Rizobacter2
Rizobacter
Syngenta Entre Textos

Malezas resistentes a herbicidas: un llamado a la acción inteligente y colaborativa

8 meses atras

Diversos autores internacionales insisten en la necesidad de comprometerse y actuar interdisciplinariamente para enfrentar el problema.

Propuesta

Un rápido diagnóstico de la situación agrícola mundial indica que las malezas resistentes a herbicidas constituyen un problema de gran magnitud. Particularmente en la región, se llegó a esta situación por la adopción de un paquete tecnológico muy exitoso que involucró la incorporación de cultivos transgénicos, asociados al uso (y también “abuso”) de una única molécula/modo de acción en sistemas de producción sin labranzas: el glifosato. La adopción de este paquete desmotivó a las empresas de agroquímicos a invertir en la generación de nuevas moléculas y/o modos de acción.

En la actualidad hay 478 casos únicos de malezas resistentes a herbicidas en todo el mundo, con 252 especies (147 dicotiledóneas y 105 monocotiledóneas). Las malezas desarrollaron resistencia a 23 de los 26 sitios de acción herbicida conocidos y a 161 herbicidas diferentes. Y se reportaron malezas resistentes a herbicidas en 91 cultivos en 67 países (Heap, 2017).

Los científicos de malezas, a menudo, se centran en proporcionar información para manejar la resistencia a los herbicidas y esperan que los agricultores adopten rápidamente prácticas basadas en sus consejos. Así, plantean una serie de preguntas claves para ayudar a fortalecer la búsqueda de una solución: ¿Se escuchan las opiniones de los productores y sus asesores respecto a ideas y soluciones para mejorar la resistencia a los herbicidas? ¿Se proporciona información científica de manera clara y comprensible, con datos sobre costos y beneficios económicos a corto y largo plazo en relación a la implementación de prácticas de resistencia?

Los métodos de divulgación actuales para efectuar cambios en la gestión de la resistencia a los herbicidas son insuficientes. Los científicos de malezas deben desarrollar asociaciones interdisciplinarias y utilizar enfoques diversos para abordar el problema. El sistema de producción debe ser evaluado y adaptado continuamente, en base a una investigación sólida sobre las malezas y a un enfoque para la resolución de problemas que incluya también la dimensión humana (Asmus y Schroeder, 2016).

Por su parte, Coble y Schroeder (2016) también comprometen e invitan a los actores involucrados con el sector agropecuario a tomar conciencia e iniciar acciones para un manejo de malezas con resistencia a herbicidas.

Fuente: Aapresid

Tags del Articulo:
· · ·
Categoria del Articulo:
Agricultura