Rizobacter
PB_20

La siembra directa abre las puertas de Sudáfrica

3 meses atras

En el marco de la exposición agropecuaria “Nampo Haverst Day” fue refrendado el Convenio de Cooperación de Campos Experimentales que posiciona a la Argentina como proveedor de tecnologías para la implementación de esta técnica en territorio sudafricano.

La experiencia de más de 30 años que posee la Argentina en sistemas de producción sustentables, con la siembra directa como principal herramienta, se ha convertido en un foco de atención para distintos países del mundo que pretenden mejorar su productividad. Tal es el caso de Sudáfrica, donde la técnica va ganando cada vez más terreno. Allí, en el marco de “Nampo Haverst Day”, la exposición más importante de maquinaria agrícola y ganadería de Sudáfrica desarrollada entre el 16 y el 19 de mayo en la ciudad de Bothaville, se refrendó el Convenio de Cooperación de Campos Experimentales a partir del cual la Argentina aporta el know how y los insumos para el desarrollo de la siembra directa en ese territorio.

El convenio original está suscripto entre la entidad organizadora de Nampo, GRAIN SA, el INTA, CITEDER y CAFMA. Se trata de un acuerdo que ya va por su tercera renovación (el texto original se firmó en el año 2008) y significa una alianza estratégica que abre las puertas del continente sudafricano a la exportación de maquinaria nacional. “La tecnología argentina realmente es muy bien recibida en Sudáfrica y hay mucho potencial de crecimiento, tanto en la extensión de conocimiento como en el desarrollo comercial de distintas empresas que puedan traer sus productos”, comenta Rodrigo Ramírez, gerente general de Expoagro, que se incorpora este año al convenio de “Campos Experimentales”.

De esta manera, Expoagro amplía el acuerdo de cooperación que tiene con Nampo y se suma a este nuevo desafío articulando misiones de empresarios y proveyendo la infraestructura para que se desarrollen reuniones y encuentros que tengan como fin promover el uso de la tecnología. A su vez, Expoagro aporta la difusión de los resultados que se vayan obteniendo a lo largo del proceso de trabajo. “Hemos sido invitados a participar con el fin de servir de articuladores y promotores de lo que se está haciendo en el marco de la adaptación de tecnología argentina en Sudáfrica. Esto coincide con la estrategia internacional que tenemos desde Exponenciar”, agrega Ramírez.

En 2016, Sudáfrica importó maquinaria agrícola y silobolsas desde la Argentina por un valor de 2,23 millones de dólares. Para el embajador argentino ante ese país, Javier Esteban Figueroa, la ampliación de este convenio de cooperación “es sumamente importante en tanto abre la posibilidad de que Argentina transfiera una tecnología que puede transformar radicalmente la productividad del sector agrícola sudafricano y a su vez amplía las posibilidades de exportación a ese mercado”.

Otras de las entidades que se suman a partir de este año al convenio de Campos Experimentales son la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional, dependiente del Ministerio de Producción de la Nación, y Santa Fe Global, una agencia que remite al Ministerio de Producción de la provincia de Santa Fe. “Ahora hay que redoblar la apuesta y tener un compromiso aún mayor. Se van a realizar visitas más periódicas durante el año a este mercado. Además, hay que traer a la gente de Sudáfrica a la Argentina para juntarlos con el INTA y principalmente con las empresas argentinas para colaborar en este intercambio comercial. Nuestro país tiene un potencial muy grande con la siembra directa y todos sus implementos”, asegura Andrés Superbi, de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional.

Por su parte, Carlos Braga, presidente de Santa Fe Global, pone como ejemplo a seguir este tipo de acuerdos a la hora de conquistar mercados externos para la Argentina. “Esto es lo que buscamos en todos los sectores de la provincia: abordar mercados de manera sustentable. Hay que trascender las cuestiones económicas, competitivas o cambiarias, y entender que la compra de una máquina va a estar dada por la solución integral que se le vaya a dar al usuario final”, agrega el funcionario provincial.

Argentina en Nampo

En la última edición, “Nampo Haverst Day” contó con una nutrida presencia de marcas nacionales y un pabellón argentino de 1296 m2, coorganizado por el banco ICBC y Expoagro. Allí se exhibieron maquinarias de Apache, Metalfor y Mainero. Además, las firmas Akron, Laurik International, Rizobacter Argentina S.A., IPESA, Ombú, Gherardi, Aurea Imaging SRL, Crucianelli y PLA tuvieron presencia institucional.

Pero la transferencia de tecnologías para la siembra directa es la línea de trabajo que genera más expectativas. Hasta el momento se establecieron cuatro campos de productores sudafricanos para mostrar las ventajas del sistema productivo argentino. Los ensayos, que obtuvieron rendimientos que igualaron o superaron los alcanzados por el sistema tradicional, se realizaron en maíz, soja, girasol y sorgo.

“Esto comenzó con una patriada que tuvimos CAFMA, INTA y la Fundación CITEDER para demostrar los beneficios de nuestro paquete tecnológico y que las máquinas argentinas también eran importantes”, relata María Borghi, gerente de la Fundación CITEDER.

“Estamos muy contentos porque la Argentina tiene la posibilidad de vender su know how y sus conocimientos en siembra directa, y a raíz de eso, luego, vender la maquinaria y tecnología. Me parece que es muy importante porque se trata de un país con un potencial muy grande y que además significa la puerta de entrada para poder avanzar sobre la región”, sintetiza Raúl Crucianelli, titular de CAFMA.

Como broche de oro a la firma del convenio de “Campos Experimentales”, el sábado 20 de mayo, un día después de finalizada la feria de Nampo, se realizó por primera vez una dinámica agrícola sobre prácticas de siembra directa en Middelburg, al noreste del país. Las empresas argentinas de maquinaria agrícola Apache y Mainero participaron de las demostraciones sobre “Tecnología de Siembra Directa y Agricultura Sustentable” en el establecimiento “Kekrom”, del productor Ericksen Vilhelm.

En Sudáfrica ya trabajan 130 sembradoras de la empresa argentina Apache, también se utilizan cabezales maiceros y girasoleros, silobolsas y otros insumos locales. El próximo paso, y la apuesta hacia futuro, es introducir tecnología y agricultura de precisión de fabricación nacional.

Fuente: Prensa ExpoAgro

Comentar La siembra directa abre las puertas de Sudáfrica

Categoria del Articulo:
Tecnología