Microstar PZ

El stock ganadero de Corrientes sigue marcando una caída

Bunge TC
6 meses atras

La vacunación antiaftosa finalizada en diciembre de 2017 reflejó una baja de más de 200 mil cabezas en el stock ganadero de la provincia. Las cuestiones climáticas del año pasado condicionaron fuertemente a la actividad. No obstante, la caída del rodeo se viene acentuando hace dos años.

En la provincia de Corrientes las cuestiones climáticas condicionan desde hace un par de años la producción ganadera provincial. Los números de la última campaña de vacunación contra la fiebre aftosa, finalizada a fines del año pasado, arrojaron un déficit interanual de más de 200 mil cabezas en el rodeo provincial. Y si vamos dos años atrás, en diciembre de 2015 en Corrientes había 400 mil cabezas más que en la actualidad.

Las campañas de vacunación contra la aftosa siempre dejan números para analizar. Y era esperable una marcada diferencia entre el stock de diciembre 2016 y el de fines del año pasado, por las inundaciones que afectaron a la producción ganadera en el Noroeste de Corrientes y la costa del río Uruguay; y la sequía de la primavera del año pasado en el Centro-Sur de la provincia.

Siempre tomando como referencia las segundas campañas del año, en las cuales se vacunan todas las categorías del rodeo provincial –en las primeras se exceptúan vacas y toros-, entre octubre y diciembre de 2017 se vacunaron 4.985.290 cabezas, Comparando ese número con diciembre de 2016, cuando se habían vacunado 5.187.166 cabezas, el déficit en el stock ganadero provincial supera las 201 animales.

Desde la Fundación Correntina para la Sanidad Animal (Fucosa), entidad encargada de la vacunación, señalaron que la diferencia estaba dentro de las previsiones. Sin embargo, alertaron que la caída del stock viene en aumento, ya que si se comparan la segunda vacunación de 2017 con igual operativo de 2015, la diferencia asciende a unas 400 mil cabezas.

“Estábamos en el segundo lugar en stock ganadero a nivel país, pero ahora debemos haber caído al tercer o cuarto lugar”, explicó Ignacio Martínez Álvarez, presidente de la Fucosa.

SY 1561 IPRO

Las razones de este déficit en el stock vacuno están estrechamente ligadas al clima. Martínez Álvarez explicó que en el año 2016 la provincia enfrentó un invierno muy duro, donde las preñeces y pariciones no estuvieron en los niveles esperados. Sumado a esto, el año pasado una buena parte de la provincia debió atravesar un exceso de lluvias que produjo mortandad de hacienda, bajos niveles reproductivos, y también un éxodo de animales hacia otros campos para salvarlos de morir ahogados.

“Este año, más allá de las inundaciones, no tuvimos un invierno duro en la provincia; pero nos agarró una primavera seca y lo que va del verano temperaturas altísimas y mucha sequía; eso repercute de manera negativa en la actividad”, explicó el titular de la Fucosa al diario El Litoral.

No obstante a esto, Martínez Álvarez explicó que la caída en el stock se dio en todas las delegaciones regionales que tiene la entidad y fue pareja en todas las categorías. “La cantidad de cabezas viene bajando parejo en todas las categorías, no es que el ternero se resiente más”, comentó el productor y dirigente curuzucuateño.

En este sentido, la información que manejan en la Fucosa sobre el comparativo de las segundas campañas 2016 y 2017, señala que las categorías con mayor déficit en la última vacunación son las vacas, novillos, novillitos y vaquillonas.

“Terneros hay 3.500 menos y terneras 11.400 menos. Después tenemos 44 mil vacas  menos; 45 mil novillos menos, 48 mil novillitos menos. La diferencia puede ser por mortandad, pero también puede ser por ventas, fue un año con mucha carga impositiva para el sector”, explicó el titular de la Fucosa.

 

Tags del Articulo:
· · ·
Categoria del Articulo:
Ganadería