Cuáles son las ocho medidas económicas previas a las elecciones

Números y preocupaciones, antes de los comicios:

  • Federico Sturzenegger , el presidente del Banco Central, tiene el dilema del dólar a $17.18. Volvió a escalar, pero la entidad decidió no intervenir. En el futuro inmediato la decisión está tomada: si se mueve hasta la frontera de $17,50 no habrá intervención. Se esperan días de alta volatilidad y la devaluación de las últimas jornadas marca un respiro para las economías regionales. El foco del Central gira ahora en torno a la nueva batalla entre bancos y compañías tecnológicas, la llegada de la banca electrónica con varios jugadores en carrera (Brubank de Juan Bruchou y Walap de la dupla de Eduardo Eurnekian y Guillermo Francos) y jugará también con la tasa en su carrera contra la inflación. De hecho, intervino ayer vendiendo más Lebac a una tasa del 25,8% en un día de bajo volumen por el día de la Independencia en Estados Unidos.

 

  • El ministro de Hacienda Nicolás Dujovne debió dar una respuesta a los inversores en su gira por Miami sobre la relación entre el peso y el dólar y dijo que no le preocupa la «devaluación hormiga» porque su cotización no debería reflejarse en la economía real. Su relato estará puesto en torno a los créditos hipotecarios que tuvo un récord en junio y trabajará con bajo perfil en lo que viene para el día después de las elecciones: la reforma tributaria. De hecho ya le presentó al presidente su proyecto con números y ahorros aunque enfocado en el gradualismo y no en el shock. Otro punto que sigue de cerca es el IPC que tendrá esta semana una buena noticia con un piso de 1,2% y un techo de 1,4%, según los vaticinios de las consultoras.

 

  • Miguel Acevedo, el titular de la UIA, tiene un número positivo después de una caída pronunciada durante los últimos 15 meses. La industria describe una recuperación principalmente por efectos de la construcción. La actividad se incrementó por el alza de la obra pública y la construcción. Acevedo busca monitorear las importaciones en rubros sensibles y avanza también en la transformación de la entidad industrial puertas adentro. La estrategia pasa por despegar a la UIA de una visión cortoplacista e intentar posicionarla como barómetro de pymes, medianas y grandes empresas.

 

  • El consumo muestra una caída, pero muchos sostienen que se deben ver los números de las cadenas de mayoristas que rompen récords. Los analistas corrigieron sus proyecciones y ya ven un 2017 con resultados negativos. El Secretario de Comercio, Miguel Braun, se viene reuniendo con especialistas del sector para tener el minuto a minuto. Mientras Esteban Greco, titular de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, advirtió que tiene nuevos sectores en la mira: siderurgia y acero, entre otros seis.

 

  •  Al ministro de la Producción Francisco Cabrera le preocupan las elecciones, porque hoy es inexplicable para los inversiones extranjeros la presencia de Cristina Kirchner como una figura relevante. Sabe que para los inversores será clave el resultado electoral. Cuesta explicar a quienes analizan desembolsos locales que la Justicia no sea suficiente para que un candidato quede afuera de la carrera de las elecciones. «Sencillamente no pueden creerlo», afirmó una fuente cercana a Producción. Refleja así lo que perciben en el exterior ante el regreso de CFK, Guillermo Moreno y demás protagonistas de la década pasada. Indumentaria, supermercados y centros comerciales, aparecen entre los rubros más golpeados con la foto actual.

 

  •  El ministro de Energía Juan José Aranguren aumentó los combustibles, pero el ala política le advirtió sobre la proximidad de las PASO. El último incremento de nafta recibió cuestionamientos internos por la «falta de timing». Algunos calificaron el movimiento como «un tecnicismo sin sensibilidad electoral». Sin embargo, fuentes cercanas a esa cartera admiten que no hay otra alza prevista antes de las elecciones. El foco pasará aquí por reflejar la situación de las energías renovables -en alza- y también por la reducción en los cortes eléctricos como dos casos exitosos de gestión.

 

  • El ministro de Finanzas Luis Caputo es protagonista por la causa en la que fue procesado por dirigentes cercanos al kirchnerismo y por la emisión de los bonos a cien años. Con las últimas emisiones tiene cubiertas más del 80% de las necesidades financieras argentinas para este año con lo cual no hay que esperar nuevas noticias desde esta cartera antes de septiembre. Caputo está convencido que se tergiversó el análisis del bono a 100 años con fines electorales y no quiere quedar expuesto a una nueva jugada de este estilo.

 

  • Guillermo Dietrich , el ministro de Transporte, es una de las figuras que tendrá alto perfil por el doble impacto de la obra pública. Después del regreso del tren a Mar del Plata y la llegada de las low cost, la situación girará ahora por un contraste entre pasado y futuro. Se postergó el aumento de colectivos y trenes (tiene alto impacto en los costos) y la decisión del fiscal Stornelli de pedir el arresto de Julio De Vido por fraude acelera anuncios para mayor transparencia en la obra pública.

Fuente: La Nación | Por: José del Río

Noticias relacionadas