El escenario climático 2021/2022 atraviesa su etapa crítica exhibiendo rasgos extremos debido a la combinación de varios factores

El escenario climático 2021/2022 atraviesa su etapa crítica exhibiendo rasgos extremos debido a la combinación de varios factores perturbadores entre los que se destaca el episodio de “La Niña” que afecta a la presente temporada. El fenómeno de “La Niña” 2021/2022 atraviesa su plenitud con menor intensidad que la prevista inicialmente, pero por tratarse de la segunda parte de un episodio doble, que se inició con el evento de igual signo, que afectó a la campaña 2020/2021, sus rasgos son extremadamente marcados.

La corriente cálida del Brasil avanzó vigorosamente hacia el sur, desalojando casi completamente a la corriente fría de Malvinas, y calentando a la mayor parte del Atlántico Sur hasta un nivel que resulta contraproducente, ya que concentra las precipitaciones sobre el área oceánica, y no permite su entrada hacia el continente.

Los vientos polares retrocedieron hacia el Sur, siguiendo la marcha estacional del Sol, pero conservando un vigor superior a lo normal, que provoca descensos térmicos tardíos, e impide una buena llegada de la humedad hacia el interior del área agrícola, siendo posible que su accionar continúe durante los próximos meses, fortaleciéndose con la llegada del otoño 2022.


Lee también

PRONÓSTICO DE LLUVIAS HASTA EL 15 DE ENERO


La interacción entre estos factores climáticos apunta a generar situaciones regionales muy contrastantes, que afectarán el desarrollo de la cosecha gruesa 2021/2022 en forma diferencial:

El centro del Brasil, Bolivia, el oeste del Paraguay, el centro del NOA, el este de Cuyo, el oeste de la Región del Chaco y el oeste de la Región Pampeana, donde “La Niña” tiene acción positiva, continuarán observando precipitaciones normales a superiores a lo normal, aunque con un desarrollo muy irregular, siendo acompañadas por tormentas severas, con vientos, granizo y aguaceros torrenciales, mientras el régimen térmico alternará fuertes calores, en los lapsos secos, con marcados descensos térmicos.

Una amplia extensión, abarcando el este del Paraguay, el este del NOA, el centro y el este de la Región del Chaco, gran parte del centro y el este la Región Pampeana, incluyendo la Zona Núcleo, gran parte de la Mesopotamia, el sur del Brasil y el Uruguay, sufrirán la acción negativa combinada de “La Niña”, los vientos polares y el calentamiento excesivo del Atlántico Sur, sufriendo sequía y un régimen térmico con grandes amplitudes, en el que se alternarán fuertes calores, y cortos pero marcados descensos térmicos.

La Cuenca del Plata continuará observando lluvias muy irregulares, fenómeno que será acentuado por la pérdida de autorregulación causadas por el dragado del Pantanal y los requerimientos de las grandes obras hidroeléctricas, por lo que cabe esperar una lenta recuperación de la altura de los grandes ríos durante el verano 2022, pero volviendo a bajar muy rápidamente en el otoño 2022.

Por todo lo expuesto puede concluirse que se está frente a un escenario climático muy contrastante geográficamente, y muy irregular en su marcha temporal, que plantea fuertes desafíos a la producción, que será necesario enfrentar con un planteo agronómico sustentable y un uso racional de los recursos tecnológicos disponibles.

Ir al Informe Completo 

Fuente: Bolsa Cereales de Buenos Aires

MÁS INFO PARA TU CAMPO ENTRÁ AQUÍ