Rizoderma

Trabajo conjunto para la detección de enfermedades

2 meses atras

El INTA, la UBA y la SAF realizaron acciones conjuntas para el monitoreo de enfermedades porcinas en el territorio norte. Se tomaron muestras de sangre de 120 cerdos pertenecientes a 14 establecimientos porcinos de Luján y Exaltación de la Cruz.

El INTA Luján trabajó junto a la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Buenos Aires y la Secretaria de Agricultura Familiar en la realización de tareas de sangrado para la detección temprana de enfermedades porcinas en establecimientos de productores familiares. Durante los meses de diciembre del año pasado y febrero del corriente año, el equipo conformado por técnicos y profesionales de las mencionadas instituciones realizó actividades de sangrado en 14 establecimientos de la localidad de Luján y Exaltación de la Cruz, en total se tomaron 120 muestras.

En las tareas de sangrado se realizan extracciones de sangre a los animales mayores a 2 meses, para evaluar enfermedades existentes. Una vez que se tomaron las muestras se utilizan técnicas de centrifugado para la obtención del suero que permitirá realizar los análisis.  En este caso particular, se exploró la prevalencia de toxoplasmosis porcina, una enfermedad zoonótica que puede transmitirse desde los animales al hombre, con hospedadores intermediarios de otras especies domesticas como el gato.

Ruralnet News

Al respecto, Gustavo Tito, Director de la INTA AMBA, resaltó la importancia de este tipo de articulación ya que permiten avanzar en el trajo sobre temas de sanidad e inocuidad en la producción porcina. “Es necesario tener en cuenta que los agricultores familiares viven donde producen, en este sentido la abordar temas de zoonosis es clave. Con el apoyo de la UBA, podemos empezar a plantear que los productores de cerdo del periurbano pueden producir alimentos sanos sin poner en riesgo la salud de sus familias, ni de las personas que consumen la carne de cerdo”, concluyó Tito.

Los análisis tuvieron un costo accesible para los productores familiares de la zona, los honorarios generados se destinarán para la comprar un detector de preñez precoz por ultrasonido para uso colectivo de los productores vinculados a la actividad de INTA Luján.

La tarea se realizó en articulación con técnicos de la Secretaría de Agricultura Familiar y la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Buenos Aires. El equipo de trabajo estuvo conformado por Irma Sommerfelt, Martin Kunic, Milagros Olleac y Ariel Cogo. Los profesionales participaron en la toma de muestras y la identificación de los establecimientos donde se realizaron los estudios.

Fuente: INTA | Por: Gabriela Rita García

Tags del Articulo:
·
Categoria del Articulo:
Ganadería