Microstar PZ

Un gran desafío por delante

Bunge TC
3 meses atras

Personal del INTA, tomaron la decisión de continuar estudiando. Testimonios y experiencias de vida, de personas que después de los 30 años, se animan a volver a clases.

En la localidad de El Sombrero, Departamento Empedrado Corrientes, se abrió la Tecnicatura Superior en Gestión de la Producción Agropecuaria. Se trata de una carrera cuyo título técnico, es de validez nacional.

Un dato no menor, es que, en la jurisdicción de este municipio, se encuentra la EEA INTA El Sombrerito Corrientes.

Haciendo un repaso, en septiembre de 2017, en la sede del Colegio Secundario de El Sombrero, se hizo el lanzamiento de la tecnicatura en cuestión, luego de una exitosa gestión, realizada desde el municipio, el Terciario Islas Malvinas y el área TICs de la Experimental del INTA, como promotor de la iniciativa, ante la dirección de Nivel Superior y el Ministerio de Educación de la provincia.

En el presente, la tecnicatura cuenta con 25 inscriptos, quienes cursan materias correspondientes al primer cuatrimestre, de primer año. Del total de los matriculados, 9 adultos, son parte del personal del INTA EEA, El Sombrerito Corrientes. Se trata de personal de apoyo (campo) y administrativos. El staff de profesores, también tiene a profesionales del INTA, en este momento, son profesores, el Tecnico Analista de Sistemas y futuro Licenciado en Tecnologías de la Educación, Edwin Aguiar, en la materia de Informática Aplicada y Tics, y el Ing. Agr. Emmanuel Musante técnico del Pro-Huerta, de Sociología y Economía Agropecuaria.

Ánimo de superación

Gustavo Antonio Prieto, tiene 35 años, es personal de cuadrilla, se enteró de la carrera, cuando recolectaban firmas de adhesión para abrir una tecnicatura en El Sombrero. Gustavo más conocido por su apodo “Oño”, averiguó de qué se trataba, pensó bastante en el tema, se animó, se anotó y comenzó. Dice estar entusiasmado, tuvo que organizarse.

Antonio Mc Cargo, hace 12 años que está en el INTA en el Grupo Agricultura Familiar, había comenzado una tecnicatura en producción agropecuaria, que por razones personales tuvo que abandonar.

Cuando se trabaja con productores, “no es lo mismo un apoyo, que un profesional, incluso en las respuestas a los productores son diferentes, por eso la idea es formarse, para dar respuestas precisas a los productores. Estoy sacrificando muchas horas de trabajos extras que realizaba, horas de estar con mis hijos, pero creo que va a ser para bien, una vez abandoné, dos no”.

Jorge Escobar, es soltero, trabaja como personal de campo en Arroz, es oriundo de Corrientes y a raíz de esta Tecnicatura, vive en la Experimental durante la semana. Está sumamente interesado en esta oportunidad que la vida le brindó.

Analía Niz, tiene 3 hijos, vive en Cañada Quiroz, sostiene que el hecho de trabajar en relación con el campo, es necesario sumar conocimientos a los que ya se trae incorporados. Hacer esta tecnicatura, para Analía es la concreción de un sueño anhelado, siempre quiso estudiar y no podía, ya sea por razones económicas o de familia. Ahora tener esta posibilidad tan cerca de la casa, le cambió la vida. Se trata de un sacrificio compartido con la familia, todos deben acomodarse a la nueva situación, considera que vale la pena intentar.

Cuando terminan las tareas en la Experimental, se asean y parten directamente al cursado.  Analía concluye diciendo que “hacer esta Tecnicatura, sirve para superarse como persona y también superarse, dentro de la institución”.

Gabriel Escobar Bonfantti, trabaja en el área de recursos humanos de la EEA Corrientes, también forma parte del grupo de alumnos de esta Tecnicatura, de 3 años de cursado y un programa de 28 materias. Gabriel recuerda que en el 2000 cursaba veterinaria y con la crisis del 2001, sus compañeros abandonaron la carrera, él se quedó solo, empezó a trabajar, cuando quiso retomar, se sentía descolocado respecto a sus compañeros, luego el INTA, te va llevando por distintos caminos. Asistió al lanzamiento de la carrera, escuchó la propuesta y se interesó, si bien su trabajo es administrativo, se interesa permanentemente por los procedimientos y las metodologías que se utilizan en los procesos agropecuarios.

