La Bolsa de Comercio de Rosario, en contra del freno en la baja de retenciones

Durante la celebración del 134° aniversario de la Bolsa de Comercio de Rosario, su presidente, Alberto Padoán, se refirió al contexto económico y político que atraviesa al campo y la agroindustria. En este sentido, el titular de la entidad se mostró optimista hacia el futuro: «Según nuestras estimaciones, en el próximo ciclo podríamos superar las 130 millones de toneladas de producción, lo que implicaría un incremento del 30% respecto de la campaña precedente, y un ingreso de divisas por exportación de más de 25.000 millones de dólares».

Padoán también se refirió a la interrupción por seis meses del programa de reducción de retenciones a las exportaciones para aceites, harinas y derivados del poroto de soja, que implementó el Gobierno Nacional. «Esta medida fiscal causa gran preocupación por los efectos que su implementación provocará en la cadena de comercialización de la oleaginosa. No contempla aspectos básicos del proceso de ventas al exterior de granos y productos agroindustriales, como los aceites y harinas proteicas, que representan, aproximadamente, un tercio del total de las exportaciones argentinas».

En esta línea, Padoán indicó que desde la Bolsa de Comercio de Rosario entienden que «el castigo al principal complejo exportador de la economía nacional no sólo no beneficiará a nadie, sino que agravará el déficit comercial, limitará la principal fuente de obtención de divisas y potenciará la vulnerabilidad de la macroeconomía argentina».

En su discurso de apertura, el titular de la BCR abordó aspectos vinculados a la infraestructura de transporte y obra pública, como la necesidad de reestructurar el servicio ferroviario de cargas, avanzar en la implementación del sistema de acceso abierto e impulsar el mecanismo de los Proyectos Público Privados (PPP) para el diseño, financiamiento y ejecución de obras claves.

Respecto a cuestiones de corto plazo, Padoán aseguró que «la industria de biodiesel -que genera alrededor de 2.000 puestos de trabajos directos y unos 4.000 puestos indirectos- viene soportando la pérdida de todos sus mercados externos por la injusta aplicación de aranceles y prácticas proteccionistas, que distorsionan la competitividad del sector y de la cadena sojera en su conjunto».

Ante ello, subrayó el pedido de la cadena agroindustrial de impulsar la aplicación de medidas que mejoren la utilización de biocombustibles en el mercado interno, como el aumento del corte obligatorio de gasoil con biodiesel en el transporte público y de cargas.

Fuente: Prensa Bolsa de Comercio de Rosario

Noticias relacionadas