El escenario agroclimático 2021/22 presenta riesgos significativos superándose con un planteo más sustentable

El escenario climático 2021/2022 muestra un perfil propio bien definido, cuyas principales características son: • Durante Octubre los vientos alisios y los vientos polares se combinaron, impulsando hacia el Ecuador las aguas de la corriente fría de Humboldt, haciendo que el enfriamiento del Pacífico Ecuatorial continuara profundizándose, provocando el desarrollo un episodio fuerte de “La Niña”.


Lee también

PRONÓSTICO CLIMÁTICO TRIMESTRAL 


No obstante, cabe mencionar que la intensidad pronosticada de dicho fenómeno disminuyó un tanto respecto a la prevista en el informe anterior. • Los vientos polares retrocedieron hacia el sur, siguiendo la marcha estacional del Sol, pero conservando un vigor superior a lo normal, causando descensos térmicos tardíos, con riesgo de heladas, siendo posible que continúen afectando negativamente al interior del área agrícola argentina durante la temporada primavera verano 2021/2022, y es de temer que regresen en forma temprana en el otoño de 2022. • La corriente marina fría de Malvinas retrocedió un tanto, empujada hacia el sur por el avance de la corriente marina fría del Brasil, generando un estado muy contrastante, en el que se alternan zonas muy por encima de su temperatura normal, con otras muy por debajo de su media térmica, provocando perturbaciones que llevan lluvias hacia las zonas cercanas la Litoral Fluvial y Marítimo, pero sin lograr penetrar hacia el interior del Continente. La interacción entre estos factores climáticos apunta a generar situaciones regionales muy contrastantes, que afectarán el final de la cosecha fina y el desarrollo de la cosecha gruesa 2021/2022 en forma diferencial: RELEVAMIENTO AL 24/11/2021 • Bolivia, el oeste del Paraguay, el NOA, el este de Cuyo, el oeste de la Región del Chaco y el noroeste de la Región Pampeana, donde “La Niña” tiene acción positiva observarán precipitaciones normales a superiores a lo normal, pero que se activaran más tarde que lo usual, teniendo un desarrollo muy irregular y siendo acompañadas por tormentas severas, con vientos, granizo y aguaceros torrenciales, con riesgo de anegamientos y desbordes de ríos y arroyos, mientras el régimen térmico alternará fuertes calores, en los lapsos secos, con marcados descensos térmicos. • Una amplia extensión en el interior de La Argentina, incluyendo el sudoeste de la Región Pampeana, el este de Córdoba, el oeste de Santa Fe, el sur de Santiago del Estero y las zonas vecinas, sufrirán la acción negativa combinada de “La Niña”, los vientos polares y el enfriamiento de la Costa Atlántica, sufriendo sequía y régimen térmico con grandes amplitudes, en el que se alternarán fuertes calores, y cortos pero marcados descensos térmicos. • Las zonas cercanas al Litoral Fluvial y Atlántico, como el este del Paraguay, la Mesopotamia y el este de la Región Pampeana, el Uruguay y el sur del Brasil se beneficiarán con los aportes locales de humedad, que mitigarán los efectos negativos de “La Niña”.

La Cuenca del Plata observará un panorama de lluvias muy irregular, que será acentuado por la pérdida de autorregulación causadas por el dragado del Pantanal y los requerimientos de las grandes obras hidroeléctricas, por lo que cabe esperar una lenta recuperación durante la primavera de 2021, alcanzando valores cercanos a lo normal durante el verano 2022, pero volviendo a bajar muy rápidamente en el otoño 2022. Por todo lo expuesto puede concluirse que se está frente a un escenario climático muy contrastante geográficamente, y muy irregular en su marcha temporal, que plantea fuertes desafíos a la producción, que será necesario superar con un planteo agronómico sustentable y un uso racional de los recursos tecnológicos disponibles.

Ir al Informe Completo 

Fuente: Bolsa Cereales de Buenos Aires

MÁS INFO PARA TU CAMPO ENTRÁ AQUÍ