Herbifen
TS_80

Un plan para evitar inundaciones y bajar costos de transporte

2 meses atras

El autor asegura que con una serie de obras se puede transformar la llanura pampeana.

La gravísima inundación que se registra en el noroeste de la llanura bonaerense, con más de medio millón de hectáreas con problemas de anegamientos y perjuicios multimillonarios, revela la imperiosa necesidad de adoptar prontas y eficaces acciones que eviten su reiteración.

A cuyo efecto creemos útil considerar lo siguiente: para resolver, en forma efectiva los graves problemas causados por las frecuentes inundaciones deberá implementarse, en forma sostenida y como política de Estado, un programa orgánico de soluciones con apropiada capacidad de desagüe, elaborado con solvencia técnica, acertado enfoque de su problemática y visión geopolítica de sus efectos productivos y económico-sociales.

Cuando en la llanura pampeana se registran lluvias persistentes se produce el inevitable anegamiento de vastos sectores bajos de su territorio, evidenciando su falta de capacidad natural de desagüe. Resulta imprescindible aumentar sustancialmente la capacidad de desagüe actual.

A tal efecto, habría que establecer un sistema de grandes desagües profundos para que también contribuyan al drenaje subterráneo y poder así abatir los niveles freáticos, de modo de mantener cierto espesor de suelo no saturado que permita absorber parte del agua aportada por las intensas lluvias, con retardo y/o reducción de los anegamientos.

Para lograrlo reiteramos nuestra propuesta de establecer, en forma progresiva, una apropiada Red Troncal de Desagües Principales (interprovincial) tal como lo planteáramos en nuestro “Enfoque Estratégico sobre el Control de las Inundaciones en la Llanura Pampeana”, expuesto en la Sociedad Rural Venado Tuerto (12/08/2003), a fin de subsanar la insuficiencia de desagüe natural condicionada por acción antrópica (infraestructura, ferrocarriles, rutas, urbanizaciones, cultivos, etc.).

Remarcamos que, dadas sus importantes dimensiones, parte de esos grandes desagües troncales, debidamente reacondicionados, en el futuro podrían llegar a ser aptos para su navegación fluvial por barcazas de carga, con la consiguiente reducción de fletes y costos de producción, lo que impulsaría nuevas actividades productivas ahora inviables por los altos costos del transporte convencional. Es decir que tal control de las inundaciones también podría servir para impulsar una gran transformación económico-social de extensas áreas, ahora muy afectadas por esos eventos hidrometeorológicos.

Por otra parte, el necesario aumento de la capacidad de conducción del río Salado por dragado de su cauce, como se proyecta, así como del sistema hídrico compuesto por Las Encadenadas – Arroyo Vallimanca – Desagüe 16 y la gran canalización que ahora conecta Trenque Lauquen, Pehuajó, Nueve de Julio, Chivilcoy y Bragado, con descarga en el Salado, podrían integrar esa futura red fluvial (extensible hacia el norte hasta la provincia de Santa Fe) y, mediante un nuevo canal, conectar las lagunas Las Flores con el puerto de La Plata, donde las barcazas trasbordarían sus cargas a los transportes marítimos.

Respecto a posibles dudas sobre la viabilidad financiera de tales propuestas, consideramos que con apoyo del crédito internacional (que ya se tuvo disponible y no se utilizó adecuadamente) y recursos equivalentes al gravamen a las exportaciones agropecuarias, administrados con eficiencia y transparencia, en menos de una década podrían concretarse obras para el definitivo control de las inundaciones. No deberían demorarse la ejecución de estudios más detallados de tales posibilidades.

Fuente: Clarín |Por Oscar M. Rodríguez Díez – Ingeniero Civil

Comentar Un plan para evitar inundaciones y bajar costos de transporte

Tags del Articulo:
· · ·
Categoria del Articulo:
Protagonistas