Llegó La Niña para quedarse

El segundo año consecutivo bajo condiciones La Niña ya es una realidad, de acuerdo a la reciente evolución de condiciones en el océano y la atmósfera sobre el Pacífico tropical.

En la última discusión de diagnóstico de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) emitida el 14 de octubre, se detalla que en el pasado mes se han desarrollado condiciones de La Niña, con temperaturas de superficie del mar por debajo del promedio en el Pacifico central y este-central.

Aunque las anomalías de temperatura no fueron tan frías, el parte oficial destaca que en la capa subsuperficial del Pacifico tropical centro y este sí se intensificaron significativamente, apoyando la proyección de condiciones Niña para los próximos meses.

La atmosfera también comienza a responder a este comportamiento frío en esta parte del océano, y se han registrado en el último mes vientos superficiales cerca del ecuador, (los famosos vientos alisios que generalmente soplan de este a oeste) más fuertes que el promedio, al igual que los vientos de oeste a este en lo alto de la atmósfera, precisó el meteorólogo, Christian Garavaglia. 

Lee también

 

La Niña llegó para quedarse
Los pronósticos hechos por modelos dinámicos y estadísticos para la temperatura de superficie de mar en la región “Niño 3.4” favorecen a que La Niña continúe durante lo que resta de la primavera y todo el verano del hemisferio sur. El consenso de los especialistas sigue la misma idea que la de los modelos numéricos, anticipando el probable retorno de condiciones neutrales durante el próximo otoño.La Niña se mantendrá con una probabilidad del 93% en este último trimestre del año, y con una probabilidad aún alta del 87% en el verano, si consideramos el trimestre que va de diciembre a febrero, con una intensidad moderada en su momento de apogeo. Este generaría en la zona central de Argentina menos lluvias que las normales previstas para esta época del año.

MÁS INFO PARA TU CAMPO ENTRÁ AQUí