66 % más recaudará el gobierno por las retenciones al agro

Tras la suba de las retenciones el año pasado, con el esquema de $4 y 3 pesos por dólar exportado, el campo aportará este año por este concepto US$2729 millones adicionales a 2018.

Así se desprende de un trabajo del Instituto de Estudios Económicos y Negociaciones Internacionales de la Sociedad Rural Argentina (SRA), que analiza la contribución del agro.

En septiembre pasado el Gobierno, que había bajado las retenciones a 0% para el trigo, el maíz, la carne y las economías regionales, entre otros productos, las reimplantó con ese esquema ligado al dólar. En el caso de la soja quedó una tasa fija del 18% más los $4 por dólar.

Según el estudio, en total el campo acercará al fisco retenciones por US$6878 millones, una mejora de 2729 millones por la suba de este tributo. En porcentaje el incremento es del 66 por ciento. Vale recordar que, según el Gobierno, este año en el caso de la cosecha de granos se alcanzará un récord de 145 millones de toneladas.

Por cultivo, la soja pasará de aportar 3900 a 4931 millones de dólares, un extra de US$1031 millones.

En el rubro «resto de cereales y oleaginosas» el aumento irá de US$55 millones a 1081 millones, en este caso con una diferencia de US$1026 millones.

Por el lado de las producciones regionales, en este caso el incremento del aporte por retenciones trepará de US$112 a 555 millones de dólares, con una suba de US$443 millones.

En tanto, de acuerdo a la Rural, en la categoría «ganadería, animales de granja y lácteos» las retenciones acercarán US$310 millones, una mejora de US$228 millones con respecto a 2018.

«El complejo soja aportará el 72%, seguido por el resto de los cereales y oleaginosas, principalmente trigo, maíz y girasol con el 16%, las producciones regionales con el 8% y la ganadería, animales de granja y lechería con el 5% restante», señala la Rural en su trabajo.

En la última vista del jefe de la misión del FMI para la Argentina, Roberto Cardarelli, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, le planteó la preocupación del sector por el peso de las retenciones en un contexto de baja de precios influida por la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

En las últimas semanas, por el fuerte atraso en las siembras de maíz y soja en EE.UU., hubo una suba de precios que, según diversos analistas, mejoró la situación para los productores.

En esta línea, Juan Manuel Garzón, economista del Ieral de la Fundación Mediterránea, evaluó en un informe que solo en maíz y soja la mejora ronda los US$2000 millones

Según Garzón, en maíz la suba de precios internacionales impactaría sobre unas 12/14 millones de toneladas con destino exportación aún no comercializadas.

«Si el FOB maíz se mantenía estable en US$150 la tonelada, el valor remanente de exportación se ubicaba en un rango de entre US$1800 millones y US$2100 millones. Con el nuevo andarivel de precios más cercano a US$180 la tonelada, el remanente pasa a ubicarse en un rango de US$2160-2520 millones, una mejora de entre US$360 y 420 millones», dijo sobre el maíz.

Para la soja hizo este cálculo para 31/33 millones de toneladas que restan vender: «Si el FOB soja se mantenía estable en US$300 la tonelada, el valor remanente de exportación (valuando todo a precio grano) se ubicaba en un rango de entre US$9300 millones y US$ 9900 millones. Con precios en el orden de US$350, el remanente pasa a ubicarse en un rango de US$10.850-11.550 millones, una mejora de entre US$ 1550 y 1650 millones».

Más información agropecuaria cliqueá aquí 

Noticias relacionadas