Carne: contradicciones en el discurso de Agricultura y Comercio Interior

Dos posturas contrapuestas se debaten en el Gobierno con relación a los aumentos de precios de la carne. La recomposición de precios de la hacienda, que estaban retrasados, provocó subas en las góndolas que llegan hasta el 25%.

El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, cuando aceptó volver a encabezar el ministerio puso como condición que su cartera fuera la encargada de los temas claves del sector. Con la llegada de Domínguez, Matías Kulfas fue cediendo espacio, después de haberse ocupado de las negociaciones relativas a la carne en lugar del ministro anterior, Julián Basterra.

A pesar de las condiciones puestas por Domínguez, el jueves pasado se realizó una reunión en la que participaron además del ministro, Kulfas, Feletti y Martín Guzmán para discutir sobre el tema.  Mientras el secretario de Comercio Interior, Roberto Felletti es más intervencionista, Domínguez intenta llegar a acuerdos para que los precios dejen de aumentar.


Lee también 

Pronóstico climático trimestral


Feletti habló en una entrevista sobre maniobras especulativas sobre la suba de la hacienda y la necesidad de desvincular los precios internos de los internacionales, inclusive llegó a mencionar la suba de retenciones o la creación de fideicomisos de subsidio cruzado como se aplica en el aceite mezcla.

El ministro Domínguez, que viajó a El Calafate para participar en una exposición rural, se diferenció de Feletti. En su discurso en el Calafate expresó que el productor no es un formador de precios en la Argentina, sino que es formador de trabajo. Además, señaló que hasta que eso no se entienda, el productor termina siendo el principal perjudicado.

Se espera que en los próximos días Domínguez mantenga encuentros con toda la cadena de la carne.

MÁS INFO PARA TU CAMPO ENTRÁ AQUÍ