Rizoderma

Mejoran las expectativas de los empresarios de maquinaria agrícola

2 años atras

La mitad de los directivos del sector proyecta que mantendrá la rentabilidad y un 31% que aumentará, según un estudio de la Fundación Mediterránea.

Después de tres años durísimos, sobre todo los dos últimos que fueron los peores de la historia reciente de la industria de la maquinaria agrícola, ahora las expectativas de los empresarios del sector mejora: un 50% cree que este año, al menos, mantendrá su rentabilidad y un 31% estima que mejorará, según un relevamiento que realizaron especialistas de la Fundación Mediterránea en Córdoba.

Esta percepción contrasta con las proyecciones que tenían los empresarios en los últimos años. En el 2013, por ejemplo, más del 70% de los referentes de empresas fierreras pensaban que no iban a poder sostener la rentabilidad. En el 2014, el 66% consideró que se había reducido su rentabilidad y esa cifra trepó hasta el 71% el año pasado.

“En el 2016, las expectativas respecto de la rentabilidad cambiaron bruscamente. Hay un 31% de las firmas que esperan un incremento, un 50% que sostienen que la mantendrán y sólo un 19% que anticipan una disminución, de modo que la relación se ha inclinado hacia el terreno del optimismo”, destaca el estudio que realizaron Marcelo Capello, Marcos Cohen Arazi y Lara Cerbán, del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral) de la Fundación Mediterránea.

El trabajo se concentra en las fábricas fierreras que hay en Córdoba, que representan un tercio del total, aproximadamente, (el resto se radican en las provincias de Santa Fe y Buenos Aires) y que son fundamentales en el movimiento económico de localidades como San Francisco, Marcos Juárez, Monte Maíz y Las Varillas, entre otras.

Este cambio de expectativas llega después de un año que cerró una racha muy negativa: se terminó vendiendo la mitad que hace cinco años. Lo confirman las cifras del Informe de Coyuntura de la Industria de la Maquinaria Agrícola que en forma trimestral publica el Indec.

Ruralnet News

Según este estudio, en el tercer trimestre de 2015 -todavía se están procesando los datos del cuarto trimestre- se comercializaron 3.000 tractores, cosechadoras y sembradoras contra 7.000 unidades que se vendieron en el mismo período de 2010.

Hay rubros que salieron más perjudicados. El estudio del Ieral precisa que entre 2011 y 2015 las ventas de cosechadoras y tractores cayeron casi un 30%, pero las de sembradoras, que se fabrican casi en su totalidad en las plantas locales, casi un 60%. Los empresarios del sector le contaron a Clarín Rural que en los meses previos a la siembra del trigo era muy difícil comercializar una sembradora de granos finos por las políticas comerciales que encerraron al cereal.

“También el incremento en el rendimiento de las máquinas y la existencia de un parque de maquinarias relativamente actualizado pueden estar influyendo en la tendencia bajista de las ventas, además de aspectos coyunturales”, reconoce el estudio.

Si se considera la evolución de las ventas de máquinas nacionales, es cierto que hay un importante aumento por sustitución de máquinas importadas, pero en el marco de un mercado mucho más pequeño para estos productos.

El trabajo de la Fundación Mediterránea también analizó la evolución de la capacidad instalada en las fábricas cordobesas. En el 2011, el nivel de ocupación de las firmas líderes se ubicaba en 92%. Entre 2012 y 2013 osciló cerca del 70% y a fines de 2014 apenas superaba el 60%.

El nivel de actividad en las fábricas también es un indicador que retrocedió con fuerza. “En el primer trimestre del 2015 se registró un nivel de ocupación mínimo histórico, en torno al 56% de utilización de la capacidad instalada, que fue revertido parcialmente en los trimestres siguientes. Con cifras hasta el tercer trimestre, se puede estimar un nivel de ocupación promedio del 59%, que es el mínimo en los 7 años de medición realizados”, concluye el trabajo.

Fuente: Clarín

Tags del Articulo:
· · ·
Categoria del Articulo:
Economía y política