Rizobacter Extremo
Syngenta Entre Textos

Tambos Stress ITH: una aplicación para prevenir el estrés calórico en las vacas

7 meses atras

Investigadores de la Universidad Nacional de Villa María desarrollaron una “app” gratuita, que permite al productor anticiparse a las condiciones ambientales que pueden afectar la producción de leche.

Investigadores villamarienses desarrollaron una aplicación gratuita de suma importancia para los productores tamberos. Se trata de Tambos Stress ITH y permite conocer el estrés calórico del ganado bovino. Esta información es clave para saber si el animal está en las condiciones óptimas en el tambo o si pueden padecer un problema de salud que afecte directamente a la producción. Los productores cuentan ahora con una herramienta práctica para hacer un seguimiento de las condiciones de temperatura y humedad que rodean al ganado.

Propuesta

Leandro Monje

Leandro Monge, docente en la Universidad Nacional de Villa María e ideólogo de la aplicación comentó que la iniciativa surgió en los primeros meses de 2016. “En el ámbito privado, me dedico a la producción lechera y una cuestión de la que se está tomando mucha conciencia en la Argentina es el impacto del estrés calórico en la cantidad de litros de leche. Comencé a tomar datos de las estaciones meteorológicas caseras y a sistematizarlos en un Excel creando reportes automáticos”, explicó el profesional.

Variables

El estréss calórico contempla las variables de temperatura y humedad. La resultante de estas dos da el ITH (Índice de Temperatura y Humedad), que arroja un valor y determina el rango del estrés calórico desde el punto de vista del animal: “Cuando un animal está con estrés calórico consume menos y eso afecta su salud, y por ende reduce la producción. No puede reducirse a cero el estrés calórico porque siempre está, pero se puede conocer si se está yendo –o viviendo- a un momento de alto impacto. Lo importante es identificar este momento para evitar la muerte de la vaca”, detalló.

Con los datos “en la mano”, la pregunta que se hicieron los investigadores fue cómo trasladar esta información a los productores: “Antes, lo enviábamos por mail, pero no era suficiente y tampoco práctico. Entonces se creó una interfaz amigable, esto es, una app para celulares que sea de fácil acceso para los usuarios. Los colores marcan los niveles de estrés y las imágenes muestran cómo debe estar la vaca de acuerdo a esos indicadores. También agregamos información extra, como definiciones, medidas que se pueden llevar adelante en cuanto a infraestructura, alimentación y demás. Todo con un sustento técnico en base a bibliografía internacional”, confirmó Monge.

Funcionamiento

La app toma registros internacionales de temperatura y humedad. Cuando el usuario indica su punto de geolocalización, la aplicación brinda información infiriendo la zona. A partir de los indicadores expuestos, el productor puede anticiparse y saber si el animal es propenso a sufrir estrés calórico o no. La app es gratuita –la creación y el mantenimiento es solventado por los investigadores– y puede descargarse de la tienda de Google Play. “Nos dimos un gusto. Es una herramienta que me hacía falta para el trabajo que realizo. Como esta app no existía, la creamos. Sólo tomamos la información que teníamos y la trasladamos a un formato amigable que compartimos con cualquiera a quien le sea útil”, dijo.

Cuando el usuario descarga la app, se tiene que registrar con un correo electrónico y llenar un breve formulario. Posteriormente se establece la zona de geolocalización de la que se quiere obtener información y comienza la sistematización de datos. “La primera versión sólo deja obtener información de un punto de interés, pero las siguientes actualizaciones permiten mantener ese punto fijo y agregar otros que el usuario desee. Los datos son en tiempo real y se sistematiza en un historial que puede configurarse para que ofrezca un reporte cada tres horas. Eso permite observar las tendencias. Los indicadores se identificaron con colores: verde significa que no hay estrés, amarillo si se está entrando en zona de estrés, rojo y lila ya son zonas de riesgo”.

A un año de la creación de Tambo Stress ITH, la app tuvo mil descargas, “cuando nos planteamos un horizonte de 500”, dice Monge. En Argentina hay nueve mil tambos, lo que podría plantear el límite de descargas de la app, aunque está en Google Play para cualquier usuario del mundo. “Es un área de la producción ganadera muy específica –la de Argentina–, pero la respuesta ha sido muy grande. En Latinoamérica, España y Estados Unidos se descargó la aplicación a partir de algunos contactos que tenemos y el ‘boca enen boca’ que genera WhatsApp”, concluye.

Fuente: Artículo de divulgación del Instituto de Ciencias Básicas de la Universidad Nacional de Villa María.

Categoria del Articulo:
Lechería · Tecnología