Rizobacter2
Rizobacter
SolMIX

Pendientes del clima

1 mes atras

Las cotizaciones en el mercado local para trigo y soja fueron las que más se movieron en el último mes. El precio del maíz casi no tuvo variaciones.

El trigo Dic/18 en Rosario tocó un mínimo de 155US$/tn, y en el último cierre llegó a 162,8 US$/tn (+7,8US$/tn). La suba resultó significativa, pero aún así, no alcanza para lograr un resultado neto que escape del quebranto para un rango de rindes de 30 a 35 qq/ha.

Syngenta Entre Textos

En cuanto al precio de la soja para la posición mayo/18 en Rosario, luego de toar un mínimo de 254,50 a principios de mes, recuperó 8US$/tn hasta los 262,5US$/tn del último cierre.

El maíz Abril/18 en Rosario tuvo mínimas variaciones en el mes. Luego de tocar un máximo de 150US$/tn, cotizó a 148US$/tn en el último cierre (21/9)

Para siembras por administración en campo propio, el trigo muestra quebrantos que pueden ser revertidos con los rindes de la soja de 2ª. No obstante, con el doble cultivo apenas se cubren los costos totales. El rinde de indiferencia para cubrir los costos totales es de del orden de 36 qq/ha en trigo, y de 15 qq/ha para la soja de 2ª. En este caso se trata de un rinde fácilmente superable si el clima acompaña.

Para el maíz los rindes de indiferencia proyectados en campo propio son del orden de 56 qq/ha. La soja de 1ª muestra rindes de indiferencia de 22 qq/ha y el girasol de 14 qq/ha.

La suba registrada en el precio a cosecha de la soja emparejó las proyecciones entre soja y maíz, que venían siendo favorables para el cereal. Ante la mayor inversión que requiere el maíz, la soja muestra un mayor retorno por peso invertido. Los resultados que llenan más el ojo son los de maíz.

El girasol muestra proyecciones apenas más bajas. Pero la plaga de la paloma en cosecha es un severo problema zonal, y le resta competitividad a este cultivo.

Para siembras en campo arrendado, los rindes de indiferencia son de 43 qq/ha en trigo, de 19 qq/ha en soja de 2ª, de 69 qq/ha en maíz, de 28 qq/ha en soja de 1ª y de 19 qq/ha en girasol.

Más allá de las proyecciones en una planilla, el principal problema en la zona son los excesos hídricos, la falta de piso, y el riesgo que tiene parte de la superficie productiva de no poder sembrarse. La imposibilidad de cosechar y de sacar grano cosechado de algunos campos por las malas condiciones puso en jaque a muchos productores.

La carrera para poder sembrar a tiempo la mayor superficie posible se juega contra los excesos hídricos, con días que se van alargando y hay mayor temperatura y evaporación, que colaboran con el lento escurrimiento de toda la cuenca del Río Quinto. Todo depende del clima. Fuente: Ambito

Tags del Articulo:
· · · · ·
Categoria del Articulo:
Sector