Rizobacter Extremo
Syngenta Entre Textos

INTA refuerza su intervención en el debate por el ordenamiento territorial

1 semana atras

En medio de amenazas de recortes, desde el ente aseguran que seguirán trabajando por las demandas del sector.

Propuesta

La Estación Experimental Oliveros del Inta continúa con sus líneas de investigación destinadas a profundizar modelos de producción sustentables, al tiempo que refuerza su intervención en el debate público sobre el ordenamiento territorial y la problemática de convivencia entre lo urbano y lo rural en los periurbanos. En medio de un clima enrarecido por la amenaza de recortes presupuestarios, el director de la unidad, Alejandro Longo, ratificó que seguirán atendiendo las demandas del territorio hasta que se decida lo contrario.
El director del Inta Oliveros hizo foco en una serie de ejes transversales, que apuestan “a la intensificación de los sistemas agrícolas en forma sustentable, siempre en la búsqueda de articular sustentabilidad con aumento de producción”.
Uno de los ejes tradicionales es la defensa del sistema de producción mixto. “Creemos que la ganadería tiene un lugar en nuestros campos de alta productividad, hemos alineado el campo de producción de la experimental a ese tipo de producción, hemos aumentado la carga de la hacienda”, dijo.
De hecho, se realizó en la Sociedad Italiana de Alcorta una jornada de integración de la agricultura y la ganadería, organizada por la estación Oliveros.
La relación, muchas veces conflictiva, ente lo urbano y lo rural, también mantiene ocupados a los investigadores y técnicos del Inta Oliveros. Buena parte de las intervenciones, explicó Longo, pasan por el “asesoramiento a decisores políticos en temáticas” relacionadas con la aplicación de agroquímicos y las tensiones que generan en el periurbano.
Los especialistas también participan de los debates sobre ordenamiento territorial.
“Es una línea muy importante de trabajo para nosotros, colaboramos con la gente de la Municipalidad de Rosario que está en el Ente de Coordinación Metropolitana (Ecom), en el plan de ordenamiento territorial de 23 localidades del Gran Rosario, del cual también participa la provincia”, señaló el director de la experimental.
Indicó que en 12 localidades, en las que trabajaron para hacer planteos productivos, “ya está el plan de ordenamiento territorial, que va más allá de lo agrícola”. Ahora, señaló Longo, “se trabaja para validarlo con dirigentes locales”.
Hace tres años, la estación Oliveros organizó un módulo de producción agroecológica de 34 hectáreas, agrícolo ganaderas, sin aplicación de agroquímicos. “Empezamos a tener unos resultados y la realidad es que tenemos que seguir profundizando esa línea de trabajo, venimos tratando de hacer una agricultura en la que haya menos uso de insumos externos”, explicó.
Longo indicó que los primeros resultados generan “dudas y certezas”, aunque destacó que se vienen registrando avances. “Vamos a cosechar ahora un trigo que no tiene ningún agroquímico sintético, pero este módulo es de cultivos intensivos, combinado con ganadería, es un módulo de transición agroecológico”, señaló.

—¿Estas líneas están en riesgo por recortes presupuestarios?
—La realidad es que nosotros le damos para adelante con la demanda del territorio y, si vienen cambios, los veremos. Lo que tengo claro es que el Inta como institución tiene 61 años de historia, esta no es la primera crisis que le toca pasar, y siempre se supo adaptar.
En el marco de la política de ajuste estructural que organiza el gobierno nacional, el organismo tecnológico quedó en la mira. Tanto por los recortes al presupuesto como, incluso, por las versiones de medidas más drásticas respecto de esa dependencia.
A mediados de noviembre, todos los directores regionales y de centros de investigación del organismo firmaron una carta en la que rechazaron un ajuste de personal. El riesgo surgió de un análisis que se hizo sobre las conclusiones de un informe del Ministerio de Modernización.
“Sin embargo, para hacer nuestra contribución a uno de los grandes desafíos del gobierno nacional, que es transitar el camino hacia la pobreza cero y a la vez, ser el supermercado del mundo, necesitamos un Inta con un presupuesto acorde y a la altura de esos desafíos”, señaló la misiva.
Advierten allí que “un Inta con menos personal y sin un presupuesto acorde no podrá cumplir con los grandes desafíos que se trazó en su Plan Estratégico Institucional 2015-2030, aprobado por nuestro Consejo Directivo Nacional”.
El día de su asunción, el nuevo ministro de Agroindustria, Miguel Etchevehere, aseguró que no habrá reducción de personal en el Inta y el Senasa. “Son dos organismos claves para ser el supermercado del mundo: uno por investigación, que es el Inta, para que la tecnología llegue a la mayor cantidad de productores y, por el otro lado, el Senasa que es indispensable para que nuestros alimentos tenga un sello de calidad en el mundo”, dijo.
En el caso de todo el Inta Santa Fe, Longo explicó que la dotación de personal se mantuvo estable, en 400 trabajadores, durante los últimos ocho años. En Oliveros el plantel es de cien personas.
“Hubo bajas por jubilaciones y algunas renuncias”, dijo, y explicó que de cara a tres años habrá 15 jubilaciones. “Es una proporción importante, necesitaríamos reponer eso”, señaló. Fuente: La Capital – Por: Alvaro Torriglia

 

Categoria del Articulo:
Economía y política