Microstar PZ

Destilador de agua solar

Bunge PB
9 meses atras

En la región NEA se evalúa el funcionamiento de un sistema de destilado de agua para consumo familiar mediante energía solar.

Cuando pensamos en energías renovables, en nuestras mentes se cruzan distintas imágenes que van a variar de acuerdo a la región geográfica donde residamos o a lo que conocemos a través de los medios de difusión.

El IPAF Región NEA lleva adelante una prueba de validación de un sistema de destilado de agua mediante la incidencia de los rayos solares como tecnología apropiada para la remoción de sales en exceso y bacterias en solución en aguas para consumo humano.

¿En qué consiste esta tecnología? Su principio de funcionamiento es el mismo que se utiliza para destilar agua mediante calor, con la particularidad de que, en este caso, la fuente calórica es el sol.

En esta experiencia se valida un destilador solar de caseta, de los más difundidos en el mundo. Cuenta con una bandeja que contiene el agua, preferentemente de color negro por sus cualidades térmicas, y una cubierta de material semitransparente.

La forma de la bandeja y cómo atrapa el calor proveniente de la energía solar los hace parecidos a un pequeño invernáculo, de ahí que se los nombre “destiladores de invernadero”.

¿Cómo funciona? La bandeja tiene forma rectangular y escasa profundidad, y contiene una delgada lámina de agua con sales herméticamente cubierta con un vidrio o plástico transparente. La radiación del sol atraviesa la superficie traslúcida y calienta el agua a temperaturas de hasta 600 centígrado y la evapora. Este vapor se condensa al tomar contacto con la superficie del vidrio o plástico, que se encuentra a menor temperatura.

Se forman así pequeñas gotas que se deslizan por el plano inclinado hasta los canales recolectores. El agua condensada se halla desprovista de sales y de microorganismos.

– Se aprovecha la energía solar para desalinizar el agua- 

SY 4×1 RR

Existen diversos sistemas y medios para destilar agua. ¿Por qué evaluar éste en el nordeste argentino? Al respecto, Arauco Schifman, investigador referente de agua del IPAF Región NEA, explica que “existen antecedentes de utilización de la tecnología presentada en ambientes áridos o semiáridos donde las precipitaciones son escasas, que limitan la cantidad de opciones de abastecimiento de agua en cantidad para la población además de su calidad. En regiones subhúmedas o húmedas también puede existir la necesidad de utilizar esta tecnología, no por la falta de agua en cantidad, sino por el exceso de sales de fuentes normalmente utilizadas por la población para abastecerse para el consumo, el uso del agua de lluvia a través de métodos de recolección y almacenamiento, no es eficiente”. Cabe señalar que en Argentina existe una amplia zona de presencia de arsénico geológico que afecta la saludo de las personas.

“En estos casos se ve como posible el uso de destiladores solares para eliminar sales provenientes de fuentes superficiales o subterráneas, y mezclar el agua obtenida con la recolectada de precipitaciones, para obtener una menor carga salina del recurso”, agregó el ingeniero agrónomo, quien participa del Proyecto Específico “Manejo y gestión integral del agua con fines múltiples en secano” del programa nacional homónimo. Esta experiencia forma parte de un trabajo en articulación con la Estación Experimental l Las Breñas (EEA-INTA), cuyo referente es la Ing. Agr. Gabriela Faggi.

En cuanto a esta tecnología en particular, Arauco añadió que “se eligen este tipo de artefactos por el impacto que tiene en la zona la energía solar como fuente renovable y de gran magnitud por las latitudes exploradas y la intensidad de los rayos solares, aún en épocas fuera del período estival”.

Si bien estos destiladores pueden adquirirse en el mercado, nuestros Institutos tienen como uno de sus objetivos validar tecnologías apropiadas y asequibles por parte de los agricultores familiares con materiales disponibles en la zona y de bajo costo.

En este sentido, 2017 fue declarado “Año de las energías renovables” por la Presidencia de la Nación; a la vez la UNESCO propuso para este mismo período que el lema del Día Mundial del Agua (22 de marzo) haya sido “Aguas residuales”.

¿Por qué mencionamos esto? Porque, además, este tipo de tecnologías a pequeña escala puede ser útil en un contexto de priorización del tratamiento de este tipo de fuentes.

“Todos los años, UNESCO establece un tema de reflexión para celebrar el Día Mundial del Agua. En 2017, la propuesta es “Aguas Residuales” para hacer hincapié en su reducción y reúso, en tanto fuente potencialmente asequible y sustentable de agua, energía, nutrientes y otros materiales recuperables”, informa este organismo de la Organización de Naciones Unidas (ONU) con sede en París, Francia.

El destilador se encuentra en etapa evaluatoria, tanto en su capacidad de destilado en nuestra región, medida en litros por día (lts/d), como en su posibilidad de fabricación a bajo costo con los materiales disponibles en comercios del rubro y por el propio agricultor familiar.

Fuente: INTA | Por: Pablo Gabriel Ramos

Tags del Articulo:
· ·
Categoria del Articulo:
Tecnología