Febrero cortó el pulso seco y puede ser el punto de partida para la siembra fina

El 70% de la región ya recibió entre 70 y 150 mm en lo que va de marzo y se enciende el entusiasmo triguero. ¿Cómo están los márgenes del trigo y el resto de los cultivos tras la gran volatilidad de precios y costos de insumos claves?

En solo 10 días, el 25% de la Región Núcleo alcanzó el promedio de lluvias de marzo

En marzo suelen llover entre 85 y 125 mm y en lo que va del mes la región ya promedia 70 mm.  Con estos registros, el 20% de la región alcanzó el promedio histórico y algunas localidades lo superaron. En el sudeste de Córdoba, Noetinger registró 158 mm y Colonia Almada, 120 mm. En Santa Fe, Irigoyen marcó 167 mm y Montes de Oca, 117 mm. En el norte bonaerense los caudales fueron menores, Ramallo acumuló 71 mm y Baradero, 60 mm.

Desde que arrancó el verano, las lluvias estuvieron muy lejos de las estadísticas. Pero a partir de la última semana de febrero se cortó el pulso seco y hoy el 70% de los suelos de la región presentan reservas hídricas  entre adecuadas a óptimas. Y hay sectores puntuales con  leves excesos. Solo existe una condición de déficit hídrico persistente en la franja que va desde Rosario hacia el centro-este de Córdoba, cuyas reservas son escasas y hay sectores puntuales bajo sequía.

Estas lluvias llegan tarde para los cultivos de primera, sin embargo, son un gran aliciente para la soja de segunda y los maíces sembrados en diciembre.

A pesar de las lluvias, ¿continua el escenario de “Niña”?

Las lluvias, que comenzaron a partir de la última semana de febrero, cortan el patrón seco que se venía arrastrando  desde mediados de diciembre. Sin embargo el último Índice ONI (Índice Niño Oceánico) emitido por la NOAA (Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos) con un valor de -1, afirma que el evento “Niña” continúa instalado y seguirá presente hasta marzo/mayoPero hay más chances de llegar a la fina con los perfiles recargados aceptablemente. “Si se mantiene la dinámica atmosférica actual, con circulación noreste y avance de sistemas frontales, el tránsito hacia la primera parte del otoño podría contar con una provisión de lluvias cuasi normales”, explica Aiello. 


Lee también

Precios: ¿qué cultivos encabezan los márgenes en la región?

En los últimos días, se produjeron muchos cambios que muestran una gran volatilidad en los precios de trigo, soja y maíz y en insumos claves para la producción. De acuerdo a la proyección realizada para la campaña 2022/23, con los precios actualizados al lunes 7 de marzo, los márgenes calculados son los siguientes:

El maíz temprano continua liderando la tabla de márgenes con 731 u$/ha en campo propio. El doble cultivo trigo/soja queda en segundo lugar con 665 u$/ha.

Si comparamos los márgenes netos de febrero 2021 respecto a la proyección realizada el 7 de marzo de 2022 para la campaña 22/23, todos los cultivos bajo condición de campo alquilado presentaron una caída en sus márgenes. El maíz tardío es el que presentó el mayor descuento (-96%). Le siguen la soja de primera y el maíz de primera, con una reducción del 46 y 45% respectivamente.  El trigo  y el doble cultivo trigo/soja en campo propio fueron los que presentaron la mayor variación positiva en márgenes.

Cereales: ¿qué pasa con los valores de urea y los precios? ¿La relación es mejor ahora o hace un año?

El precio de la urea en dólares se incrementó en promedio un 48%, si lo comparamos con febrero 2021, Durante febrero 2022, el precio mostraba un gradual descenso pero marzo sorprendió con una nueva escalada del fertilizante elevando una vez más la relación insumo/producto (precio de la tonelada de urea/precio de la tonelada de cereal). Hoy se necesita producir 36% más de maíz y 25% más de trigo que hace un año para cubrir el costo del fertilizante.

 

Maíz 2021/22: Pergamino también cae, salen rindes de solo 40 qq/ha

Las lluvias de esta semana dificultaron el progreso de la cosecha de maíz temprano y solo se avanzó un 5% en la semana. Con un 45% de avance, el centro santafecino lleva la cabeza de la cosecha maicera. En Carlos Pellegrini los rendimientos obtenidos promedian los 90 quintales y están 20% por debajo de las medias normales para la zona. A pocos kilómetros, en Cañada Rosquín la situación empeora, con 55 qq/ha. Esto representa el 50% de los rindes normales. En Cañada de Gómez el 10% cosechado arroja 60 qq/ha promedio. En Pergamino, los rindes se desploman a 40 qq/ha, con un avance del 20%. En Marcos Juárez, recién están comenzado la trilla con 70 qq/ha. En Venado Tuerto y San Gregorio, la trilla aún no largó. Dicen que falta para comenzar porque las humedades están entre 25 a 28%, sin embargo las expectativas son muy buenas “esperamos entre 110 a 130 qq/ha”.

Fuente: Marina Barletta GEA BCR

MÁS INFO PARA TU CAMPO ENTRÁ AQUÍ