Efecto de la fertilización nitrogenada y la densidad de siembra en la productividad de maíz del Sudeste de Córdoba

Con el objetivo de seguir optimizando los recursos y continuar ajustando las pautas de manejo destinadas a incrementar la productividad del área asignada a maíz en el sudeste de Córdoba, la Agencia de Extensión Rural INTA Corral de Bustos junto a la Cooperativa Agrícola Ganadera de Cruz Alta trabajan desde las dos últimas campañas en la experimentación sobre manejo de la fertilización nitrogenada y densidad de semillas a la siembra.

El maíz sigue siendo el cultivo de mayor costo de implantación en el sudeste cordobés, perteneciente a la zona núcleo productiva del país. Y es principalmente éste motivo por el cual gran parte de la investigación adaptativa de la región está dirigida a la evaluación del comportamiento de las estrategias de manejo referidas al uso del híbrido y su fertilización. Siempre que la disponibilidad de agua no sea limitante, el máximo potencial de rendimiento del cultivo de maíz en esta zona se obtiene en las primeras fechas de siembra, donde por mayores tasas de crecimiento se genera una mayor fijación de estructuras reproductivas durante el período crítico, debido a que el cultivo explora una estación de crecimiento más favorable en cuanto a radiación y temperatura (Andrade et al., 1996a; Andrade, 2002; Otegui & López Pereyra, 2004).

Salvando la principal limitante de la siembra en secano que es la disponibilidad de agua, el factor que limita en mayor medida la producción de maíz es el nitrógeno (Maddonni et al., 2003; Echeverría et al., 2015). Es la disponibilidad de este elemento la que regula la tasa de expansión de las hojas eficientizando la intercepción de la radiación (Uhart y Andrade, 1995).

La densidad de siembra en maíz también afecta la intercepción de la radiación y los rendimientos. La densidad de siembra es una de las prácticas que permite definir la capacidad del cultivo de interceptar recursos como la radiación, el agua o los nutrientes (Kruk & Satorre, 2004). El ajuste de la densidad de plantas resulta importante ya que es sumamente sensible a la disminución de la cantidad de recursos por planta durante el periodo crítico (Andrade et al., 1996c).

La caracterización del comportamiento de los materiales más utilizados en la zona frente a diferentes densidades de siembra no es una tarea sencilla, debido a que no todos los híbridos responden de la misma manera ante la disminución o el aumento en sus densidades, a lo que habría que sumar el poco tiempo disponible que permanecen en el mercado numerosos híbridos comerciales que se intentan caracterizar en el tiempo en sus diferentes interacciones genotipo x ambiente.

Con el objetivo de seguir optimizando los recursos y continuar ajustando las pautas de manejo destinadas a incrementar la productividad del área asignada a maíz en el sudeste de Córdoba, la Agencia de Extensión Rural INTA Corral de Bustos junto a la Cooperativa Agrícola Ganadera de Cruz Alta trabajan desde las dos últimas campañas en la experimentación sobre manejo de la fertilización nitrogenada y densidad de semillas a la siembra.

Ir a informe completo

Fuente: INTA por Juan Pablo Ioele, Juan Pablo Folguera

Más información agropecuaria cliqueá aquí

Noticias relacionadas