalmente del efecto que tuvo sobre la actividad en recuperación el paro gremial que paralizó a la industria aceitera durante prácticamente todo el último mes del año. Ya en el primer mes de 2021, habiéndose solucionado el conflicto, el sector “Aceites y grasas de origen vegetal” presentó un crecimiento del 430% entre meses, arrastrando la actividad industrial de la provincia nuevamente a una tendencia alcista, tomando en cuenta que este sector es el de mayor participación en la composición de este índice ponderado.

Fuente:  Emilce Terré – Javier Treboux   BCR

 

MÁS INFORMACIÓN AGROPECUARIA CLIQUEÁ AQUí

Total Views: 194 ,

Noticias relacionadas