Repasa las 9 materias correspondientes a primer año y explica que algunas son cuatrimestrales y otras anuales. Las materias se rinden con prácticos, parciales y finales, esto último de acuerdo al criterio de cada profesor y del plan de estudios.

La visión de la carrera desde lo territorial

En otro orden de cosas, sobre las instituciones que intervienen en el funcionamiento de la tecnicatura, el Prof. Aguiar, explica que el Instituto Nacional de Educación Técnica (INET), formula los lineamientos, la Currícula e indica las condiciones generales, de cómo debe ser el aprendizaje de la carrera, es decir, perfiles, contenidos, avala que el título, sea oficial y de nivel superior. Luego el Ministerio de Educación de la provincia de Corrientes, adecúa algunas cosas, según su necesidad regional, a la vez provee de legislación local, por ejemplo, régimen de asistencia, para los alumnos regulares, límite de faltas etc.

SYN 5×1 RR

El instituto donde se desarrolla la tecnicatura, depende directamente del Ministerio de Educación de Corrientes.

Daniel “Toy” Rodríguez, también trabaja en el Grupo Arroz, narra que cursó hasta tercer año de la carrera de Agronomía, pero por razones económicas, tuvo que abandonar. Le interesa esta tecnicatura por el título, de acuerdo a sus cálculos, le quedan 30 años de servicio en INTA antes de jubilarse. “El titulo sería de mucha utilidad para escalar y acceder a otros puestos de trabajo dentro de la institución”.

Cabe destacar que el régimen de horarios de cursado es de 16:30 a 21 horas, todos los días hábiles de la semana.

Gustavo “Oño”, reparte su tiempo, entre el INTA, sus estudios y alguna “changa” en tareas de campo.

En sus tiempos libres, Antonio, alterna las tareas de jardinería con las de albañil; la Tecnicatura, le obliga a priorizar actividades. “Yo pierdo oportunidades de hacer dinero a partir de las changas, pero estoy convencido, que alguna vez y con el título, voy a recuperar”.

Todos manifiestan que las expectativas son grandes en este desafío al cual se han embarcado.

Hablaron también de la camaradería que genera el ámbito del estudio, las diferentes edades, compartir con compañeros que vienen de otros lugares etc.

De personal de apoyo a personal técnico

Respecto a los objetivos de la carrera, Aguiar habla las sobre las posibilidades que el personal de apoyo pueda formarse como técnico, esto les permite otras oportunidades, desarrollo personal, generan un ejemplo hacia sus familias, hasta otra forma de pararse frente a los productores.

Retomando el tema sobre el régimen de evaluaciones, Aguiar sostiene, que el conocimiento es una construcción, no es memoria y desde la Tecnicatura, lo que se busca, es crear un proceso de aprendizaje, relacionado con lo que se sabe, con lo que se hace y con lo que está escuchando.  Es más importante que respondan sobre el proceso, que sobre un dato puntual.

La idea es que lo que aprendan en matemática y otras materias, puedan aplicar a morfología vegetal, fisiología animal y por supuesto, en las prácticas profesionalizantes.

Personal de INTA como futuros técnicos superiores en gestión de la producción agropecuaria, Antonio Ubaldo, Mc Cargo; Daniel “Toy” Rodríguez; Jorge “Sugus”, Escobar; Analía Níz; Gustavo Antonio “Oño” Prieto; Marcelino “Paco”, Fernández; Gabriel Escobar Bonfantti; y Aldo Luis “Ato”, Silva Bizarro.

Gabriel Escobar Bonfantti, concluye, “quién sabe lo que depara la vida, cuando termine mi carrera, quizá se me de la oportunidad de ir a trabajar a una agencia como extensionista, porque tengo la formación, que amerita ese lugar”.

 

Fuente: INTA por Violeta Hauck

 

Tags del Articulo:
· ·
Categoria del Articulo:
Interés general