El nuevo régimen de exportación de maíz generaría pérdidas millonarias

La Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina FADA analizó el nuevo régimen de exportación (DJVE-30) y señaló las posibles consecuencias que puede ocasionar la intervención.

El nuevo régimen pone límites a las exportaciones de maíz, aunque desde el gobierno aseguran que no es un cepo y que el país alcanzó un récord de exportación de 38,5 millones de toneladas.

La exigencia del Gobierno a los exportadores es que a partir de ahora solamente se aceptará el registro de exportaciones del maíz de la campaña 2020/21 en el marco del régimen Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior, respaldadas con la mercadería física ya adquirida y tener el barco nominado para poder exportar.

Desde el gobierno aclararon que no implica un cierre de registro, pero en el sector surgieron paralelismos con la anterior modalidad conocida como los ROE VERDE (Registro de Operaciones de Exportación).


Lee más

Pronóstico climático para Octubre, Noviembre y Diciembre


La conclusión del estudio es que, si la intervención a las exportaciones de maíz tiene el mismo efecto que los ROE, la pérdida para los productores podría llegar a 1100 millones de dólares por año.

Estas medidas implementadas el gobierno pueden desalentar la intención de siembra de los productores.

Durante los ocho años de vigencia (2008 al 2015) los ROE generaron una baja promedio del 8% del precio del maíz. El cálculo en base al precio FOB actual de 240 dólares y una producción de 58,5 millones de toneladas, estima que la pérdida podría llegar a los 1100 millones de dólares por año.

MÁS INFO PARA TU CAMPO ENTRÁ AQUí