Rizoderma

Deficiencia de fósforo en la pequeña empresa ganadera

4 meses atras

En la provincia de Corrientes los estudios realizados por el INTA han permitido conocer la existencia de la deficiencia de fósforo y de sodio en los pastos que consume el ganado. Esta deficiencia tiene como consecuencia que el animal en pastoreo no consigue abastecerse de la cantidad necesaria para el correcto funcionamiento del organismo.

Características de la deficiencia

La deficiencia de fósforo tiene las siguientes manifestaciones:

• La vaca enferma (vaca ¨chichaca¨) es un animal que pierde estado corporal, enflaquece y sus huesos pierden los minerales – se descalcifica- deformándose (se encorva) y finalmente no se levanta más y muere.

• El animal come objetos extraños (piedras, masca huesos que encuentra por el campo)

• En la vaca sana se producen cambios que no podemos ver (subclínicos), pero que afectan la producción de ese animal.

o El apetito disminuye, por lo que la vaca come menos pasto.
o Los terneros, novillitos y vaquillas aumentan poco de peso.
o Las vacas se preñan menos y destetan terneros más livianos.

En la deficiencia de sal (sodio) por otra parte no se ven animales enfermos, pero también está afectada la producción porque disminuye el apetito y hay menor ganancia de peso de la recría.
Resultados de ensayos de suplementación

En la Estación Experimental Agropecuaria INTA Mercedes se realizaron numerosas experiencias para observar la forma de corregir estas carencias de minerales. Para esto se formuló un suplemento mineral que contenía sal y una fuente de fósforo. Hoy en día esta fuente puede ser ceniza de huesos o un fosfato.

El suplemento mineral debe tener un contenido mínimo de fósforo de 6% y un 50% de sal y se recomienda que se lo suministre a voluntad durante todo el año.
Los resultados obtenidos al probar la suplementación con esta mezcla permitieron mejorar la producción de los animales.

Ruralnet News 2

En novillos en pastoreo sobre campo natural la ganancia de peso anual aumenta por efecto de la suplementación, pasándose de 69 kg /animal/año en los animales sin suplementación a 112 kg/animal/año, una diferencia de 43 kg/año, que se logró con un consumo de 20 kg/año de mezcla mineral. Esto representa una respuesta de 2 kg de carne por kg de mezcla consumida, relación que se ha observado en otros estudios hechos por la EEA Mercedes y la EEA Corrientes.

No hay mucha información de la suplementación con sal sola, pero un estudio realizado en la EEA Corrientes demuestra que la ganancia de peso de vaquillas en recría suplementadas con sal sola fue 20 kg/animal/año mayor que en el lote no suplementado.

En vacas de cría se ha observado un aumento de la preñez al suplementar con mezcla mineral, pasándose de un 36% de preñez en el rodeo no suplementado a un 71% en el rodeo suplementado.
Resultados del ensayo en pequeños productores del departamento Mercedes

El momento más crítico para la vaca de cría es cuando la vaca está amamantando a su ternero, ya que la leche tiene mucho fósforo, aproximadamente un gramo por litro. Esta salida de fósforo del animal, maximiza la deficiencia y no permite que la vaca cicle y se preñe.

En las condiciones de los productores de los parajes del departamento Mercedes, la AER Mercedes propuso probar el efecto de una suplementación mineral estratégica que cubra los mayores requerimientos de la vaca en lactancia, con el objetivo de aumentar la preñez con tecnología de menor costo, permitiendo la sustentabilidad de la producción.

El ensayo se llevó a cabo en tres establecimientos durante cuatro años, desde 2000 a 2003. En cada uno, se manejaron dos lotes de vacas, una que se suplementaba con una mezcla mineral de fósforo y sal y otro que no recibía suplemento. La suplementación se hacía a partir del mes de octubre hasta el mes de febrero para que sea más económica, comparado con suplementar todo el año. La experiencia se realizó con 331 vacas, 176 comprendió el lote suplementado y 155 las vacas que no recibieron suplemento mineral

Los animales comieron en promedio 110 g de suplemento por animal/día durante los 4 meses que duró la suplementación. Un total de 13 kg/año.

La evolución de la preñez en los años que duró el ensayo se muestra en las Figuras 1, 2 y 3 que muestran los resultados al tacto rectal que se obtuvieron en los tres campos que terminaron los 4 años de ensayo.

En todos los campos se vieron resultados positivos a la suplementación, aunque hubo variación entre años en los mismos. Considerando la totalidad de los datos, el índice de preñez fue mayor en los lotes suplementados, alcanzando el 59% comparado con el 44% que se logró en los lotes no suplementados. Este resultado permite concluir que la suplementación mineral durante 4 meses, en el momento de mayores necesidades de la vaca, permite aumentar el porcentaje de preñez de los rodeos y mejorar los ingresos del productor, logrando 1 ternero más cada 10 vacas pagándose fácilmente el suplemento que se usa.

Estos resultados no reflejan el potencial productivo de un rodeo de cría en la zona, donde la suplementación continua del rodeo durante todo el año permite mejorar la recría de la vaquilla y sostener la productividad de las vacas en los sucesivos ciclos productivos, aunque de esta forma se adapta una tecnología de procesos a las condiciones socio productivas de la pequeña y mediana empresa ganadera con impacto económico y productivo en los mismos.

Fuente: Prensa INTA Mercedes

Tags del Articulo:
· · ·
Categoria del Articulo:
Ganadería