“Estamos perdiendo competitividad con este tipo de cambio”

Lo dijo Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), quien además señaló que el precio de la hacienda está atrasado frente a la inflación y no descartó una recuperación del 30 al 40%.

Pino hizo estas declaraciones mientras la Mesa de Enlace aguarda una convocatoria por parte del ministro de Economía, Sergio Massa, tras la carta que le envió hoy al funcionario con un pedido de audiencia.

El nucleamiento, que integran, además de la SRA, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro) y la Federación Agraria Argentina (FAA), le pidió al funcionario una reunión para hablar, entre otros temas, de los efectos negativos del “dólar soja” 2.

Entre ellos, mencionan el impacto sobre el costo de los alquileres, que siguen el valor del grano, y sobre la alimentación animal. También formarán parte de la agenda temas vinculados con las economías regionales, actividades que siguen reclamando por el atraso en el tipo de cambio y el peso de los derechos de exportación en producciones que aun mantienen ese tributo.

En declaraciones al programa Agro Va, en la radio digital Led FM, Pino dijo que “estamos perdiendo competitividad hablen con quien hablen”. El dirigente mencionó que hay diversas actividades en problemas, entre ellas la lana, e insistió: “Estamos perdiendo competitividad con este tipo de cambio”.

No es el camino. Consultado sobre si habría que una unificar el tipo de cambio o efectuar una eventual devaluación, Pino dijo que no era especialista para esta materia, pero enfatizó en la pérdida de competitividad de las diferentes producciones: “Como vamos no es el camino”, sostuvo.

Para el titular de la SRA, 2022 fue un “año muy raro, muy dificultoso”. Ejemplificó que los criadores pasaron de vender un ternero por encima de los $400/Kg a hacerlo “ampliamente” por debajo de ese valor.

Según el dirigente, también coincidieron otros factores como las limitantes de mercados (el trigo y el maíz tienen volúmenes de ventas al exterior que los exportadores no pueden superar) y la “cuotificación en carnes”, aspectos a los que agregó que “también se juntó una seca feroz”.


Lee también

Al respecto agregó: “Hay gente vendiendo capital, por eso hay más oferta de vacas. La zona de cría se está poniendo muy brava con la seca”.

Liberación. En este contexto, Pino reiteró un pedido al secretario de Agricultura, Juan José Bahillo: “Liberen totalmente la exportación de carne, los sietes cortes, liberen. Que tenga una fluidez mayor”. Hay 7 cortes, denominados populares, que, por decreto, no se pueden venderse al exterior hasta el 31 de diciembre de 2023.

“Productivamente y políticamente fue muy complicado (2022)”, resumió Pino, quien luego vaticinó que “vamos a tener un principio de año 2023 complicado”.

El dirigente dijo que el precio de la hacienda viene “estabilizado” hace al menos 5 meses y que, ante la inflación, en algún momento habrá una recuperación del valor del ganado. Lo dijo así: “Se va a tener que adecuar a la inflación; no nos sorprendamos si tenemos una suba de 30 a 40% del precio”.

Recuperación. Explicó que habitualmente el repunte se da para esta época del año, pero que, en medio de una mayor oferta y la sequía, se fue “estirando” la recuperación del precio. “Se está estirando eso, hay una abundante oferta de hacienda hoy”, señaló. Y agregó: “Se va a tener que recuperar (el precio) si no es inviable que sigamos engordando”.

Por otra parte, señaló que además de la carne, el precio de la leche que cobran los tamberos también está atrasado ante la inflación.

En cuanto al “dólar soja” 2, agregó que “el ritmo de venta está lejos de ser lo que fue, no hay una venta fluida como en septiembre. Creo que muchos productores pueden llegar a decir estoy más o menos tranquilo, pude pagar los gastos y acomodé mis números y espero”, concluyó.

MÁS INFO PARA TU CAMPO ENTRÁ AQUÍ