Estrategias de maíz para el sur de la provincia de Buenos Aires

La Red de Maíz del Sur de Buenos Aires, vinculado con el Sistema Chacras de Aapresid, es un proyecto relativamente joven pero con grandes ambiciones y resultados desde sus comienzos. Abordando los temas que interesan a los productores de la zona, especialistas y empresas.

En el inicio de la actividad Florencia Accame citó las redes temáticas en las que se basa ese estudio permanente describiendo objetivos centrales como la generación, captación y validación de conocimientos, que es tanto empírico como científico, con el productor, los asesores técnicos y con las empresas.

Todo está vinculado con un esquema de difusión y transferencia de conocimiento. Para ello se hace muy buen uso de las jornadas, los congresos (mientras fue posible), y actualmente (tecnología mediante) en todas las posibilidades que da la Web, la revista anual de la propia Red y otras publicaciones.

“Hay una fuerte vocación en la captura de demandas y el impacto de la red en el medio productivo, como también en la formación profesional del recurso humano”, afirmó para concluir que “la Red es una muy buena herramienta, donde convergen varias estrategias con fuerte espíritu de innovación colaborativa”.


Lee también

PRONÓSTICO DE LLUVIAS HASTA EL 21 DE AGOSTO


Cerrudo valoró la colaboración del INTA y de la Universidad Nacional de Mar del Plata en todo el trabajo que lleva adelante la Red investigando los ambientes restrictivos de la región sur de la provincia de Buenos Aires.

Mostró una sucesión de gráficos con resultados, aclarando que son “datos que corresponden a la campaña anterior” y que los nuevos estarán a disposición como parte del contenido de la revista de la Red que se publicará en setiembre próximo.

“Una de las principales demandas de los productores es la elección del híbrido, de los materiales a usar, y para eso hay una tabla de ensayos comparativos de híbridos seleccionados por las mismas empresas” comentó Cerrudo.

Siempre respondiendo a la demanda de los productores y de los asesores técnicos, que interpretan las necesidades manifestadas por el productor, se esmeran en la discusión de la densidad de siembra, aprender a ahorrar o a hacer un mejor uso del agua “que muchas veces resulta ser más importante que el híbrido elegido o la densidad recomendada”.

Se pone foco especialmente en los maíces de segunda “estudiando la problemática de cada localización, que nos permitan intensificar el cultivo de maíz de segunda en el sur de la provincia de Buenos Aires”.

“En general vemos una muy buena red, con bajo error, lo que demuestra cómo estamos mejorando nuestra calidad de experimentos. Hemos detectado efectos significativos de híbridos, pero aún así el peso de los híbridos es bajo (en un conjunto de datos) para explicar la variación del rendimiento, porque gran parte del efecto producido lo tiene el ambiente”, valoró el profesional.

“La Red demuestra que es muy útil para seleccionar y/o evaluar los híbridos y es una herramienta para que los productores y los técnicos elijan mejor los sectores en lotes que son muy heterogéneos”, destacó. Siempre se usa tecnología de productor, y en el campo.

Fuente: Aapresid

MÁS INFO PARA TU CAMPO ENTRÁ AQUí